Primeras pruebas del Honda e. Un coche eléctrico diferente, con un interior tecnológico, y apenas 125 kilómetros de autonomía

Muchos han puesto sus esperanzas en el nuevo Honda e. El primer coche eléctrico de Honda en Europa que debutará este año con la intención de convertirse en una alternativa diferente por su propuesta estética. Un urbano con espacio para cuatro pasajeros que algunos medios ya están comenzando a probar por las calles de Valencia.

Esto supone unos test en unas condiciones favorables en el aspecto de la temperatura. Algo que sin duda ayuda a un modelo que recordamos cuenta con una batería de 35.5 kWh que está refrigerada por líquido.

Uno de los primeros medios en ponerle la mano encima ha sido la británica Top Gear, que ha podido realizar un test por el centro de la ciudad de Valencia, y donde han comprobado los puntos más fuertes y más débiles del Honda e.

Entre los puntos favorables está su diseño. Un aspecto moderno y atemporal que sin duda se convertirá en una de las principales bazas de este pequeño eléctrico. Algo que lleva a su interior. Un espacio minimalista donde destaca el masivo sistema de info-entretenimiento protagonizado por dos pantallas de 12.3 pulgadas cada una, que se unen en un salpicadero que en sus extremos monta dos pantallas de 8 pulgadas y que hacen las veces de espejos retrovisores.

Sin duda uno de los elementos mas llamativos y es que en post del ahorro energético, Honda ha eliminado los espejos tradicionales y los ha sustituido por cámaras. Unas cámaras que emiten su señal al interior hacia estos dos paneles, y que el probador indica da como resultado un sistema bastante incómodo y poco intuitivo. Por lo demás el Honda e cuenta con una amplia dotación de conectores USB, dos en la parte delantera y dos en la trasera, a los que se suma una entrada HDMI y enchufe de 240V. Algo que nos indica que podremos conectar un dispositivo de vídeo para ver películas y series en sus pantallas, o incluso conectar una videoconsola.

Entre los puntos negativos del interior destaca la posibilidad de albergar sólo a 4 pasajeros, y que además no podrán llevar mucha carga ya que su minúsculo maletero apenas alcanza los 171 litros de capacidad. Menos que un Smart ForTwo.

Honda e: Conducción y autonomía

En cuanto a la cuestión del sistema de propulsión y baterías, el Honda e cuenta con dos opciones en el primer aspecto. Dos configuraciones de motor que nos propone una primera alternativa de 134 CV, y una segunda de 152 CV. Según el probador, la diferencia en respuesta es mínima, lo que hace que el sobre coste de 3.000 euros entre ambas no sea justificable.

En cuanto a la autonomía, el «e» como recordamos monta una batería de 35.5 kWh que según el ciclo de homologación WLTP le permiten recorrer hasta 220 kilómetros. Pero la pregunta es hasta dónde es capaz de llegar el eléctrico japonés en condiciones reales.

La respuesta es que no muy lejos. Durante los test realizados en Valencia, por zona urbana, pequeños tramos en las rondas de circunvalación, el probador ha indicado que sin tener demasiado cuidado con el acelerador ha llevado el coche del 100% hasta el 20% de carga en una hora recorriendo apenas 100 kilómetros. Algo que nos indica que en estas condiciones el coche habría llegado a los 125 km de autonomía con el 100% de la batería.

En una situación de conducción más eficiente, el probador indica que el coche no tendría problemas para llegar a una autonomía real de 160 kilómetros con una carga completa. Una cifra también bastante modesta que nos indica que el primer coche eléctrico de Honda sigue el guión de los fabricantes tradicionales que montan sistemas de propulsión muy poco eficientes.

La conclusión es que el Honda e será un modelo pasional destinado a los que busquen un coche urbano, con un diseño diferente, y capaz de moverse de forma ágil entre el tráfico urbano. Un modelo que como recordamos comenzará sus ventas en España con una versión totalmente equipada y un precio de 37.800 euros. Un coste que como vemos no merece la pena pagar y es mejor esperar a la versión de acceso que contará también con un buen equipamiento, un motor algo menos potente, y un precio algo menos demencial que debería colocarse en torno a los 35.000 euros.

Un coste que seguirá siendo el doble por ejemplo que el SEAT Mii eléctrico que logra una autonomía incluso superior, y entre 2 y 3 mil euros por encima del Mini SE, con el que compite en aspectos como el diseño y el sector de público al que se dirige. Un Mini que cuenta a su favor un sistema de propulsión mucho más potente, con 184 CV.

Relacionadas | Presentado el Honda e: un utilitario eléctrico de diseño retro con 220 kilómetros de autonomía

Compártelo: