¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Xpeng G6 ya está e Europa. Una atractiva y completa propuesta que puede fracasar por culpa de los aranceles

El fabricante chino Xpeng Motors ha comenzado la comercialización en los principales mercados de su gran apuesta para Europa. El G6. Un SUV compacto que se meterá de lleno en el segmento del Tesla Model Y, con un precio más atractivo y unas características que las primeras pruebas lo colocan por encima del modelo americano. Pero los aranceles pueden echar por tierra sus aspiraciones.

Y es que el precio es un elemento crucial para muchos clientes. También está la cuestión del diseño, equipamiento, eficiencia y sistema de carga. Pero si la primera fracasa, las posibilidades se reducen drásticamente.

Los primeros medios han podido completar las pruebas del G6 en Europa. Unos test que han tenido muy buen resultado con un modelo del que destacan elementos como su producción usando un sistema de prensado similar al que propuesto por Tesla. Una Giga Casting que permite reducir los costes y simplificar la producción, todo optimizando el espacio disponible.

En el aspecto del diseño, el G6 no es un modelo que haga girar las cabezas a su paso. Eso a pesar de que sus primeros modelos de prueba están dotados de un poco atractivo, pero extremadamente llamativo, color naranja. Un aspecto redondeado y limpio, que como todos, es cuestión de gustos, pero que no le permiten precisamente destacar frente a sus rivales.

Pero donde sí destaca el G6 es en su equipamiento interior y tecnológico. Y es que Xpeng quiere situarse en un segmento premium por encima de una más minimalista y parca Tesla. Los asientos, por ejemplo, cuentan con calefacción y ventilación (los delanteros) pero los traseros además pueden inclinarse hasta 38.4 grados. Lo que permite poder viajar más cómodamente en las plazas posteriores. También pueden plegarse totalmente, para crear una gran zona plana, en la que, por ejemplo, poder tirar un colchón y descansar en los viajes más largos.

En configuración estándar, el G6 ofrece un volumen de carga de 571 litros en el maletero trasero, cifra que puede crecer hasta los 1.374 litros con los respaldos de los asientos traseros abatidos.

El sistema de ayudas a la conducción es una de las grandes estrellas de Xpeng. Cuenta con un completo conjunto que combina sensores ultrasónicos de alta precisión (milimétricos, según Xpeng) en los parachoques, pero también con una cámara delante, otra detrás y otra más en la parte superior del parabrisas y otras dos a cada lado en la unión de las aletas y las puertas delanteras. Como veremos, todo esto resulta valioso tanto en las funciones de asistencia de nivel 2+.

El resultado es un sistema de conducción autopilotada que funciona de forma sobresaliente, incluso en zonas de carretera sin pintar, donde otros, como el Autopilot de Tesla, no pueden trabajar.

Un Xpeng G6 cuyo sistema de conducción autopilotado cuenta de serie con cambio de carril autónomo, que tiene que habilitarse con el intermitente, y también un excelente sistema de aparcamiento automático, que ha sorprendido a los probadores por la velocidad de su ejecución.

Un G6 que como recordamos, contará con tres versiones: RWD Standard Range, que combina un motor de 258 CV (190 kW) con una batería LFP (litio-ferrofosfato) de 66 kWh, suficiente para homologar una autonomía de 435 km WLTP. La RWD Long Range llega a los 286 CV (210 kW) de potencia, con batería de 87.5 kWh, que le proporciona un alcance de 570 km WLTP. La versión Performance llega a los 350 kW (476 CV) con la misma batería que la Long Range, pero la autonomía se queda en los 550 km WLTP.

Por comparar, un Model Y RWD anuncia 455 km WLTP, mientras que el Model Y Long Range RWD logra 600 km WLTP, y la versión Long Range Dual Motor logra 533 km, por los 514 km de la Performance, la más deportiva.

Como vemos, el G6 es muy competitivo, algo que extiende a un sistema de carga que, sobre el papel, debería sacar partido a su arquitectura de 800V. Xpeng anuncia una potencia máxima de 215 kW para la batería “estándar”, una cifra muy llamativa para un pack LFP, mientras que la de mayor capacidad, con química NCM, podrá llegar a un pico de 280 kW, que le permiten pasar del 20 al 80% en menos de 20 minutos. Algo que, de nuevo, le colocan por encima del Model Y.

La cuestión clave son los precios. Y es que el Xpeng parte por debajo del Model Y en Europa. La versión estándar arranca en los 42.990 euros, mientras que la RWD Long Range y AWD Performance lo hacen desde 47.990 y 51.990 euros respectivamente.

Eso si, en algunos mercados, como Francia, el G6 no puede acceder a las ayudas públicas supeditadas a una producción dentro de Europa. También está la cuestión de los nuevos aranceles, que impactarán directamente en el coste de importar los coches desde China.

Sobre este punto, la marca no cierra ninguna puerta al futuro, ni siquiera la posibilidad de localizar la fabricación del G6 y del G9 en Europa. Una marca que se está expandiendo a nivel comercial por Europa, con 15 puntos de venta en Francia y el objetivo de llegar a los 35 para finales de 2024 y los 55 para 2025.

Incluso han abierto un gran centro de almacenamiento de recambios de 2.500 m² para poder atender la demanda de los distintos concesionarios radicados en Europa. Una apuesta decidida por nuestro mercado, donde tiene mucho trabajo por delante para dar a conocer su propuesta.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame