El avión eléctrico más grande del mundo listo para su primer vuelo

La carrera por la electrificación del transporte es una tarea que aplica aquello de «por tierra, mar…y aire». La necesidad de reducir las emisiones y los costes operativos está llevando las inversiones incluso en un sector hace pocos años fuera del alcance de los sistemas 100% eléctricos. Hablamos de la aviación, que hoy jueves vivirá un momento muy importante con el primer vuelo del que de momento será el avión eléctrico más grande fabricado.

Se trata de un Cessna Caravan, al que han retirado su motor de combustión y lo han sustituido por uno eléctrico, y que completará su primer vuelo de prueba en un trayecto de 30 minutos en el cielo del estado norteamericano de Washington.

Este modelo tiene capacidad para transportar hasta 9 pasajeros, aunque en el vuelo inaugural solo estará presente el piloto. Una aeronave impulsada por un sistema diseñado y fabricado por la compañía magniX, que cuenta con una potencia de 280 kW, apenas 71 kilos de peso, y una eficiencia del 93%.

Este Cessna eléctrico podrá alcanzar una velocidad máxima de 183 km/h, y contará con una autonomía de unos 160 kilómetros con cada carga.

Según Roei Ganzarski, director ejecutivo de magniX, los aviones eléctricos además de más silenciosos y con menos emisiones contaminantes, tendrán un coste operativo entre un 40 y un 70% menores que su equivalente con motor de combustión.

De momento las aplicaciones de esta tecnología estará limitada por la capacidad de las baterías. Pero desde la compañía indican que en 15 años los vuelos por debajo de los 1.600 kilómetros podrán completarse con aviones 100% eléctricos. De momento con modelos convertidos se podrán completar los desplazamientos regionales, y con un nuevo diseño con espacio adaptado para todo el sistema eléctrico se podrá llegar a los 800 kilómetros usando las últimas tecnologías de batería.

Una carrera por electrificar los vuelos en la que encontramos un elevado número de startups desconocidas, Enviation, Zunum Aero, Lilium…etc, pero también nombres de reconocida solvencia como Rolls Royce, Airbus, Siemens, y a los que seguro se unirán otros en la búsqueda de la reducción de emisiones y costes de una industria altamente contaminante.

Relacionadas 

Fuente | Magnix

Compártelo: