Edmunds afirma que el Tesla Model S Plaid es «una pérdida de dinero»

Edmunds, un reputado portal estadounidense especializado en reseñas de automóviles, ha testado recientemente el nuevo Model S Plaid, la versión más prestacional de la berlina insignia de Tesla. Sin embargo, al contrario que la mayoría de medios que han podido probarlo hasta ahora, Edmunds afirma que el nuevo vástago de Tesla es «una pérdida de dinero» y que «no vale su precio de 130.000 dólares».

Como los lectores recordarán, la variante Plaid apareció a principios de año como tope de gama del renovado Model S, que a finales de enero fue sometido a su segundo restyling. Frente al anterior Model S Performance, el Model S Plaid hace uso de un tren motriz formado por tres motores (Tri Motor) con una potencia total combinada de 1.020 CV.

Esto le permite hacer el 0 a 60 millas por hora (0-96,6 km/h) en apenas 1,99 segundos, con una velocidad punta de 322 km/h. La autonomía por su parte se queda en 628 km EPA. Las primeras entregas de esta salvaje versión deportiva comenzaron el pasado mes de junio, adelantándose tanto al Model S Long Range como a la renovada familia Model X, que también ha sido actualizada.

¿Por qué no ha convencido la última creación de Elon Musk a Edmunds? En su review, el periodista Alistair Weaver señala que durante las pruebas se encontraron numerosos problemas en el vehículo, desde una calidad constructiva mejorable y un poco ergonómico volante «steering yoke» en forma de mariposa hasta un interior que carece del lujo del que hacen gala modelos como el Porsche Taycan, su principal rival.

«Solo sirve para una cosa: las carreras de aceleración»

Para Weaver, el «horrible» volante es una metáfora de cómo es todo el automóvil. «El problema para mí es que este ‘yoke’ es realmente una metáfora de todo el coche. Es casi como si los ejecutivos de Tesla pensaran en cuánto ruido podrían hacer en Twitter y luego trabajaran en ello. Un ‘yoke’ en un coche de carretera es simplemente una tontería. Pero también lo es la idea de un sedán de cuatro puertas de 1.020 CV.

Me encanta el Tesla Model, 3 porque es un automóvil verdaderamente innovador al que pueden acceder muchas personas. Esto, por el contrario, es solo un ejercicio de marketing diseñado para llamar la atención sobre un automóvil envejecido y saciar el ego de los multimillonarios en los bares de copas. Realmente, solo sirve para una cosa. Y eso son las ‘drag races’ [carreras de aceleración]».

Fuente | Edmunds

Relacionadas | Tesla termina su fábrica de Supercargadores de China, y adelantará la apertura de la red a otras marcas a octubre

Compártelo: