Tesla está construyendo la estación de carga más grande del mundo con 100 Supercargadores. ¿Serán así las «gasolineras» del futuro?

La infraestructura de carga rápida será un elemento fundamental para la expansión de la movilidad eléctrica a lo largo de esta década. Si bien actualmente el grueso de los propietarios de automóviles eléctricos los cargan en sus casas, serán las redes públicas las que permitirán a aquellos que no poseen plaza de garaje acceder al mundo de la electromovilidad.

Además, las estaciones de carga rápida serán claves a la hora de realizar viajes de media y larga distancia en coche eléctrico, algo de lo que los fabricantes son conscientes: sin ir más lejos, marcas como BMW, Ford, Hyundai, Mercedes-Benz y Volkswagen se han unido para crear el consorcio IONITY, que busca unir las principales rutas europeas con puntos de carga ultra-rápidos.

Sin embargo, la compañía que más lejos ha ido en este sentido ha sido Tesla, que cuenta con una amplísima red de Supercargadores en todo el mundo reservada única y exclusivamente a los vehículos de su propia marca. Esta infraestructura es considera por muchos como una de las principales fortalezas de la empresa frente a sus competidores.

La mayoría de estaciones públicas a día de hoy están formadas por uno, dos, cuatro o incluso ocho puntos de carga; sin embargo, Tesla ha apostado desde el principio por dotar a sus ubicaciones de un elevado número Supercargadores para tratar de evitar que se formen colas en los momentos de mayor demanda (por ejemplo, en las vacaciones de verano).

Ahora la firma californiana está yendo un paso más allá  con la creación de enormes estaciones dotadas de decenas de puntos de carga. Hasta el momento la ubicación más ambiciosa de Tesla se encontraba en Shanghái, donde cuenta con unas instalaciones dotadas de 72 puestos de carga. Sin embargo, dentro de poco palidecerá ante la llegada de nuevas estaciones de última generación.

Tesla se encuentra ampliando su estación en Harris Ranch (California), una de las más antiguas de su red. Aunque a día de hoy cuenta con la nada despreciable cifra de 18 Supercargadores, dentro de poco se agregarán 82 puestos de carga más, llegando a un total de 100. Así, Harris Ranch se convertirá en la mayor estación de Supercargadores del mundo.

La ampliación de esta estación no es casual, pues se encuentra situada estratégicamente entre el Área de la Bahía y Los Ángeles, dos de los mayores mercados de Tesla. Las renovadas instalaciones contarán entre otras cosas con los nuevos Supercargadores V3, capaces de llegar a 250 kW de potencia, lo que permitirá recortar los tiempos de carga. Para estabilizar la demanda en los momentos pico, Tesla también dotará a Harris Ranch de un sistema de almacenamiento estacionario.

¿Serán así las «gasolineras» del futuro, enormes estaciones de carga con numerosos puntos de alta potencia que permitirán recuperar su autonomía en pocos minutos a varios vehículos eléctricos a la vez? No dejéis de escribir vuestra opinión en la sección de comentarios.

Fuente | Electrek

Relacionadas | Tesla logra batir sus récords de producción y entregas en el primer trimestre de 2021 a pesar de la ausencia de los Model S y Model X

Compártelo: