Para Toyota es demasiado pronto para apostar solo por el coche eléctrico

Para Toyota es demasiado pronto para apostar solo por el coche eléctrico


Durante la última reunión de accionistas de Toyota, el vicepresidente ejecutivo de la compañía japonesa Shigeki Terashi ha indicado que durante las próximas décadas mantendrán abierta su oferta de motorizaciones ya que piensa que es pronto para centrarse en el coche eléctrico a batería.

Según el Sr Terashi «Es demasiado pronto para concentrarse en una opción. En los años previos a 2050, diferentes opciones, incluidos los vehículos híbridos y a hidrógeno deben competir entre sí para que Toyota se quede con las mejores opciones.»

La idea sobre el papel para Toyota no parece mala. Dejar que sea el cliente el que seleccione qué tecnología se adapte mejor a sus necesidades. Algo que tiene sus pros, como contar con una amplia y variada oferta, pero también sus contras y es que al abarcar demasiadas tecnologías, el coste de desarrollo y producción serán mucho mayores.

El principal problema es que se trata de un proyecto a muy largo plazo. De momento Toyota piensa en el objetivo de 2050. Un plazo extremadamente largo donde el mercado vivirá una gran transformación y donde otros grupos que hasta ahora se posicionaban en los principios de la propia Toyota, como Honda, han cambiado su punto de vista dejando por ejemplo de fabricar propuestas como el Clarity a hidrógeno simplemente por que no existe demanda.

Algo que demuestra de forma gráfica un análisis de mercado que nos muestra que en Estados Unidos, en todo 2020 se entregaron menos de 1.000 unidades a hidrógeno. Una cifra que no solo no es superior al año anterior si no que incluso es un 52% menos que el año 2019 cuando se llegaron a vender 2.089 unidades.

Algo que nos indica que salvo cambios drásticos en los próximos años, con una importante bajada de precios de la tecnología y una fuerte expansión de la red de repostaje, parece que el hidrógeno no será tampoco una opción para Toyota.

Frente a la política de Toyota, vemos la posición de otros grandes grupos automovilísticos como el segundo por volumen de ventas en 2020, Volkswagen, que ha dejado atrás sus trabajos con el hidrógeno para centrarse en el coche eléctrico y los híbridos. Incluso una de sus marcas, Audi, ha puesto fecha al final del desarrollo de nuevos modelos diésel o gasolina o híbridos. Algo que se producirá en apenas cinco años.

Una posición a primera vista sensata por parte de Toyota, que tiene sus riesgos. Y es que además de los enormes costes que supondrá mantener y actualizar una familia con múltiples tecnologías, gasolina, diésel, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, esto puede afectar a su imagen y que a medio y largo plazo el cliente no asocie a la marca nipona con la tecnología que según todos casi los estudios más volumen moverá a medio y largo plazo, el coche eléctrico a batería.

Relacionadas | Toyota afirma que los coches híbridos y de pila de combustible de hidrógeno serán competitivos durante los próximos 30 años

Compártelo:

31 comentarios en «Para Toyota es demasiado pronto para apostar solo por el coche eléctrico»

    • Mira que les gusta pegarse un tiro al pie cada dos por tres. Ilusos, se piensan que el mercado se amoldará a su vetusta manera de ver dicho mercado.

      Responder
    • Juega a fabricar y vender coches, así de sencillo. A Caso crees que puedes dar lecciones al mayor fabricante mundial de vehículos?

      Responder
      • Sí. Y además acertar.

        – Nokia, mayor fabricante de móviles mundiales.
        – Kodak, mayor fabricante de cámaras y carretes mundiales.
        – Microsoft, menos mal que se fue Balmer y pusieron a Satya Nadella.

        Toyota tiene una posición de privilegio brutal. Cualquier CEO competente, no Akio Toyoda, hubiera hecho crecer de forma brutal a Toyota en valor, beneficios y ventas.

        Responder
        • Comparar nokia y kodak con toyota da la sensación que no tienes ni idea de lo que dices… porque todo el mundo sabe que un móvil dura lo mismo que un coche… y el precio?? en serio piénsalo antes de decir esas cosas..
          Ojo que no quiero decir que el futuro sea eléctrico y ojala que lo sea, pero vamos que el tren todavía esta en la estación y tardara unos años en salir.

          Responder
          • Creo que el puno del forista Logios es que muchos gigantes han caído por resistirse a las nuevas tendencias.
            Cuando Apple planteó el paradigma del smartphone con pantalla táctil y tienda de aplicaciones, los gigantes reaccionaron tarde y hoy no existen (Nokia y Blackberry). Microsoft no quebró porque tiene otras divisiones, pero perdió el tren de la movilidad.
            Intel se negó a fabricar los procesadores del iPhone en arquitectura ARM y hoy lo está lamentando porque depende solo de su arquitectura x86 que ha perdido mucho terreno con ARM.

            En este caso ya se sabe que por ley el vehículo de combustión va a desaparecer. Los que no reaccionen a tiempo verán como Tesla y los que se concentren en la electrificación los dejarán cada vez más atrás

            Responder
      • Pues claro que se les puede dar una lección magistral de marketing básico: Que dejen de construir ICEs paulatinamente y vayan con todo con los EV, o en 10 años desaparecerá o se transformará en una marca inmersa en la irrelevancia, incluso en su Japón natal.
        Tengo razón y lo sabes.

        Responder
  1. Ah, ¿Que no hay demanda para los coches de hidrógeno? No se podía saber. Pero el gobierno español lo está apostando todo a la industria del hidrógeno. Seguro que les irá bien.

    Responder
      • Así de triste. Como el fiasco de la plataforma Castor. La incompetencia y negligencia de nuestros políticos les sale absolutamente gratis, o en el peor de los casos un destierro durante una temporada como eurodiputado con sueldo estratosférico.

        Responder
    • En el Reparto del trabajo de la Unión Europea nos ha tocado el papel de productores de Hidrógeno. Son ordenes de la UE no cabe discusión. A mí no me gusta, pero es lo que hay cuando desde que en su día decidimos entregar nuestra soberanía industrial y económica a la Unión Europea. (Tratado de Mastrich).

      Responder
      • Eso no es exactamente así. La UE hace programas y tú presentas proyectos. Que seamos los tontos útiles no significa que nos haya «tocado» nada.

        Responder
      • pero por qué mientes? Eso no es así. Y lo sabes de sobra. La decisión del hidrógeno fue española. Se pudo elegir solar y almacenamiento en baterías. Pero los de Repsol son más amigos. Que le pregunten al PNV.

        Responder
  2. «En los años previos a 2050, diferentes opciones, incluidos los vehículos híbridos y a hidrógeno deben competir entre sí para que Toyota se quede con las mejores opciones»

    Es decir, irán a remolque.

    Responder
  3. El problema de Toyota está en sus accionistas, en concreto en Denso, que no está muy por la labor de dejar de fabricar bujias y otros componentes para vehículos de combustión. Se les planteó a los fabricantes el modo que Tesla hace sus vehículos con una gran centralita que lo controla todo y menos módulos independientes. La primera en decir que no podían hacerlo, Toyota y una de las explicaciones más lógicas es porque Denso tiene que seguir con su negocio de componentes tal cual está.

    Responder
  4. Aún no hay demanda de EVs . Cuando haya demanda ya verás .
    El futuro apunta al hidrógeno , para Toyota.
    El Yaris de hidrógeno está al salir .

    Responder
  5. Lo peor es que arrastran a toda la industria japonesa(menos honda)las pequeñas marcas como mazda, suzuki, daihatsu dependen casi de toyota para su electrificacion, en fin, otro rival menos para los chinos

    Responder
  6. Me gusta como Toyota lidera el mercado con una vision clara en el futuro del sector…

    Bromas aparte, la filosofia “a ver que pasa y nosotros nos adaptamos” no suele funcionar muy bien a menudo. Hay que provocar los cambios y crear tendencias, no solo seguirlas.

    Responder
  7. Mi humilde opinión: Toyota tiene músculo financiero suficiente para ser unos “cobardes” y esperar a ver que pasa mientras mantienen todas las tecnologías a la venta…eso si, se van a dejar unos cuantos miles de millones por el camino…

    Responder

Deja un comentario