Políticos alemanes piden a Tesla que adquiera StreetScooter, el fabricante de furgonetas eléctricas perteneciente a DHL

Corría el año 2014 cuando el gigante de paquetería alemán DHL adquirió StreetScooter a la Universidad de Aachen. Este proyecto nacido en 2010 buscaba fabricar furgonetas de reparto eléctricas de bajo coste, y se adaptaba a la perfección a las necesidades de DHL, pues grandes fabricantes nacionales como Daimler (Mercedes-Benz) o Volkswagen no tenían intención de proporcionar un vehículo que se adaptara a sus necesidades.

Desafortunadamente, los esfuerzos llevados a cabo por DHL en los últimos años para encontrar un socio industrial (Ford, Chery…) que ayudase a rentabilizar la iniciativa no llegaron a buen puerto: en 2019, StreetScooter tuvo unas pérdidas aproximadas de 100 millones de euros, y ni siquiera la contratación de un antiguo director de Tesla para expandir la red de ventas pudo salvar el proyecto.

En un principio, a partir de 2021 DHL comenzará a adquirir furgonetas eléctricas a terceros fabricantes, pues al contrario que hace seis años, las marcas ahora sí tienen interés en producir este tipo de vehículos. En la actualidad circulan por las carreteras alemanas más de 15.000 unidades de estas simpáticas furgonetas, las cuales seguirán operativas durante muchos años.

¿Es este el final de StreetScooter? Aunque todo parece indicar que sí, algunos se resisten a aceptar la idea. Este es el caso de Oliver Krischer, miembro del Bundestag (Parlamento Federal de Alemania) perteneciente al partido de los Verdes, el cual ha escrito personalmente al director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, pidiéndole que adquiera el fabricante de furgonetas eléctricas para que continúe la producción bajo el amparo de la multinacional norteamericana.

Krischer afirma que StreetScooter tendía un devenir brillante bajo el liderazgo de Tesla. Lo cierto es que en varias ocasiones la firma americana ha adquirido terceras empresas (sin ir más lejos, la alemana Maxwell Technologies) para introducirse en sectores del mercado en los que no estaba presente, por lo que la compra de StreetScooter sería un interesante movimiento estratégico para entrar en el segmento de los vehículos industriales, en el que ya se encuentran presentes rivales como Rivian de la mano de Amazon.

A día de hoy, la gama de StreetScooter está formada por tres furgonetas: Work, Work L (desarrollos propios de StreetScooter que por tamaño podríamos comparar con modelos pequeños como la Renault Kangoo Z.E.) y Work XL (esta última furgoneta, mucho más grande que las anteriores, es un desarrollo conjunto con Ford y se basa en la popular Transit).

Relacionadas | Peter Rawlinson, cocreador del Tesla Model S, afirma que Lucid es el siguiente nivel

Compártelo: