Debate: ¿comprar un Tesla Model S de segunda mano o un Opel Ampera-e (Chevrolet Bolt) nuevo?

Debate: ¿comprar un Tesla Model S de segunda mano o un Opel Ampera-e (Chevrolet Bolt) nuevo?


Hace unos días, nos hacíamos eco de que algunos países europeos habían retomado la distribución del Opel Ampera-e, un modelo que deriva el Chevrolet Bolt estadounidense y que tras la compra de Opel por parte de PSA (Peugeot Citroën) ha quedado en una suerte de limbo, pues es un modelo 100% General Motors y muy poco rentable para ambos grupos.

Sin embargo, el Ampera-e no deja de ser un modelo muy interesante. Con un cuerpo de monovolumen pequeño que lo hace muy práctico, cuenta con un motor de 204 cv y una batería de 60 kWh, que le permiten hacer un 0 a 100 km/h en apenas 7,3 segundos y conseguir una autonomía homologada bajo el ciclo EPA de 383 km (una cifra bastante realista).

El Ampera-e se puede adquirir en Europa a un precio de entre 40.000 euros y 45.000 euros, dependiendo del país y las ayudas disponibles. Un precio elevado, que lo sitúa a la altura de algunos Tesla Model S de segunda mano: sin ir más lejos, en Holanda se han puesto a la venta hace poco numerosas unidades provenientes del sector del taxi en exactamente el mismo rango de precio que un Ampera-e nuevo. ¿Qué merece más la pena?

Por un lado, hay que tener en cuenta que a la hora de adquirir un Tesla Model S de segunda mano, este normalmente nos costará alrededor de 60.000 euros. Precios inferiores a los 45.000 euros suelen corresponderse con unidades dedicadas a servicios de transporte, y por lo tanto con muchos kilómetros. Sin embargo, gracias a los 8 años de garantía sin límite de kilometraje de los Model S, nos podremos despreocupar parcialmente del desgaste prematuro de algunas piezas.

El Model S cuenta a su favor con un tamaño mucho mayor, más espacio, más maletero, mejores prestaciones… Sin embargo, dependiendo de la versión, tendrá más o menos autonomía que un Ampera-e. Si es un Model S 60 o 60D (338 km EPA y 350 km EPA respectivamente), será inferior, mientras que a partir del Model S 75 (396 km EPA) será superior, si bien hay que tener en cuenta que las baterías ya habrán perdido algo de capacidad.

Otro punto interesante a favor del Tesla es que dependiendo de su antigüedad podrá montar el Autopilot, una función realmente práctica que el Ampera-e no tiene.

Entonces, ¿qué opción merece más la pena? De forma objetiva, podemos decir que el Model S tiene mejores características que el Ampera-e. Sin embargo, el Opel es un modelo que nos dará menos problemas al ser nuevo y que no tendrá achaques relacionados con su kilometraje. Además, es un coche en principio más fiable que el Tesla. Por lo tanto, la compra más racional desde nuestro punto de vista sería el Opel Ampera-e.

Relacionados

Compártelo:

21 comentarios en «Debate: ¿comprar un Tesla Model S de segunda mano o un Opel Ampera-e (Chevrolet Bolt) nuevo?»

  1. El mayor tamaño del tesla en España es un problema,
    los que vivimos en zona de costa sabemos lo difícil de moverse en los meses de verano.
    y el tesla al tener años encima, cualquier pieza que falle te costará a precio de coche de alta gama,
    y ya no digamos una reparación de un pequeño golpe o rasguño en ese cuerpo de aluminio.

    Responder
    • Como que no puedes? Tesla usados ya hay unos cuantos, ya además puedes importarlos. Lo mismo que el Ampera, que también lo puedes traer facilmente gracias a su autonomía.

      Para mi el problema del Model S es que es un coche algo feo a nivel de diseño, algo personal. En foto gana mucho, pero en persona es un coche muy largo y bajo, con un frontal algo abombado. No se, me gustaba un montón, hasta que lo he visto en persona y me ha dado la impresión de ser un coche algo más feo y de unas calidades bastante justitas en general. El tamaño, pues no está pensado para nuestro país, sobre todo a nivel de parkings públicos donde te ves obligado a meterlo ya que encontrar una plaza en la calle es casi imposible, y meterlo en un parking, una temeridad por lo estrecho que suelen ser las entradas.

      Luego están los arreglos y mantenimientos, que se te llevan unos cuantos euros cada año, y te obligan a viajar hasta el servicio técnico más cercano. Y no hablemos ya del seguro, o de que te den un golpe, que arreglar esa chapa de aluminio no es para bolsillos que rebuscan en el mercado de usados.

      Responder
      • Hombre…, el problema de importar cualquiera de los dos son los gastos a mayores que, aunque sean más o menos dependiendo del país de origen, siempre suman a un precio que, de por sí, ya no es nada barato.

        En España las unidades son escasas o inexistentes (por temporadas) y todavía muy-muy caras. 🙁

        Responder
  2. Solo veo una razón para preferir el Bolt, que mide medio metro menos. Para los que se vayan a mover por la ciudad puede ser una buena ventaja. Para todo lo demás segunda mano Model S.

    Responder
    • Medio metro? Te has quedado algo corto. El Model S mide casi 4.98 de largo y el Bolt 4.17. Eso son 81 centímetros de diferencia. Que son muchos centímetros.

      Responder
      • Tienes toda la razón. Había mirado el Volt. Hay mucha diferencia entre ellos, lo malo es que no hay tanta diferencia en el precio. De momento no tienen por qué bajar el precio, pero en cuanto llegue el nissan leaf de 60kwh no les va a quedar otra. Por tamaño el rival directo del Bolt es el BMW i3, y luego el Zoe, pero creo que el Leaf puede ser el que más ventas le quite.

        Responder
        • No te olvides del Kona EV (4.165mm) que mide lo qe el Ampera.
          El Niro Ev podría superar los 4,36m del actual y acercarse al Leaf.
          Ambos con las baterías de 64kwh y 204cv (y versiones con 39kwh)

          Responder
  3. Para España, en mi opinión, el Bolt tiene poco sentido y me explico…

    La red de carga en España es muy deficiente por lo que, al plantearte un vehículo eléctrico/electrificado, existen 2 opciones:

    – Lo quiero para todo y realizo viajes largos: Sólo está el Model S / Model X y, aunque la península aún no está totalmente cubierta de Superchargers, es lo más parecido que hay ahora a la funcionalidad de un coche normal. Si no te importa quemar petróleo de vez en cuando, híbrido enchufable.

    – Lo quiero como segundo coche: para ello, hay opciones mucho más baratas (menos de 30.000 eur) que pueden cubrir con facilidad ese uso; Ioniq, Soul EV, ZOE, Leaf 2.0.

    Es un coche genial que no está apoyado por una red de carga suficiente. En otros países como Francia, UK, Noruega, Holanda, Alemania,… puede ser una gran alternativa, aquí, yo ni me lo plantearía.

    Responder
    • No estoy del todo de acuerdo, y no por los argumentos que son perfectamente válidos a día de hoy. Pero la red de recarga crecerá de forma importante en los próximos meses/años, por lo que descartar la compra por esto sería un error ya que en breve (espero) habrá muchos más puntos.

      Yo el único problema además de que son coches totalmente diferentes y para clientes diferentes, es que el Bolt no puede cargar en AC a 22 kW. Es una limitación bastante grande que arrastran casi todos los coches del mercado, el Leaf, el Ioniq…etc. Todos menos el Model S y el ZOE.

      Responder
      • El Model S/X actual tampoco puede cargar a 22kW, si no recuerdo mal, el máximo son unos 16kW. Y hay Model S antiguos que no cargan a más de 11kW, tenías que comprar el cargador extra que te permitía una velocidad de carga de 20-22kW.

        Yo también espero que la red de carga mejore en los próximos años pero hablamos de adquirir un vehículo ahora. Con el proyecto CIRVE dormido y el proyecto Azkarga aún por empezar, no tengo muchas esperanzas de poder comprar un Bolt con garantías de hacer un Barcelona-Madrid en condiciones hasta pasado 2020.

        Responder
  4. Esta comparativa no tiene mucho sentido: son coches de tamaño y segmentos diferentes.
    Un Tesla Model S es un eléctrico premium de tamaño grande y el Ampera es un pequeño monovolumen generalista.
    Antes que un Ampera/Bolt de 2ª mano, un Kona o Niro EV nuevos con la misma «mecánica» (costarán igual o menos), una extensa red de concesionarios y talleres («por si acaso»), además de tener unos cuantos años de garantía.
    La comparativa seria Ampera vs Kona/Niro EV cuando estén en el mercado.
    Y la compra racional, dependiendo del precio, sería un Niro EV.

    Responder
  5. Pese a su tamaño si me moviese en ese rango de precios me iría a por el S, aunque en un primer momento pueda salir mas caro hay que tener en cuenta que la mayoría de los de segunda mano tienen la recarga en supercharger gratuita de por vida y el Ampera-e en cuanto a mantenimiento está literalmente en el limbo y mas en España que no es un mercado donde se venda.

    Responder
  6. La tendencia de las opiniones de los artículos esta empezando a apesta a humo, como siga percibiendo este enfoque antiTesla (la comparativa u su conclusión no tienen ni pie ni cabeza) y con el amiguismo a los híbridos y gases ( cuando la página es de COCHES ELECTRICOS) pues creo que dejará de ser mi referencia para mantenerme informado. Se nota que las garras de los dinosaurios han llegado por aquí.

    Saludos

    Responder
    • No entiendo qué dices. Es una comparación entre dos coches eléctricos en un foro de coches eléctricos, y se limita a pedir opinión entre dos opciones. ¿De dónde sacas la idea de que es un artículo que no debería estar aquÍ? ¿Por qué piensas que es pro-dinosaurios? Según tú, ¿Dónde debería estar?

      No entiendo nada.

      Responder
  7. Model S con superchargers gratuitos?
    Por supuesto.

    El Bolt es demasiado feo para mí gusto.
    Prefiero un Zoe o un Leaf 2.

    El Bolt es el último de mi lista.
    Una vez te hayas cansado del S lo vendes a Tesla y pagas parte del 3.

    Los únicos problemas del S es estar hecho en aluminio y lo grande y pesado que es.

    Responder
  8. creo que saldria a cuenta ir a comprarlo a Mexico pagar aranceles y traerlo a España, nuevo en mexico sale x 30.000€ creo k sale mas barato k un model S y 3.

    Responder

Deja un comentario