¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Este gráfico muestra los éxitos y fracasos del coche eléctrico de las grandes marcas en los últimos 6 años

No hay ningún tipo de duda de que el coche eléctrico vive una época de crecimiento que parece imparable. A pesar de la desaceleración de la demanda, los últimos años han servido para popularizar una tecnología que todavía tiene muchísimo margen de crecimiento. Eso sí, no todas las marcas han crecido de la misma forma, y este gráfico de coches eléctricos producidos entre el 2018 y el 2023 lo deja en evidencia.

El último informe de resultados de Tesla le ha servido a la compañía norteamericana para sacar pecho y presumir de lo logrado en el último lustro. Un trabajo que le han servido para ser la referencia absoluta en la producción y venta de coches eléctricos. Eso sí, las previsiones del 2024 muestran un panorama un tanto diferente y las cifras del primer trimestre no han sido positivas para Tesla, con una caída de sus ventas en un 8,5%.

El último trimestre del 2023, además, sirvió para aupar a su gran rival BYD al primer puesto del ranking de marcas que más coches eléctricos venden a nivel mundial. No obstante, los chicos de Elon Musk han comenzado el año batiendo a su contrincante chino, a pesar de ver reducidas sus cifras de ventas entre enero y marzo de 2024.

Coches eléctricos producidos por las principales marcas entre 2018 y 2023. Gráfico: Tesla.

Tesla, número 1 absoluta del coche eléctrico

El gráfico habla por sí solo: si nos remontamos al año 2018, Tesla ya lideraba el ranking de marcas que más coches eléctricos vendía. Pero lo sorprendente es su ritmo de crecimiento desde entonces. En 2019 rozaron las 400.000 unidades producidas, barrera que rompieron en 2020 a pesar de la pandemia por coronavirus, que fue un punto de inflexión. Tesla rompería la franja de las 800.000 unidades en 2021, la de los 1.200.000 en 2022 y la de los 1.600.000 en 2023. Musk aspiraba a llegar a los 2 millones, pero parece que en el corto plazo no lo conseguirá.

Fijémonos ahora en su gran rival BYD, que ya en 2018 mostraba fortaleza, aunque solo en China, y remaba por detrás del trío Renault-Nissan-Mitsubishi. Tras el 2020 fatídico por la pandemia, su ascenso ha sido espectacular, inigualable. Y su expansión por Europa no ha hecho más que empezar. La tendencia nos dice que Build Your Dreams se impondrá tarde o temprano en el mercado de los coches eléctricos, es cuestión de tiempo.

En tercer lugar nos encontramos al Grupo Volkswagen que, a pesar de que ha crecido de forma constante con el paso de los años, lo ha hecho a un ritmo menor al esperado, hasta el punto de no haber superado aún la barrera de las 800.000 unidades producidas de coches eléctricos.

Tesla y BYD son, con diferencia, los dos grandes productores mundiales de coches eléctricos.

Le siguen en el ranking otro de los gigantes chinos, GAC, seguida del Grupo Hyundai, que ha visto frenada su expansión en 2023, aunque sigue en el Top 5. Le siguen muy de cerca General Motors, que ha pasado de las últimas posiciones a pelear por las más altas en apenas un año, y el Grupo BMW, que está a las puertas de presentar su tan ansiada generación de vehículos Neue Klasse.

Los chinos Geely y SAIC, además de los antes mencionados de la Alianza, todavía están por delante de Stellantis, que cuenta con un gran conglomerado de marcas pero que no termina de despegar en el mercado de los coches eléctricos, y ya han amenazado con dar marcha atrás si la situación no mejora.

A partir de 2029 se venderán más coches eléctricos en Europa que diésel y gasolina combinados

Opinión

Sin duda, el mercado chino ha sido clave para que todos estos protagonistas hayan podido crecer de esta manera en el mercado de los coches eléctricos, especialmente en Tesla, BYD y el Grupo Volkswagen. Con Europa y Estados Unidos a la zaga en este apartado, el gigante asiático ha sido y será fundamental en esta primera fase de implantación de los coches eléctricos puros.

Veremos cómo afecta la desaceleración de la demanda y los últimos aranceles adicionales en Europa a todos ellos, especialmente a los gigantes chinos. BYD, GAC, Geely, SAIC… pero también a marcas europeas como BMW, MINI o Renault, que fabrican coches eléctricos en China y los importan aquí a Europa.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame