El gobierno de Japón construye un vehículo con nanofibras de celulosa. ¿Regresan los coches de "madera"? | forococheselectricos

El gobierno de Japón construye un vehículo con nanofibras de celulosa. ¿Regresan los coches de «madera»?


A día de hoy, la inmensa mayoría de automóviles cuentan con avanzados chasis acero, si bien hay algunos modelos de elevado precio que disfrutan de estructuras de aluminio o incluso de fibra de carbono. Sin embargo, hasta los años 30 del siglo XX casi todos los coches empleaban carrocerías separadas del chasis con estructuras de madera, algo que comenzó a cambiar con la llegada de los primeros vehículos con chasis monocasco de acero, como el Citroën Traction Avant.

Advertisement Advertisement

Pero como suele decirse, el pasado siempre vuelve, y este podría ser el caso de los automóviles de «madera»: el Ministerio de Medio Ambiente de Japón, en colaboración con la Universidad de Kioto y 22 empresas, lleva diez años desarrollando un automóvil construido con nanofibras de celulosa procedentes de la madera y otros materiales de origen vegetal.

El primer prototipo ha sido bautizado como NCV (Nano Cellulose Vehicle). Las nanofibras de celulosa pesan un 80% menos que el acero; sin embargo, son cinco veces más fuertes. Gracias a ello, el NCV pesa la mitad que un automóvil al uso; además, su proceso de fabricación ve reducidas notablemente sus emisiones de dióxido de carbono asociadas. Otras ventajas del uso de este material son su gran eficiencia gracias al bajo peso del coche, así como su gran reciclabilidad.

El NCV también cuenta con materiales como el metal, el vidrio y el caucho, siendo algunas de las materias primas empleadas en su cuerpo procedentes del reciclado. De acuerdo con los rumores, el prototipo dispone de una pila de combustible de hidrógeno, algo que por otro lado no es de extrañar teniendo en cuenta la firme apuesta del gobierno nipón por esta tecnología.

El mayor problema de las estructuras de nanofibras de celulosa es la necesidad de utilizar árboles para fabricar automóviles; sin embargo, el gobierno de Japón aboga por sacar adelante esta solución mediante una explotación controlada de los árboles de la región similar a la que se lleva haciendo desde hace décadas en el país.

Por otro lado, tampoco hay que olvidar que esta tecnología tendrá que ver reducida su complejidad constructiva y sus costes de producción para que sea viable su fabricación en masa (actualmente se emplean materiales avanzados como la fibra de carbono en algunos vehículos; sin embargo, su complejidad y elevado coste por el momento han limitado su uso a coches minoritarios de precio elevado, con la honrosa excepción del BMW i3).

Fuente | Jalopnik

Relacionadas | BYD y la japonesa Itochu trabajarán de forma conjunta en la reutilización de baterías procedentes de coches eléctricos


puntos de carga

Compártelo:

23 comentarios en “El gobierno de Japón construye un vehículo con nanofibras de celulosa. ¿Regresan los coches de «madera»?”

  1. Bueno, si se utiliza «madera» se reforesta, y no pasa nada.
    Estaría bien por otra parte empezar a dejar de lado el mito de que el dióxido de carbono guarda relación alguna con la temperatura media global.

    Responder
      • No hay nada mas ecológico que la madera, biodegradable como ninguna y con firma de CO2 casi cero. Realmente hay que ser muy fanático para criticar el uso de un material tan sostenible.

        Responder
      • No hay un solo estudio riguroso, no financiado por ONGs y otros organismos anclados en el chollo-subvencionado del catastrofismo climático, que afirme la existencia de una relación directa entre CO2 y Temperatura media global.
        Ahí está la web del NOAA, donde puede comprobar los datos históricos reales, y no meras estimaciones de modelos interesados, y así salir de su «Gretathumberismo», y empezar a pensar como la mayor parte de la comunidad científica.

        Responder
        • No tienes ni idea de qué estás diciendo, y además es obvio que no te has molestado en leer un solo “estudio riguroso” en tu vida.

          Pero eso es fácil de arreglar: coge las publicaciones de los últimos treinta años de cualquier medio científico de referencia; nature, MIT, Scientific American, la Recherche, Stanford,…—las que te de la gana— y las lees.

          Y luego, si aún crees que no son rigurosos, los intentas rebatir… y así nos reímos todos.

          Responder
          • Que se mire los estudio publicados por la NOAA, y no haga más el ridículo.
            Los estudios apuntan a que la temperatura media global va asociada a factores oceánicos, y poco más. Es demasiado complejo como para asociarlo a un gas traza, que ha estado en la atmósfera en cantidades mucho más elevadas en periodos más fríos.

            Responder
          • Echelion, la cuestión es otra.
            Tu nombras UN estudio de UNA agencia estatal de EEUU con un director nombrado por Trump (Que por cierto, defendió la chapuza del recorrido del Huracán Dorian modificada con un rotulador) cono un estudio sin fisuras.
            Lee cualquier otra docenas de estudios y dirán lo contrario.
            El problema de la NOAA es su director, del cuál se sabe que tiene ideas sesgadas, y defiende las ideas de Trump, no es objetivo.

            Responder
    • Si la industria del automóvil empezará a demandar madera en cantidades considerable, sería aumentar la demanda de bosques comerciales, o sea que sería un negocio la existencia de bosques para el mundo, y eso sería una enorme solución ambiental por los efectos beneficiosos que proporcionan los bosques….. Es una idea radicalmente genial.
      Si los autos pueden hacerse de mano fibras de celulosa, los electrodomésticos también, los pequeños vehículos también y así siguiendo, más demanda de bosques, más efectos beneficiosos en un círculo realmente virtuoso. Que genialidad.

      Responder
  2. Si el proceso es economica e industrialmente viable. Lo suyo sería reutilizar todos los sobrantes de la actual industria maderera, así como los restos de podas y muebles que van a la basura. Materia prima a coste cero y se reducen los desechos que van al vertedero. Todo serían ventajas.
    Lo más importante será el precio final del vehículo y la escalabilidad del proceso.

    Responder
    • Incluso si son árboles enteros sigue siendo ecológico. Gracias a la industria maderera no solo se conservan sino que se amplían las superficies forestales, donde estas superficies disminuyen lo hacen porque se sustituyen los bosques por cultivos y ganado.

      Responder
      • Siempre que sea en países avanzandos de donde se recolecta la madera necesaria en una magnífica noticia porque en los países avanzados por fin hemos aprendido a tener una industria maderera sostenible.

        Si se va a traer madera de países con poca o nula protección ambiental puede ser un desastre.

        Responder
        • El problema es reforestarlo todo con eucalipto, que es la especie estrella en la producción de celulosa. Habéis estado recientemente en Portugal?

          Responder
      • No es tan sencillo.

        Será ecológico si la plantación de madera se amplía a costa de terrenos yermos o de otros cultivos más empobrecedores, y no lo será si sustituye a un bosque.

        “Ecológico” no equivale a “lleno de árbolitos”.

        Responder
    • No es así. Para este tipo de usos necesitas la pulpa del árbol, no los desechos.
      Es más, seguro que en el proceso generas esos desechos de los que tú hablas.
      ¿Porqué te crees que la industria papelera usa árboles enteros y no material de «coste cero»?

      Responder
  3. – Hemos descubierto el material del futuro .
    + Hacemos un utilitario eléctrico barato y para todo el mundo ?
    – No , mejor un deportivo de hidrógeno .
    +Wtf

    Responder
    • Ojo, que el hidrógeno es mas ecológico que el eléctrico de lejos, mientras no se puedan reciclar y hoy por hoy no se reciclan las baterías, el hidrógeno no genera ningún residuo tras muchos años de funcionamiento y el eléctrico cientos de kilos de batería por cada unidad.

      Responder
      • Más ecológico y doble de caro y peligroso.
        El día que corra hidrógeno por debajo de las calles y alimente la pila de combustible que hace funcionar la casa , te dare la razón.
        Mientras tanto placa placa.

        Responder
      • Como siempre, no es tan sencillo; las baterías tienen un problema… y el hidrógeno otro diferente. Por eso se investigan los dos.

        Una pila de hidrógeno no genera residuos, pero requiere el triple de energía que una batería… lo que implica triple de placas solares, triple de terreno ocupado por las placas, triple de molinos…o triple de petróleo.

        Y el efecto sobre el consumo de agua parece menor (un kilo de H2 “solo” necesita unos nueve de agua), pero en un país con sequías periódicas como el nuestro, creo que el asunto merece un mínimo de análisis.

        Responder
  4. Las botellas vacías de PE ya se usan para cualquier tipo de estructuras. En vez de deforestar, hay que desagaguizar y sacar los plásticos del mar. Si hay tantos coches basura, hay que volver a la basura.
    Salu2 🙂

    Responder

Deja un comentario