La española Air Nostrum se une a un consorcio para desarrollar aviones a hidrógeno con 1.000 km de autonomía en 2025 | forococheselectricos

La española Air Nostrum se une a un consorcio para desarrollar aviones a hidrógeno con 1.000 km de autonomía en 2025


La búsqueda de una alternativa a los contaminantes sistemas por combustibles fósiles ha embarcado también a la industria de la aviación en una carrera por ver quién es el primero en empezar sus vuelo. Ahora esta posibilidad ha marcado un importante hito por el acuerdo firmado por grandes nombres de la industria como la española Air Nostrum, Plug Power, empresa norteamericana participada por Renault, que junto a otros protagonistas han firmado la puesta en marcha de un centro de desarrollo de aviones a hidrógeno.

Los participantes de este consorcio serán Universal Hydrogen, especializada en el desarrollo de kits de conversión para turbohélices, magniX, fabricante de motores eléctricos, Plug Power, que se encarga de las pilas de combustible, y la escuela de pilotos AeroTEC.

Estos pondrán en marcha un centro de servicio y de pruebas de aviones a hidrógeno en el Aeropuerto internacional del condado de Grant, Moses Lake, Washington. Un emplazamiento extremadamente interesante no sólo por sus instalaciones de homologación de aeronaves, sino también por situarse en una zona con una importante producción eléctrica con energías renovables.

Esta instalación se ocupará entre otras cosas de realizar los vuelos de prueba y certificación de los primeros prototipos, como un avión turbohélice regional Dash-8, que según los responsables del proyecto tiene programado entrar en servicio comercial en 2025.

Las primeras empresa que se han apuntado para poder comenzar a usar esta tecnología son Ravn Alaska, Icelandair y la empresa española Air Nostrum, especializadas todas ellas en vuelos regionales. Un sector donde la movilidad sin emisiones puede encontrar un nicho de acceso para el desarrollo de sus tecnologías.

Una de las características de este acuerdo será el uso de de los depósitos modulares de Universal Hydrogen. Estos alimentarán las pilas de combustible de hidrógeno de Plug Power, que serán las encargadas de dar la energía a los motores desarrollador por magniX. Por su parte AeroTEC, con sede en Seattle, se encargará de certificar las conversiones y completar los vuelo de prueba y certificación de los aviones.

La conversión de un modelo Dash-8 por parte de Universal Hydrogen será una de las primeras conversiones comercialmente relevantes. Un modelo con capacidad para entre 41 a 60 pasajeros en rutas que podrán llegar hasta los 1.000 kilómetros.

Una de las grandes preguntas es cómo funcionará el repostaje y el transporte del hidrógeno. En este caso el formato usará un sistema de cápsulas, o depósitos modulares, que se pueden transportar a los aeropuertos utilizando la red de repostaje existente y el equipo de manipulación ya en uso en el aeropuerto, sin necesidad de una nueva infraestructura.

Aspectos que nos indican que estamos mucho más cerca de ver en acción los primeros vuelos comerciales cero emisiones, ya sea mediante baterías, o usando hidrógeno.

Relacionadas | DHL confirma el acuerdo con Eviation para crear su primera flota de aviones eléctricos

Fuente | BW

Compártelo:

5 comentarios en «La española Air Nostrum se une a un consorcio para desarrollar aviones a hidrógeno con 1.000 km de autonomía en 2025»

  1. Identica notica a la anterior, lo que más me fastidia es que van a conseguir que la UE les financie estas aventuras empresariales con fondos públicos, en lugar de emplearlo en hacer lo mismo pero eléctrico.

    Cuando en un par de décadas comparemos los costes de aviones eléctricos frente a los (si al final los sacan), de hidrógeno, la diferencia va a ser apabullante.

    Responder
    • Ni de coña Macià, estamos hablando de un vuelo que se hace en 35/40 en vuelo, más carretear al finger (o taxi en témino aeronáutico), a una duración de horas

      De una capacidad de unos 160 pasajeros de un A320, ya no hablemos de un A321, a una de una cuarta parte quizás?

      El romanticismo y sobretodo el lujo de los Zepoelin de los años 20 del siglo pasado es incompatible con una ruta corta que se sirve de compañías semi low cost como Vueling

      Otra cosa, que tampoco lo veo, es una viaje intercontinental mal comparado a un gran viaje en un barco como el Queen Elisabeth, o un tren como el Orient Express

      Pero lo dicho, no lo veo, por coste, tiempo de viaje, coste del mismo x pasajero para rentabilizarlo, y seguridad (incompatible con efectos meteorológicos como grandes tormentas y/o rachas de viento)

      Pero bueno, si alguien consigue hacer la cuadratura del círculo entre costes/beneficio y hay un público (lo desconozco sin un estudio de mercado), quizás pueda haber un tipo de cliente (limitado en número, pero de gran capacidad económica), como con los vuelos “espaciales” de Virgin, Blue Origin o Space X

      Responder
  2. Otro ejemplo del «NUEVO MINIMALISMO» = MAS ES MAS . . . .
    Menos es mas = «BACK TO THE CUEVA» . . . .»WTF» . . . .etc.
    Mejor acelerar ante el precipicio . . .para caer mas rápido.
    Salu2

    Responder
  3. A mí lo que me produce urticaria es ver a políticos de muy baja calaña «Flaudillo and company» aprobar ingentes cantidades de dinero para estos cuervos saca cuartos que luego no los sacarán del bolsillo en forma de más impuestos «Como el pago de peajes en carreteras y autovías nacionales».

    Responder

Deja un comentario