¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

¿Cuáles son los coches eléctricos con más autonomía con una sola parada a cargar de 20 minutos?

Los grandes recorridos son uno de los principales retos para los coches eléctricos. La buena noticia es que cada vez hay modelos de más autonomía, y sus sistemas de carga son más eficaces. Algo que se traduce en que con una parada podemos hacer una importante cantidad de kilómetros. Un aspecto que el club de automóvil de Alemania (ADAC) ha querido poner a prueba en un test donde ha enfrentado a diferentes coches eléctricos en un viaje con una parara intermedia.

Y es que a la hora de decidirse por un modelo, la autonomía sigue siendo una de las principales cuestiones que los clientes tienen en cuenta. Al fin y al cabo, un coche eléctrico debería poder afrontar con la mayor facilidad largos viajes cuando nos vamos de vacaciones.

A pesar de que tenemos las cifras de homologación, estas no son realistas, y además no tienen en cuenta factores como la posibilidad de parar a cargar durante el recorrido. La cuestión es que entre los diferentes modelos hay importantes diferencias en ambos aspectos, algo para lo que han realizado un gran recorrido para saber hasta donde podían llegar los eléctricos con una única parada a cargar de 20 minutos.

El requisito para destacar en este test y lograr la distinción de «apto para viajar» era lograr una autonomía total de más de 750 kilómetros con esta única parada.

El Hyundai Ioniq 6 con batería de 77,4 kWh y tracción trasera fue el que mejor lo hizo, alcanzando 931 kilómetros con una sola parada de carga de 20 minutos. Le ha seguido el Lucid Air, que ha recorrido 859 kilómetros, el BMW iX, 835 kilómetros, el Mercedes EQS, 825 kilómetros, el Mercedes EQE SUV, 806 kilómetros, y el Polestar 2, que ha conseguido recorrer 801 kilómetros.

Por su parte, la gran referencia del sector en cuanto a ventas, Tesla, ha colocado como primer clasificado en este test al Model X Long Range, que se colocó en el puesto número 13 con 763 km en un listado de 20 unidades que han superado los 750 km.

Otros 42 eléctricos se colocaron por debajo dentro del arco de autonomías de entre 500 y 750 kilómetros, con los Tesla Model S y el BMW i5 eDrive40, con 743 kilómetros cada uno, y el Hyundai Ioniq 5 de 77,4 kWh AWD, que se ha logrado 730 kilómetros.

En cuanto al siguiente tramo, entre 400 o 500 kilómetros con una sola parada de carga, era considerado “condicionalmente apto para largas distancias”. Lo hicieron 14 modelos, encabezados por el Opel Astra Sports Tourer (495 kilómetros), el Renault Mégane E-Tech EV60 (494 kilómetros) y el MG ZS EV Maximum Range (493 kilómetros).

En el caso de los que han recorrido menos de 400 km, y que no son considerados aptos para largas distancias,  encontramos a propuestas como el Dacia Spring (252 kilómetros), el Mazda MX-30 EV (237 kilómetros) y el Fiat 500e (233 kilómetros).

Por supuesto, la comparación es muy relativa, ya que no olvidemos que han comparado coches urbanos como el Dacia Spring 65 (27,4 kWh), que cuesta 17.900 euros, o el Fiat 500e (23,8 kWh), que está disponible a partir de 24.490 euros, con propuestas por encima de los 100.000 euros, como el Mercedes EQS, con batería de 108 kWh, o el Ioniq 6 (77,4 kWh), que arranca en los 55.000 euros.

La curva de carga una clave

A la hora de viajar, además de la autonomía y la capacidad de la batería, la curva de carga también es muy importante, ya que marca la diferencia entre una parada de 15 o 20 minutos, de una de 30 o 40 minutos. Una diferencia notable, principalmente cuando tenemos que hacer varias paradas en el camino.

Un modelo como el Hyundai Ioniq 6, que tiene arquitectura de 800 voltios y se carga a potencias por encima de los 250 kW, puede recarga su batería más rápido que, por ejemplo, un VW ID.7, que utiliza el sistema habitual de 400 voltios, que llega a un pico de 177 kW, pero también mucho más rápido que el sistema de Tesla, que llega a los 250 kW, pero que cuenta con una curva mucho menos efectiva.

Según los datos de ADAC, en 20 minutos el Ioniq 6 puede recuperar 429 km de autonomía, con una potencia media de 189 kW. La cifra más alta de la comparativa, seguida por los 363 km del Ioniq 5, siendo el primer modelo no Hyundai el NIO ET5, que ha logrado recuperar 326 km en esos 20 minutos de parada.

Por su parte, los Tesla Model X y Model S, a pesar de su potencia máxima de 250 kW, apenas han logrado recargar 287 y 284 km respectivamente. Un 33% menos que el Ioniq 6, con una potencia media de 158 y 151 kW respectivamente.

En cuanto al Model 3, la versión Long Range Dual Motor, que también tiene una potencia máxima de 250 kW, logra una media de apenas 121 kW, con 258 km recuperados en esta parada. Otro ejemplo de la importancia de la curva de carga más que la potencia máxima.

En las imágenes inferiores vemos la curva de carga del Tesla Model 3 Long Range Dual Motor, a la izquierda, y a la derecha la del Hyundai Ioniq 6 LR.

Y luego también depende de hasta qué punto el rendimiento de carga indicado en el papel se aplica realmente en la estación de carga, con variables como la temperatura a la que llega la batería, o incluso la climatología externa.

Por último, el ADAC también hace una petición a los fabricantes: no sólo deberían especificar las autonomías homologadas en temperaturas exteriores favorables, sino también qué sucede cuando el termómetro baja de forma significativa.

Porque cuando se trata de kilometraje, el frío puede marcar una importante diferencia, y ahí también hay elementos como los sistemas de climatización que pueden hacer que los números en invierno cambien de forma importante.

Fuente | ADAC

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame