¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Videoprueba Citroën ë-C3. Nuestra primera toma de contacto con el ambicioso utilitario eléctrico popular

Ya habéis podido ver nuestras primeras impresiones del nuevo Citroën ë-C3 en nuestros perfiles de Instagram y TikTok, así como leer nuestra prueba escrita. Hoy os traemos la tercera y última parte de nuestra toma de contacto con el utilitario eléctrico popular, una videoprueba en la que explicamos en mayor profundidad nuestras sensaciones al volante.

El Citroën ë-C3 es un cinco puertas de 4.01 metros de largo, 1.75 metros de ancho y 1.58 metros de alto encuadrado en el segmento B. Se trata por lo tanto de una propuesta más alta que rivales como el Renault 5, si bien en la práctica no llega a ser un SUV al uso, sino más bien un hatchback «crossoverizado», misma filosofía que exhibe el exitoso Dacia Sandero Stepway.

Se asienta sobre la plataforma Smart Car del grupo Stellantis, misma arquitectura que podemos encontrar en el recién presentado Opel Frontera. Gracias a su flexibilidad, Citroën ofrece el C3 de cuarta generación con tres tipos de motorizaciones: de gasolina, mild-hybrid y, por supuesto, la variante 100% eléctrica que ha sido objeto de nuestra prueba.

Nuestro protagonista emplea un motor de 113 CV (83 kW), el cual le permite completar el 0-100 km/h en 10.4 segundos y alcanzar una velocidad punta de 135 km/h. Su batería de 44 kWh brutos (42 kWh útiles) es de tipo LFP (litio-ferrofosfato) y le proporciona una autonomía homologada de hasta 326 km WLTP. Las celdas son suministradas por el fabricante chino SVOLT.

El Citroën ë-C3 se ha adelantado a rivales como el Renault 5 o el Volkswagen ID.2

En 2025 se añadirá una variante de acceso con 200 km WLTP por 20.490 euros. En cuanto a la carga, anuncia un pico de 7.4 kW en corriente alterna (20-100% en 5 horas y 40 minutos) y de 100 kW en corriente continua (20-80% en 26 minutos). Opcionalmente se ofrece un cargador trifásico de 11 kW (20-100% en 3 horas y 50 minutos).

En marcha, el Citroën ë-C3 no destaca por sus prestaciones, pero sí por su ajustado consumo y por su elevado confort de marcha, producto de la suspensión Citroën Advanced Comfort con topes hidráulicos progresivos.

La gama está compuesta por los niveles de acabado You (22.590 euros) y Max (27.090 euros), cuyas tarifas resultan muy competitivas para un coche eléctrico fabricado en suelo europeo (concretamente en Trnava, Eslovaquia). Más adelante se sumará una terminación intermedia Plus, la cual está llamada a convertirse en la opción más equilibrada de la alineación si tenemos en cuenta el enorme salto existente entre los modelos You y Max en términos de precio, presentación y equipamiento.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame