Tesla se dispara en bolsa empujada por las buenas perspectivas y los cambios fiscales en Estados Unidos

No es una buena época para los que auguraban la quiebra de Tesla, y es que el fabricante norteamericano atraviesa uno de sus mejores momentos con unas ventas a toda máquina de su Model 3, la puesta en marcha antes de lo previsto de la Gigafábrica de China, así como el inicio de la producción también antes de lo esperado de su nuevo modelo, el Model Y. Además las últimas noticias que llegan desde Estados Unidos en cuanto a las ayudas públicas empujan las acciones a máximos de los últimos años.

Sin duda uno de los puntos más interesantes es la posibilidad de que el sistema de ayudas en Estados Unidos viva un cambio. Este contempla ayudas de 7.500 dólares por vehículo, pero con un máximo de 200.000 unidades por fabricante. Un tope que ya han superado además de Tesla otras marcas como General Motors.

Esto ha motivado la petición al gobierno federal de extender estas ayudas e incrementar el tope hasta las 600.000 unidades. Algo que permitirá al Model 3, así como el Chevrolet Bolt, recuperar el máximo de incentivos lo que sin duda ayudará a mejorar sus cifras de ventas. Una perspectiva que ha empujado de nuevo las acciones hacia la zona positiva cerrando ayer lunes en los 381 dólares. El máximo desde 2017 y un crecimiento del 9.4% respecto al mismo perdido del pasado año, y un 14% desde el bajón después de la aparatosa presentación de la Cybertruck de hace ya casi un mes.

Pero justo después de esta, donde el protagonista han sido las ventanas y su rotura, la dinámica ha sido muy positiva con un aluvión de reservas. Un movimiento mediático de Tesla que le ha permitido lograr una enorme cobertura publicitaria que le permitirá mejorar las ventas de sus otros productos, y que le lleva a lograr cifras tan impresionantes como hacerse con el 77% de las ventas de coches eléctricos de Estados Unidos en noviembre.

Esto es gracias a una demanda del Model 3 que parece crecer de forma estable. Había temor en que una vez terminada una primera fase se frenasen las entregas. Pero la realidad es que las ventas todavía se están acelerando y en los 10 primeros meses del año se han vendido un total de 221.274 unidades, lo que supone un crecimiento del 118% respecto al mismo periodo del pasado año. Cifras que todavía deberían mejorar con la entrada en acción de la fábrica china, a la que seguirá en 2021 la europea.

Otros factores externos también hacen que la confianza en Tesla aumente. Principalmente la poca competitividad de sus principales competidores eléctricos, como la del Porsche Taycan y sus apenas 323 km de autonomía bajo el ciclo EPA. Una cifra muy por debajo de lo esperado que se queda en casi la mitad de lo que logra el Model S, con 602 km bajo el ciclo americano.

Añadir los resultados positivos presentados en el tercer trimestre, donde Tesla mostró unos beneficios por encima de lo esperado. Ahora a falta de dos semanas para conocer los datos del último trimestre, y el resumen anual, hay rumores de que de nuevo Tesla presentará beneficios. Algo que está ayudando a elevar el valor de las acciones que llevan camino de alcanzar la cifra récord de 400 dólares.

Relacionadas | El Tesla Model Y llega a Europa para comenzar la formación de los mecánicos, e iniciar sus ventas a principios de 2020

Compártelo: