Los datos muestran el absoluto fracaso del Honda e en Europa

El pasado año hemos visto la llegada de una importante cantidad de coches eléctricos al mercado. Un listado donde destacaban dos propuestas y no precisamente por lo competitivo de su conjunto, que todo anticipaba un desastre. Hablamos del Honda e. Un modelo que dio a la luz con cierta desgana por parte de su fabricante, lo que se ha trasladado a unas ventas que han rozado el ridículo.

El Honda e llegó en abril, en plena pandemia pero también con tiempo para preparar su terreno de cara a la posterior explosión de ventas de coches eléctricos en Europa, aupadas por la expansión de los programas de ayudas en los principales mercados. Algo que ha llevado las matriculaciones más allá del 100% respecto al 2019, pero donde Honda no ha sabido pescar.

En total en todo 2020 el «e» ha acumulado apenas 4.028 unidades matriculadas en toda Europa. Para hacernos una idea de si son muchas o pocas, podemos comparar estas cifras con las 28.108 unidades que ha logrado el coche eléctrico más vendido…en diciembre. El Volkswagen ID.3 ha conseguido multiplicar por siete las ventas anuales del Honda con los datos de un solo mes.

Y es que si comparamos las cifras anuales, queda patente el estrepitoso desastre de ventas del Honda eléctrico. El modelo más vendido del año ha sido el Renault ZOE, con 99.613 unidades, mientras que el Top 10 lo cerró el veterano BMW i3, con 23.502 unidades matriculadas en 2020.

Podemos pensar que las cifras de ventas están en alza, como le está pasando a muchos modelos que han salido en 2020. Pero para el Honda e, su mejor mes ha sido septiembre, y ahí ha visto como sus cifras no solo no mejoraban, sino que empeoraban.

Una situación que ha tenido como resultado la vergonzosa decisión de tener que comprar cuotas de emisiones contaminantes a Tesla, ya que nadie compraba su coche eléctrico. Algo que es todavía más patente si tenemos en cuenta que para el mes de octubre Honda apenas había matriculado 1.000 unidades, muchas de las cuales formaban parte de la flota de prensa o de demostración de los concesionarios.

¿Cuales son las razones?

Las razones de este frío recibimiento se pueden basar en varios factores. Y es que el Honda e es un urbano con un diseño muy atractivo y un equipamiento tecnológico que le hace diferenciarse del resto de propuestas. Incluso dentro del segmento de los eléctricos de baja autonomía.

Pero por un lado Honda no tiene un nombre dentro del sector, lo que hace que mucha gente ni conozca el vehículo, o no se sienta atraída por la marca a la que no relacionan con el coche eléctrico. Tampoco ayuda un sistema eléctrico algo modesto, con potencias desde los 134 a 152 CV, en un mercado donde podemos encontrar otros rivales como el Mini SE con sus 184 CV.

Pero sin duda el apartado donde menos brilla el «e» es la autonomía, ya que sus apenas 35.5 kWh brutos, 28.5 kWh útiles, no le llevan más allá de los 220 km bajo el ciclo WLTP, que en las pruebas de autonomía reales incluso se ha quedado en cifras por debajo de los 150 kilómetros.

Algo que podría cumplir las necesidades de movilidad de aquellos que tengan en la ciudad su hábitat diario, pero que se enfrentan a un precio que en la versión más económica arranca en los 34.390 euros, mientras que el acabado superior lo hace en los 37.390 euros.

Factores que hace que con la llegada de más y mejor competencia este año, el Honda e muy posiblemente pase a la irrelevancia más absoluta ya que ni con una reducción de su precio podrá hacerse un hueco.

Relacionadas | Lovecars enfrenta por primera vez a los FIAT 500, Honda e y MINI Cooper SE, 3 urbanos eléctricos de diseño retro y carácter premium

Compártelo: