La caída de ventas de los coches diésel, y el ascenso del coche eléctrico, pone en peligro miles de puestos de trabajo en Reino Unido | forococheselectricos

La caída de ventas de los coches diésel, y el ascenso del coche eléctrico, pone en peligro miles de puestos de trabajo en Reino Unido


Advertisement Advertisement

El mercado británico se está convirtiendo en un ejemplo de los efectos que tendrá la débil apuesta de los fabricantes europeos en el sector del coche eléctrico. Unas marcas centradas en seguir explotando el actual modelo de negocio donde los diésel con los principales protagonistas.

Pero el pasado año las ventas de coches diésel se derrumbaron casi un 20% en las islas británicas. Una dinámica que según los expertos, tendrá continuidad en los próximos años y que tendrá una fuerte repercusión en el empleo.

Un nuevo informe viene a confirmar esto. Según este estudio, la bajada de ventas de los coches diésel, provocado por factores como el escándalo de emisiones de Volkswagen, y también por un incremento de los impuestos, además de las limitaciones de acceso a muchas ciudades y las ayudas a la compra de coches eléctricos, pone en riesgo miles de puestos de trabajo.

Fuentes de dentro de la industria del automóvil británico han indicado: «Se está poniendo al diésel al borde del acantilado. La producción de coches a gasóleo deberían haber sido eliminada y sustituida por eléctricos. Nuestro gobierno ha apretado la soga con un aumento de impuestos en los vehículos diésel, en vez de haberse dado cuenta de que esto no era bueno para los empleados«.

Y no es que hablemos de efectos a medio o largo plazo. Estos ya se están empezando a notar en marcas como Opel, que ha confirmado la reducción de 250 empleos en la planta de Cheshire. Unos recortes motivados por la bajada de demanda de las motorizaciones a gasóleo de modelos como el Astra, y que llegan después de que en 2017 se haya despedido a 400 de los 1.800 empleados que trabajan para el fabricante ahora propiedad del grupo PSA.

Planta de Nissan en Sunderland. La única en Reino Unido que fabrica coches eléctricos

Pero según los expertos,  lo peor está todavía por llegar. Según un reciente informe, la cuota de mercado de las motorizaciones diésel podría pasar del 50% en 2017, al 30% en 2020, y caer hasta apenas el 15% en el 2025. Algo que sin duda tendrá un impacto en una industria anclada a este tipo de motorizaciones y que da trabajo a nada menos que 169.000 personas en Reino Unido.

Otras fuentes indican que el camino a seguir está claro. Apostar por formas de movilidad más sostenibles. Unos cambios que deberían ser liderados por el gobierno central que tendría que poner en marcha iniciativas que ya han sido probadas con éxito en otros muchos mercados, como son las ayudas por enviar al desguace a coches diésel a cambio de la compra de coches eléctricos.

Según el profesor Karel Williams, de la Universidad de Manchester, el sector automovilístico está luchando en tres frentes. «La industria está tratando desesperadamente de mantener el flujo de caja para invertir en nuevos modelos eléctricos, pero tienen tres cosas en contra en el Reino Unido. Primero, la industria ha estado mintiendo sobre las emisiones; segundo, está el problema del descenso de ventas de diésel, que se extiende por toda Europa; tercero, el Brexit. La industria está bastante desesperada. Si juntas estos tres problemas, creo que es inevitable que los empleos se pierdan«.

Otras fuentes ponen el dedo en el verdadero problema, y es que los fabricantes europeos han hecho muchas declaraciones de cara a su mayor implicación en la producción de coches eléctricos, pero no han dado pasos realmente ambiciosos. Están esperando a 2020, cuando entren en vigor las nuevas normativas de emisiones de la UE. Un retraso que supondrá que cuando se decidan a dar el paso, lo hagan en un mercado con mucha más competencia.

Algo que supondrá que la transición será más dura, y además que muchos de esos puestos de trabajo vuelen a lugares donde si se están tomando el serio las nuevas tecnologías, como China, Corea del Sur o Estados Unidos.

Relacionadas

Vía | The Guardian


puntos de carga

Compártelo:

29 comentarios en “La caída de ventas de los coches diésel, y el ascenso del coche eléctrico, pone en peligro miles de puestos de trabajo en Reino Unido”

  1. No quiero ser agorero pero se veía venir y aquí en Aragón Opel pidiendo subidas salariales por encima del IPC en vez de producir el Ampera E por ejemplo.

    Responder
    • De nada sirve producir un coche si no tienes demanda puedes producir misa que te vas al paro.

      Ahora pregúntate cuanta demanda hay en españa para un eléctrico de 40.000€.

      Responder
        • Menudo zasca se ha llevado.

          Pues sí, que las autoridades españolas no apuesten por la movilidad eléctrica y que los salarios estén tirados dada la precariedad laboral a la que nos han condenado no quiere decir que no se puedan fabricar. Sólo que se pudieran fabricar para otros mercados con más poder adquisitivo. Por ejemplo, el británico, que anda cojo en ese aspecto.

          Responder
    • Esto a las empresas les viene genial (y por tanto veremos muchos más casos) porque los trabajadores hacen huelgas a su favor (para mantener los puestos de trabajo, no para cambiar un producto caduco) y el estado acaba dando lo que piden, dinero de todos para que unos pocos puedan seguir viviendo de contaminar unos años más…

      Lo que dice Amt0571 lleva razón pero es porque no quieren hacer del producto algo interesante sino todo lo contrario, algo que no se venda para favorecer a los térmicos, su principal negocio.

      Responder
    • Opel Figueruelas será la que fabrique los eléctricos del grupo PSA, lo anunciaron hace no mucho. Lo de los salarios no se que tiene que ver, pero no era así, PSA les «ofreció» una rebaja salarial. Y ya de por si, durante la crisís, bastantes recortes salariales y EREs padecieron los obreros de Figueruelas. Ya lo que les faltaba. Al menos lo de producir eléctricos es una ventanita de esperanza.

      Responder
  2. Las ventas que pierden los diesel, las ganan los gasolina.
    Los eléctricos siguen en porcentajes muy bajos como para tener importancia.

    El problema en el reino unido es otro, y se llama Brexit. Eso es lo que provoca la caída de venta de coches en general.

    Responder
      • Sí, por fortuna, el futuro es eléctrico. Lo que no me gusta es la falsedad.

        El artículo parece decir que la producción en Gran Bretaña ha caído, porque ahora compran coches eléctricos, y no los fabrican allí.
        Eso es falso.

        Los eléctricos siguen siendo una cantidad muy menor. La caída de los coches convencionales en UK, es debida al brexit.
        La proporción gasoil-gasolina, se ha modificado, habiendo crecido proporcionalmente los gasolina, en detrimento de los diesel.

        La aportación de los eléctricos en esa ecuación, sigue siendo residual.

        Responder
        • Eso sería cierto si la venta de los diésel estuvieran cayendo sólo en GB.
          Pero no es así. Es general en Europa.
          Su venta cae por la mala imagen que tienen y porque el supuesto ahorro en comparación con un gasolina prácticamente se ha evaporado

          Responder
        • Has ido hace poco a UK?, no te has fijado que cada vez hay más puntos de recargas en las carreteras, y también coches híbridos y eléctricos.

          He visto en una semana más Teslas que en España en todos los años de su lanzamiento.

          Las tendencias están ahí, el que no quiera verlas tendrá que sufrir sus consecuencias.

          Se ven más techos solares en Alemania que en España, más coches eléctricos… luego nos lamentaremos.

          Responder
    • Se te olvida el tremendo ascenso en ventas de híbridos, enchufables y eléctricos.
      En poco tiempo con la mejora de las baterías y precios más asequibles, sumado a las restricciones todo este mercado lo ganarán los eléctricos.
      Cuando esta mano de obra sea recolocada en la producción de eléctrico al haber mayor oferta el precio del VE será más accesibles.

      Responder
  3. Primeros lloros, primeros lamentos, con una caída del 20 % de un mercado y de un tipo de térmico.

    ¿Y cuando los térmicos caigan al 50 % de golpe?. O sustituyen de golpe toda esa producción por eléctricos y no tienen stocks de térmicos, o están fritos.

    ¿Como lo hacen?. Ellos sabrán, han tenido muuuucho tiempo, que han perdido.

    Me temo que los paganos de siempre (nosotros) lo pagaremos. En parte se lo merecen los que siguen comprando térmicos cuando no es estrictamente necesario, y los que les ríen las gracias a «los grandes», anteponiendo sus beneficios a sus propios intereses y salud.

    Responder
        • Cierto y a la clase adinerada, solo la salva la clase obrera también. Cuando entren en crísis, veremos quien paga el pato de los rescates. Así es la economía liberal de hoy en día, capitalista en los beneficios, marxista en las pérdidas.

          Responder
  4. Esto passara tmb en españa pero peor.

    – Se destruyen puestos de coches combustion/propulsion.
    +Se CREAN puestos de coches eléctricos
    +Se CREAN x3 puestos en generación energia renovable (comparado con la térmica tradicional) <– Este punto en España el gobierno no tiene muchas intenciones debido al impuesto al sol

    Responder
  5. El diésel está herido de muerte.
    La gasolina aguantará un poco más gracias a los enchufables.

    El que no se adapte al cambio desaparecerá.

    Llevamos muchísimos años tragando veneno gracias a los fabricantes y sus emisiones , con el beneplácito de la UE.

    Contra antes desaparezcan los térmicos, mejor para todos.

    Responder
  6. La salud de todos esta por encima del empleo de unos pocos. Ah, y cuando se pidan responsabilidades, que no sean tan idiotas de pedirselas a los compradores. SON LAS GRANDES CORPORACIONES LAS RESPONSABLES DE ESOS DESPIDOS.

    Responder
    • Exacto. Además el coste de los modelos de combustión en salud, más bien en gasto sanitario, también es cuantificable y no es bajo precisamente (enfermedades pulmonares, alergias y hasta cancer merces al aumento de NOx que emiten los diesel en cantidades industriales) sin contar el gravísimo deterioro medioambiental cuyos efectos más graves veremos en unos años si no empezamos a cambiar de mentalidad ya y dejamos de contaminar tanto.
      Además las fábricas de vehículos de combustión pueden RECONVERTIRSE para fabricar VE, manteniendo a esos mismos trabajadores. Como se suele decir: las ovejas que entran por las que salen.
      Estas cosas las dicen para obtener moratorias y seguir rentabilizando una tecnología de combustión obsoleta e ineficiente como si fuera nueva.
      El VE está generando beneficios y nuevos puestos de trabajo no sólo en producción y ventas sino en I+D+I en el desarrollo de nuevas baterías, motores, software de gestión, etc.
      Y además EL V.E. SUPONE IMPRTANTES BENEFICIOS PARA LA SALUD, EL MEDIOAMBIENTE Y LA SOCIEDAD EN GENERAL.

      Responder
  7. esto es estupido ,si se pierden por los diesel se crean por los electricos ,ecuacion cero
    las marcas cambiaran de motores de combustion a electricos pero tendran que emplear a gente igual .
    que ganas de asustar por gusto .

    Responder
    • No exactamente. Digamos que la división que fabrica piezas de recambio si se va a pique. Ya sabes que el motor eléctrico tiene muchisimas menos piezas, muchisimo menor mantenimiento y menos I+D.

      Es sabido que los frenos se desgastan muchisimo menos y hay quien está notando menos desgaste también en neumaticos. Puede que a la larga se note también en las suspensiones ya que se eliminan los golpes de tracción con cada cambio de marcha y en general la conducción es mas suave en general.

      Tiene sentido.

      Responder
    • Ah!

      Y detrás de esos van los que venden y distribuyen recambios asi como quienes los montan. Por no hablar también de los transportistas de combustible y gasolineras.

      Responder
  8. Un punto que me ha parecido interesante :

    Otras fuentes ponen el dedo en el verdadero problema, y es que los fabricantes europeos han hecho muchas declaraciones de cara a su mayor implicación en la producción de coches eléctricos, pero no han dado pasos realmente ambiciosos. Están esperando a 2020, cuando entren en vigor las nuevas normativas de emisiones de la UE. Un retraso que supondrá que cuando se decidan a dar el paso, lo hagan en un mercado con mucha más competencia.

    Algo que supondrá que la transición será más dura, y además que muchos de esos puestos de trabajo vuelen a lugares donde si se están tomando en serio las nuevas tecnologías, como China, Corea del Sur o Estados Unidos.

    Europa, sus decisiones hoy, puede ser la diferencia de, seguir siendo llamados, ¨La gran industria Automovilista Europea» o un nuevo termino no conocido pero de seguro muy doloroso. Vamos Europa no olviden los esfuerzos del pasado, hay que sufrir el cambio ya, para tener otros 100 años nuevamente de éxitos. Que pasa con Francia o la segunda potencia automovilista de viejo mundo. Solo Renault la Estatal apuesta por los EV.???

    Responder

Deja un comentario