Nissan, Toyota y Honda unen fuerzas para apoyar el hidrógeno en Japón

Nissan, Toyota y Honda unen fuerzas para apoyar el hidrógeno en Japón


Toyota, Nissan y Honda han llegado a un acuerdo para colaborar en la expansión de la red de distribución de hidrógeno para vehículos de pila de combustible.

El objetivo es facilitar las ventas de vehículos a hidrógeno. Algo para lo que es importante no sólo para lanzar productos interesantes, si no también es necesario el desarrollo de una mínima infraestructura de estaciones de servicio.

 

2016-toyota-mirai-hidrogeno-5

Uno de los principales problemas que se encuentra la tecnología es la dificultad para realizar las instalaciones necesarias de este tipo de estaciones. El otro problema es el económico. Para ayudar en este segundo punto, el gobierno japonés pondrá sobre la mesa una importante cantidad de dinero para ayudar a los fabricantes a que amplíen de la forma más rápida la red de repostaje.

Detrás de este apoyo están las fuertes inversiones que han realizado los fabricantes japoneses en esta tecnología. Una inversión que les ha permitido colocarse a la cabeza en cuanto a desarrollo, y que ahora quieren amortizar con el ejemplo como estrategia. Si funciona en Japón, podrá funcionar en otros mercados.

ALTVEHICLES

De este acuerdo llama la atención la presencia de Nissan. Un fabricante que ha apostado todo por los coches eléctricos a batería, que no quiere quedarse fuera de una de las alternativas de movilidad sostenible que poco a poco deja atrás su aura de futuro, para convertirse en una realidad.

La cuestión ahora es si la apuesta de los fabricantes japoneses ha llegado demasiado tarde. La respuesta la tiene el mercado, que determinará si el coche a hidrógeno a nivel particular es o no una alternativa viable.

Compártelo:

15 comentarios en «Nissan, Toyota y Honda unen fuerzas para apoyar el hidrógeno en Japón»

  1. El hidrogeno en los coches particulares triunfara en cuanto descubran como hacer que no explosione en contacto con el aire. 😉 jiji

    Responder
  2. Lo de las estaciones de repostaje no me parece ningún problema. Para empezar, con una en cada gran ciudad bastaría.
    Además el despliegue de hidrogeneras puede ir mucho más despacio que las ventas.
    Es como el GNC en España, que toca a una estación por cada mogollón de vehículos.
    Sin embargo, tengo entendido que son instalaciones muy caras. Una pena…

    Responder
  3. Ah, y lo de Nissan, una gran noticia. Se ve que están a favor de la movilidad alternativa y no cierran puertas a ninguna tecnología, aunque no sea la que ellos lideran.

    Responder
  4. El hidrogeno está en horas bajas, pero cuando salga la segunda generacion de baterias tendran q ir pensando en otro tipo de transporte donde aplicar su tecnologia.

    Responder
  5. Bienvenida sea toda tecnología limpia , yo creo que en el hidrogeno. si triunfara tendrían mas margen de beneficio los fabricantes que en el eléctrico puro , mas revisiones a talleres , repuestos exclusivos , precios mas elevados en reparaciones , venta de hidrogeno , ectr . en fin pasar por el aro si o si

    Responder
  6. Todo esto depende del éxito en extraer de forma rentable los hidratos de metano que hay frente a las costas de Japón. Llevan décadas trabajando e investigando en cómo sacar ese metano sin perder energía en términos netos y luego sin perder dinero.

    Significaría cierta independencia energética para un país pobre en recursos energéticos, normal que apoyen el coche de hidrógeno a cualquier precio.

    Sólo que en realidad es el coche de metano.

    Si este camino no fructifica por la razón que sea, el coche de H2/metano desaparecerá, porque ya no resultará interesante para Japón.

    En US también es interesante por el shale gas, si sigue fluyendo el crédito para el fracking, se mantendrá el interés por sacar partido de ese gas natural, metano mayoritariamente.

    Saludos

    Responder
  7. ¿La cuestión ahora es si la apuesta de los fabricantes japoneses ha llegado demasiado tarde? Pues yo diría que llega demasiado pronto por una tecnología poco eficiente y cara en todos los sentidos: coches, combustible e infraestructura. Si no consiguen rebajar el precio de todo y mejorar la eficiencia sólo será una tecnología para pocos adinerados. Ni siquiera le sirve el argumento de coche limpio, porque al emitir vapor de agua contribuye al efecto invernadero.

    Para mí, el hidrógeno tendrá una oportunidad cuando iguale costes a los coches de gasolina. Hasta entonces, que investiguen todo lo que puedan para mejorarlo. Les deseo que sea pronto.

    Responder
  8. He tratado de ver si hay accidentes demostrables por la red de coches con H2, y la verdad que hay poca info. Si es cierto que hay fotos de uno que tubo un accidente a menos de 50kmh y aunque esta un poco destrozado no hubo explosión.

    Solo he encontrado un Test Crash de un coche por H2 y le dan un buen meneo por detrás a 30Mph con multitud de cámaras, y debajo donde van las bombonas se ven su movimiento, no hay peligro…
    http://www.youtube.com/watch?v=dV_0AiQblAg

    El peligro sera si en lugar de 50kmh va a 100 o mas, o haber incendio.. no se. hay opiniones de todo tipo.

    OFF TOPIC:
    Acabo de ver un Crash Test de un focus a 190Kmh y solo ha sobrevivido las 2 ruedas traseras, que horror de impacto, la gasolina chorreando y ni explosión… q explosión? si se ha desintegrado el motor jaja…
    http://www.youtube.com/watch?v=LmRkPyuet_o

    Responder
  9. Tal y como comenta Hudson, los hidratos de metano podrían ser una materia prima a la que se puede recurrir para obtener energía. Sobre todo en territorio japonés, que en el reparto de esta materia prima, a diferencia de en muchas otras, parece que si ha resultado especialmente beneficiado.

    Aún para los coches eléctricos la energía, como sabemos, hay que obtenerla de algún sitio, y para un país tan poblado como Japón; con un territorio pequeño y montañoso, con una alta tasa de dependencia energética, y que no se presta tanto como otros países a la instalación en masa de las energías renovables, los hidratos de metano podrían ser parte de la solución. Una solución no exenta de riesgos, y que podría ser peor que otras alternativas, pero en la que se viene trabajando desde hace tiempo, sobre todo por parte japonesa.

    Se cree que las reservas, que están repartidas en grandes zonas del fondo marino de parte del mundo, igualan a las de carbón, gas natural y petróleo juntas; otras previsiones indican que incluso podrían duplicarlas.
    También en este sector la tecnología avanza rápido. Existen estudios optimistas, en los que se concluye que este tipo de metano, podría comercializarse ya para el año 2023.
    Una forma de obtener la energía de ese metano es extrayendo el hidrógeno que contiene.

    Teniendo en cuenta lo anterior, sería hasta cierto punto lógico, el apoyo que desde el gobierno japonés y desde sus fabricantes de coches, se viene brindando a esta tecnología.
    Y no resultaría tan lógica, la crítica mordaz que algunos han hecho de ese apoyo.

    Responder

Deja un comentario