Opener BlackFly. Un vehículo eléctrico volador que ha logrado pasar las pruebas de homologación en Estados Unidos | forococheselectricos

Opener BlackFly. Un vehículo eléctrico volador que ha logrado pasar las pruebas de homologación en Estados Unidos


Opener BlackFly se ha convertido en el primer vehículo de despegue vertical (VTOL) totalmente eléctrico que logra la certificación de las administraciones de Estados Unidos.

Se trata de un vehículo de una única plaza y apenas 4 metros de largo, que el pasado jueves ha vivido su primera presentación pública, que ha incluido un vídeo de sus capacidades de despegue, vuelo y aterrizaje

Es capaz de volar de forma autónoma y que ofrece dos versiones con 8 y 12 kWh de batería, suficientes para lograr una autonomía de entre 40 y 65 kilómetros. La velocidad máxima partirá desde los 100 km/h para la versión americana, y 130 km/h para la internacional. Un modelo que quiere convertirse en uno de los primeros en llegar al mercado, y que sus diseñadores indican tendrá el mismo coste de un todocamino medio.

El Blackfly es un proyecto en el que se ha involucrado como inversor uno de los co-fundadores de Google, Larry Page, muy interesado en el desarrollo de este tipo de soluciones de movilidad que amenazan con revolucionar el transporte futuro.

Según el director ejecutivo de Opener, Marcus Leng: «Estamos revitalizando el arte de volar con un vehículo seguro y asequible que puede liberar a los pilotos de las restricciones cotidianas del transporte terrestre». Leng prometió un precio asequible para «democratizar el transporte personal tridimensional» e insistió en que la seguridad será primordial durante el desarrollo y las pruebas de los automóviles voladores. Es notable que para pilotar un BlackFly no se necesitará una licencia de piloto, pero Opener exigirá que los compradores completen una serie de pruebas y exámenes antes de la entrega del vehículo.

Hasta la presentación del primer prototipo, Opener ha completado un total de 1.400 vuelos con su modelo, cubriendo un total de 19.300 kilómetros. Un vehículo diseñado principalmente como ejemplo del potencial del transporte aéreo y eléctrico, que cuenta con grandes elementos de seguridad para calmar los miedos de los primeros clientes.

Por ejemplo, monta un sistema con triple redundancia, para asegurarse de que si alguno falla, el piloto pueda continuar su recorrido hasta encontrar un lugar donde aterrizar de forma segura. Además en caso de fallo total, el Blackfly monta un paracaídas balístico que ayudará a reducir la fuerza del impacto.

Entre los puntos más interesantes de esta propuesta está su elevada eficiencia. Según sus diseñadores, puede moverse con un consumo medio de apenas 15.1 kWh a los 100 kilómetros. Una cifra similar a la de un coche eléctrico medio, y muy por debajo de un coche gasolina que logra en parte gracias a su bajo peso, apenas 121 kilos. También indican que será silencioso, con 72 decibelios a una altura de 45 metros.

Por supuesto, al ser eléctrico será también más respetuoso con el medio, ya que sus baterías podrán cargarse con energía procedente de fuentes renovables. Un modelo que además podrá desmontarse fácilmente, para transportarlo en un remolque hasta el lugar donde se vaya a realizar el vuelo.


Fuente | opener.aero

Compártelo:

17 comentarios en «Opener BlackFly. Un vehículo eléctrico volador que ha logrado pasar las pruebas de homologación en Estados Unidos»

  1. Me parece un dron gigante de juguete en el cual te puedes montar.

    Ahora bien, creo que deberían empezar a legidlarlo ya que no pueden estar en diferentes escenarios y los peligros que puede causar creo que con los drones lo vimos a ver si espabilan y no por el aparato sino por la gente que lo monta.

    Responder
  2. Diablos,a ver si al final van a funcionar de verdad. Supongo que para que no reine el caos sobre nuestras cabezas se crearán “carreteras” virtuales por las que podrán volar con orden.

    Responder
  3. Más de un fabricante de coches con motores térmicos, cuando esté empezando a desarrollar coches eléctricos de verdad, le va a coger esta otra revolución. Será el remate.

    Responder
  4. Fabuloso, en trayectos urbanos sería ideal para descongestionar las calles…

    Pero como dicen arriba, se tendría que delimitar bien las aerovías por las que circular y automatizar el vuelo para evitar que alguien intencionadamente o por fallo humano termine empotrado en el balcón de nuestro piso.

    Responder
  5. Esta es la otra vertiente de la tecnología eléctrica. La sencillez mecánica y el diminuto tamaño de los motores eléctricos hace posible desarrollar aeronaves que no requieran un exhaustivo mantenimiento (gran fiabilidad) y que dispongan de tantos motores como sea necesario, haciendo perfectamente posible los dos puntos más importantes para popularizar el transporte aéreo privado, el despegue vertical por razones obvias y el desplazamiento horizontal para alcanzar grandes velocidades y bajos ratios de consumo (kwh/km). Además hay que añadir que incorporar piloto automático a una aeronave es extremadamente sencillo, se podrían programar rutas aéreas e incorporar un mapa topográfico con la altura mínima del terreno en cada coordenada GPS y evitar así que pudiera haber riesgo de colisión con el terreno.

    De nuevo aquí nos encontramos con el mismo problema de siempre, la densidad energética de las baterías. El problema es que el peso en aviación es un parámetro mucho más crítico que en vehículos y no vale el «si queremos más autonomía, pues metemos mas baterías». Aquí la densidad es un algo determinante.

    Responder
  6. La autonomía és justa pero en el aire le cunde mucho mas. Para movimientos rápidos en corto puede tener muy buena aceptación. Le veo un grandísimo potencial como ambulancia móvil para llegar y evacuar saltándose el atasco.

    Responder
  7. Soy el unico q ve que cuando vuela a 45grados la persona tendria q tener los pies en la parte baja y no en la parte alta? Para ver correctamente.
    No tiene ningun sentido. Ademas que el dron puede volar con el angulo hacia un lado o el otro. Solo es tema de software. Parece como los aviones que aterrizan con un angulo de ataque muy elevado y el piloto va a ciegas los ultimos metros.

    Responder
  8. Consume como un coche eléctrico pero solo lleva una persona, un coche lleva 5. Por otra parte, los desplazamientos aéreos serán un gran medida en línea recta, sin tener que subir ni bajar puertos, ni tragar tráfico, ni dar rodeos, ni mil curvas. Los tiempos de viaje se pueden reducir fácilmente a la mitad. Para las rutas aéreas lo ideal es que todos los drones sepan donde están los demás, lo cual hoy en día es sencillo gracias a la ubicuidad de las conexiones de datos, máxime cuando se implante el 5G. Mediante este conocimiento y aplicando algoritmos de inteligencia de enjambre para el vuelo, se podrá conseguir gran cantidad de drones en vuelo con una seguridad suficiente y automatizada. Esto es el futuro de los desplazamientos en distancias cortas y medias señores!!

    Responder
  9. Me encantan estas iniciativas, y son el futuro del «coche» volador, pero deberían mejorar los diseños, hace años aparecieron diseños de VTOL eléctricos con propositos de vehículos de emergencia… con diseños y propuestas mucho más estéticos, pero todavia las baterias no estaban preparadas para ellos, espero que con la 2ª generación de baterias, empecemos a ver propuestas tan interesantes como esta.

    Tener «drones» autonomos de rescate y salvamento, de bomberos… podría salvar vidas y ser más eficiente que las ambulancias… de ahora.

    Responder

Deja un comentario