Probamos el servicio de carsharing ZITY, y lo enfrentamos a Car2go y Emov

Probamos el servicio de carsharing ZITY, y lo enfrentamos a Car2go y Emov

Este lunes ha comenzado su andadura ZITY, el tercer servicio de carsharing eléctrico disponible en Madrid. Tras el éxito inicial de Car2go (que ha alcanzado los 187.000 registros recientemente), replicado por Emov (con 150.000), ZITY llega dispuesto a disputarse con ellos una porción del jugoso mercado para el coche compartido que ha resultado ser Madrid.

Cada uno de estos servicios tiene detrás una gran empresa automovilística: Car2go es obra de Daimler (Mercedes-Benz), Emov de PSA Peugeot-Citroën (aliada con EYSA), y ZITY de Renault (aliada con Ferrovial). Actualmente Car2go dispone de 500 unidades de su Smart ForTwo ED, mientras que Emov 600 de su Citroën C-Zero y ZITY 380 de su Renault ZOE (que en las próximas semanas se ampliarán a un total de 500).

Las tres iniciativas tienen muchos puntos en común, pero también numerosas diferencias. Por ello, hemos probado los tres servicios para valorar cuál es el mejor. ¿Nos acompañas?

Registro

La cuota de alta de Car2go y Emov cuesta en ambos casos 9 euros, mientras que en ZITY, por el momento, es gratis. Punto a favor para el recién llegado. En el caso de los tres servicios, el registro se puede hacer por completo online, haciéndose la validación del carnet con la cámara del móvil (inicialmente Car2go obligaba a validar en sus oficinas o en las Autoescuelas Gala, pero han tenido que adaptarse a la competencia).

Tarifas

Tanto Car2go como ZITY tienen una tarifa de 0,21 euros por minuto de uso, mientras que Emov se va a los 0,24 euros. El alquiler diario (24 horas) más barato es el de ZITY, con 55 euros diarios, frente a los 59 euros de Car2go y los 69 euros de Emov. Si superamos los 50 km en un mismo recorrido con Car2go o Emov, pasarán a cobrarnos 0,29 euros por kilómetro recorrido. En los tres casos, la franquicia del seguro a todo riesgo es de 500 euros.

Como puede verse, las tarifas menos competitivas son las de Emov, si bien las de ZITY son «precios de lanzamiento», por lo que es probable que en los próximos meses suban ligeramente.

Zona de uso

Aunque los tres servicios nos permiten salir fuera de la zona de uso, el alquiler se debe finalizar siempre dentro de ella. Car2go está limitado al interior de la M30, mientras que sus rivales van un paso más allá. Emov, además del área interior de la M30, incluye Ciudad Universitaria, Hortaleza, Las Tablas y la zona alta de la calle Alcalá.

ZITY cubre un área similar a Emov, con el interior de la M30, Ciudad Universitaria, Hortaleza, Las Tablas y Ciudad Lineal. En los próximos meses ZITY podría aumentar el área de su zona de uso, gracias entre otras cosas a la amplia autonomía que brinda el Renault ZOE que utiliza el servicio.

Utilización

Las tres apps son similares. La de ZITY es la más moderna visualmente, si bien también es la que más tarda en abrirse. Una vez dentro, las tres se ejecutan con fluidez. La pantalla inicial en todas ellas consiste en un mapa en el cual se puede ver los coches disponibles.

Al pulsar sobre uno de los coches, las tres aplicaciones nos muestran datos como la carga, su matrícula… También se puede reservar un coche durante 20 minutos, así como utilizar el mapa para ubicarnos y saber como llegar al coche que hemos reservado.

Una vez al lado del coche, en los tres casos hay que utilizar la app para abrirlo y comenzar el alquiler, con la diferencia de que en el caso de ZITY hay que tener activado el Bluetooth de nuestro teléfono, mientras que Car2go nos obliga a introducir un pin. Antes de comenzar, la app nos preguntará si el coche tiene daños sin notificar, y en caso de que los haya, habrá que dejar constancia de ellos seleccionando la zona del coche afectada.

Dentro de los coches, las diferencias se acentúan. En el caso del Citroën C-Zero de Emov, nos recibe una voz que nos indica dónde están las llaves. En su caso, están metidas en una ranura de la guantera. Las llaves del Smart ForTwo ED de Car2go están también metidas en una ranura, en este caso a la izquierda del volante. En ambos casos, simplemente tenemos que utilizar la llave para arrancar como en un coche convencional.

En el caso del Renault ZOE de ZITY, no hay ninguna llave. Una vez hayamos comenzado el alquiler, simplemente hay que pulsar el botón de START/STOP para arrancar. Un segundo punto a favor para ZITY. En los tres casos hay diversas pegatinas en el salpicadero que explican todo el proceso de forma sencilla para los más despistados.

Sin embargo, un fallo de ZITY es que el coche no avisa al conductor si ha salido de la zona de uso. El navegador de Car2go nos advierte tanto cuando hemos salido como vuelto a entrar. En Emov es la misma voz que nos recibió la encargada de notificárnoslo, además, sendos LED situados en la consola central nos indican dónde estamos: en verde, significa que estamos dentro, en rojo, fuera.

Los tres servicios nos dejan realizar paradas puntuales mientras continuamos con el alquiler, lo que permite que nadie nos quite el coche por ejemplo mientras hacemos unos recados. En el caso de Car2go y Emov simplemente hay que cerrar el coche con las llaves, y se nos seguirá cobrando la misma tarifa que si estuviéramos circulando.

ZITY, de nuevo, ofrece una solución muy atractiva en este aspecto: la función STAND BY. Al aparcar el coche y salir de él podemos seleccionar en la app la opción parada, que cerrará el coche (recordemos que no hay llave), y en lugar de cobrarnos como si estuviéramos conduciendo se activa una tarifa de tan sólo 0,07 euros el minuto, que nos permitirá realizar recados de forma más tranquila. Una vez regresemos al coche y lo abramos con la app se nos volverá a cobrar la tarifa normal.

En los tres casos una vez hayamos aparcado y queramos finalizar el viaje, debemos salir del coche y seleccionar la opción de finalizar el viaje en la app, cerrándose el coche. Recordemos que los coches se pueden aparcar en cualquier plaza de las zonas azul y verde dentro de la zona de uso, pues al ser eléctricos no pagan el estacionamiento en la zona SER.

Probamos los coches

Si por algo destaca ZITY, es por el coche que han elegido para su servicio. El Renault ZOE es un utilitario de 4,08 metros de largo, 5 plazas y un maletero de 338 litros. Su mayor punto a favor, sin embargo, es su autonomía: homologa 403 km bajo el ciclo NEDC, que en condiciones reales serán unos 300 km por carga.

El Smart ForTwo ED de Car2go mide 2,69 metros, tiene 2 plazas y un maletero de 220 litros, y homologa 145 km NEDC por carga (en condiciones reales, 110 km). El Citroën C-Zero de Emov mide 3,47 metros, posee 4 plazas y su maletero es de 166 litros. Homologa 150 km NEDC (120 km en condiciones reales).

Como puede verse, el Renault ZOE de ZITY disfruta de una autonomía casi tres veces superior a la de sus rivales, lo que multiplica las posibilidades de uso. Además, permite acomodar a 5 personas y su maletero es el más aprovechable. A cambio, los coches de Emov y Car2go son más fáciles de aparcar, pues si bien el ZOE es un coche pequeño, no tiene nada que hacer frente al Citroën, y mucho menos contra el Smart.

Nada más subir al ZOE, notamos que el espacio disponible es muy superior al del resto. Es un coche mejor acabado que sus rivales, visualmente más moderno y agradable, si bien tampoco es un punto crítico al ser coches destinados a realizar trayectos cortos de pocos minutos. Su panel TFT es más vistoso que los cuadros digitales de los otros dos modelos, y al estar todas las unidades a estrenar (todavía huelen a nuevo), su estado interior es el mejor. Además, cuenta con detalles curiosos como unas alfombrillas personalizadas con la denominación ZITY.

El equipamiento del ZOE gana de forma aplastante al de sus rivales: cuenta con una práctica cámara de marcha atrás, sensores de aparcamiento traseros, y una pantalla táctil con GPS de rápido funcionamiento y gran fluidez.

Una vez en marcha, se muestra como el modelo más aplomado, pero a la vez el más cómodo, pues sus suspensiones de tarado blando absorben las imperfecciones del terreno de forma muy confortable. Su dirección es la más asistida, pero el grado de dureza está muy bien conseguido.

Los 92 cv de los que hace gala su motor le permiten ser también el más rápido de los tres, si bien gracias a su mejor aislamiento no transmite tanta sensación de aceleración como sus rivales. Sin lugar a dudas, se siente «más coche» en líneas generales.

Un gran detalle es que el coche dispone en la consola central de tres puntos de carga multiformato para conectar nuestro móvil, una solución realmente práctica si tenemos en cuenta que el smartphone es indispensable a la hora de finalizar el alquiler, por lo que es importante tenerlo cargado.

Los usuarios también encontrarán útil el panel que se muestra en la pantalla táctil al acabar el viaje, que nos informa del nivel de «ecología» de nuestra conducción. Como punto negativo, habría que destacar los reflejos que provoca su salpicadero en el parabrisas con el sol de cara.

El Smart ForTwo ED es el modelo más pequeño de esta comparativa, lo que tiene como punto negativo que sólo puede transportar a 2 personas, pero gracias a ello se puede aparcar fácilmente en casi cualquier sitio. Al ser los modelos que más tiempo llevan prestando servicio (2 años ya), por fuera son los que peor estado muestran: tienen más rasguños, golpes, plásticos rotos, están descoloridos…

Por dentro, el modelo elegido por Car2go es el más austero, pues su salpicadero es el más sencillo y sus materiales los más baratos y menos vistosos y acolchados. Por no tener, no tiene ni guantera: en su lugar dispone de una bandeja para dejar la cartera o el móvil. A pesar de su mayor antigüedad, el uso intensivo no se nota tanto en el interior como en el exterior: el habitáculo está en perfecto estado y la limpieza es impecable, como en sus rivales.

Su equipamiento no es precisamente abundante más allá de la clásica radio y el sistema de climatización (al contrario que en sus rivales, la regulación de los espejos retrovisores es manual, y no cuenta con un sensor de luz para encender los faros de forma automática), si bien dispone de un práctico GPS.

Eso sí, la pantalla táctil del ForTwo se muestra a todas luces peor que la del ZOE, pues mientras que la del Renault es capacitiva, la del Smart resistiva. Por ello, para utilizarla hay que hacer mayor fuerza. Además, las grafías del navegador son mucho peores (el del ZOE es de origen TomTom), y se muestra mucho menos fluido en su funcionamiento.

Si una palabra define al Smart, esa es agilidad. Se mueve como pez en el agua entre el tráfico urbano, algo a lo que ayudan sus suspensiones, que son las más rígidas de los tres modelos. Eso no significa que el Smart sea incómodo, pero se muestra más seco que sus rivales al pasar por resaltos o por pavimento en mal estado. Su dirección es la menos asistida.

Sus 75 cv impulsan con energía al modelo, que sale el primero de todos los semáforos sin mayor problema. Su aceleración es contundente, e incluso se puede conducir de forma desahogada en autopista, donde se desenvuelve sorprendentemente bien, si bien el ruido aerodinámico se hace muy audible.

El Citroën C-Zero de Emov se muestra como un punto intermedio entre sus rivales: ni tan grande ni tan amplio como el Renault, ni tan pequeño como el Smart, si bien su maletero es el más reducido del lote.

Por dentro no llega a la calidad percibida del Renault, mostrando un diseño mucho más austero y anticuado, si bien es claramente superior al modelo de Smart en todos estos aspectos. Sus materiales son más vistosos, y aunque carece de los sensores de aparcamiento o la cámara de marcha atrás que sí equipa el ZOE, al menos cuenta con regulación eléctrica de los retrovisores, un punto a favor frente al ForTwo. Al igual que sus rivales, dispone de radio y un sistema de climatización fáciles de utilizar.

Sin embargo, la gran carencia de este modelo radica en la ausencia de un GPS, algo que seguramente echarán en falta muchos usuarios que no estén familiarizados con las calles de Madrid. Tampoco cuenta con un soporte para utilizar nuestro smartphone como navegador.

El C-Zero no se muestra tan ágil como el Smart, pero es mucho más confortable y está mejor aislado que el modelo alemán, sin llegar eso sí al nivel de refinamiento y aislamiento del ZOE. Su dirección también se sitúa en un punto intermedio entre sus rivales, sin estar tan dulcificada como en el Renault y sin ser tan directa como en el Smart.

A pesar de ser el menos potente del grupo (67 cv), gracias al par constante máximo del motor eléctrico acelera de forma contundente e instantánea, alcanzando un nivel de agilidad en ciudad muy destacado.

El punto en común entre los tres modelos es el silencio casi absoluto con el que se desplazan, ayudando a disminuir la contaminación acústica de la ciudad y mejorando el confort de los pasajeros.

Conclusión

En nuestra opinión, el mejor servicio de carsharing eléctrico que se ofrece actualmente en Madrid es ZITY. ¿Los motivos? Ofrece las tarifas más asequibles, una zona de uso tan amplia como la de Emov, cuenta con soluciones realmente útiles como la función STAND BY o el cargador para móvil en la consola central, y el Renault ZOE que han elegido es muy superior a sus rivales, con una autonomía, amplitud, equipamiento y refinamiento varios peldaños por encima de ellos.

Car2go y Emov se muestran a un nivel similar: Car2go juega la baza de un precio inferior y la facilidad de aparcar de la que hace gala el Smart ForTwo ED, mientras que Emov ofrece una zona de uso más extensa y 2 plazas extra para llevar a más pasajeros.

Relacionados

38 comentarios en “Probamos el servicio de carsharing ZITY, y lo enfrentamos a Car2go y Emov”

    • Esa es la parte peligrosa de sentar tu negocio sobre una app.
      Ecosistema iPhone está algo más controlado pero Android es una locura, entre desfragmentación, diferentes hardware y app de terceros que puedan interferir y el propio usuario con su configuración del móvil hace que sea imposible asegurarse una buena experiencia para todos tus clientes.

      Responder
      • Pues en mi iPhone tampoco funciona, el problema es más complejo… hay que decir que no me funciona tampoco en mi nuevo Motorola…

        Responder
  1. Bravo por Madrid! Ya tienen tres servicios de movilidad sostenible haciéndose la competencia; lo que además de hacerlos más competitivos, genera en alternativas a su disposición para el usuario.
    De mientras en Barcelona con 0 alternativas, la cutre Avancar con 4 coches y de combustión, nada más.

    Responder
    • Y Valencia está pidiendo a gritos la introducción de estas compañías. Ahora mismo se están dando unos índices de calidad del aire pësimos con valores de 160. La mayoría de las personas se ven afectadas por esta concentración de contaminantes, no sólo niños y ancianos que son los primeros en experimentar consecuencias. Y la alcaldía de Valencia sin tomar medidas…

      Responder
  2. Muy buen artículo. Coincido en general con todo lo que se dice. Yo elijo uno u otro servicio en función del número de personas que voy a llevar. Si voy solo, siempre elijo Car2go, ya que te aseguras aparcar en un pispás, lo que se nota luego a la hora de los minutos consumidos. Como coche, está claro que el Zoe está en otra liga. Es una maravilla. También me gusta mucho el Smart por las sensaciones de conducción que da (por aceleración, suspensiones y dirección, es una experiencia más auténtica). De todas formas, les tengo mucho cariño a los tres. Esperemos que no se suban a la parra con las tarifas.

    Responder
    • Por cierto, una cosa que tiene Car2go que me gusta mucho es la posibilidad que da en la app de activar el radar y avisarte si aparece un coche al lado de donde estás.

      Responder
  3. Lo que estaría genial es que, mediante acuerdos con diferentes ayuntamientos e incluso con la Comunidad de Madrid, en el caso de Zity (que tiene una autonomía muy respetable), el radio de acción cubriera a municipios del extrarradio de Madrid. Entiendo que es una complicación en la gestión de la empresa, pero ambientalmente sería una ventaja innegable para todos, porque mucha de la contaminación que genera el tráfico es de los desplazamientos para ir/venir a/de Madrid desde el extrarradio por motivos laborales/ocio. Es un hándicap, lo reconozco… pero la ventaja que aportaría algo así sería inmensa. En mi caso, que vivo en un municipio de 80.000 habitantes a 25 km. de Madrid, no me lo pensaría a la hora de dejar mi coche particular (combustión) aparcado y usar un Zity siempre que pudiera.

    Responder
    • Para eso tendrás que esperar a que el software IA de los coches les permita circular solos para reconfigurar sus ubicaciones.

      Responder
  4. Es una gran iniciativa. En cuanto a los precios. De momento son caros si los comparamos con como ha caido el alquiler tradicional por la competencia (5-20€ diarios)
    Este nuevo servicio sale bien para trayectos cortos pero en cuanto necesitas 1 hora o así se dispara. Cuanto mas populares se hagan mas deberia bajar el precio. No mas de 2-3€ por hora para ser una alternativa economica a la compra de un coche

    Responder
  5. Un par de dudas
    Me imagino que si, pero no lo termina de aclarar el artículo ¿Tienen aire acondicionado?
    ¿Cómo se recargan? Me imagino que se ocupa la empresa, ¿o hay que dejarlos enchufados al terminar?
    Porque se dá a entender que están aparcados por cualquier lado.

    Lo digo porque hay una empresa en Lombardia que se llama eVai (tienen eléctrico y combustión) que lo interesante es que tienen basa en los aeropuertos de Lombardia y las principales estaciones de tren.
    El problema es que hay que dejar los coches en puntos específicos y enchufados, lo que es un poco un coñazo…

    Responder
    • Las empresas se encargan de cargarlos, claro. En el artículo dicen que todos tienen sistema de climatización, así que sí, tienen aire acondicionado.

      Responder
      • Los tres sistemas tienen un límite mínimo de batería con el que tienes que dejar el coche. En caso de que no lo respetes, te podrían cobrar una tasa de recarga que es bastante alta. Es lógico. Hay que tener en cuenta que los operarios traen coches con la batería cargada y se llevan el descargado. Si el descargado está casi a cero, se les hace imposible retornar los coches a las bases de carga.

        Responder
  6. Artículo muy completo, yo añadiría que Car2go cierra el coche a los 10 segundos de meter la llave en su compartimiento y no es necesario el móvil , una opción si te quedas sin batería en el móvil, con lo que deja de contar el alquiler. Que me da la impresión que han bajado la potencia de salida de los smart…. (lógico, han echo muchas burradas a estos coches) y que han cambiado los iconos de análisis de conducción a unos preciosos árboles de navidad con regalos y todo si te portas bien. Un detalle sencillo, pero agradecido en mi caso……

    Responder
    • ¿Seguro que el Smart todavía deja esos 10 segundos? Yo las últimas veces que lo he utilizado he tenido que cerrarlo con la aplicación.

      Responder
  7. A mi lo que me preocupa, es sí el ayuntamiento cobra algo, ya que están haciendo uso de espacios públicos para aparcar, quitando en este caso su pusible uso para otros usuarios que sí tienen que pagar.

    Creo que al igual que las bicis de alquiler, se debería empezar a regular su uso, ya que están usando espacio público, para hacer negocio privado.

    Responder
    • El espacio que quitan es el de los usuarios que en vez de llevar su coche usan el servicio de car sharing.
      Por otro lado, son empresas de transporte que pagan impuestos y deben cumplir la normativa del sector.

      Responder
    • Los coches eléctricos no pagan aparcamiento. Ni los privados, ni los públicos.

      Además no estoy de acuerdo contigo: creo que los que siempre deben pagar por ocupar el espacio público son precisamente los coches privados y no los dedicados al trasporte público.

      Responder
    • Los madrileños somos unos privilegiados al contar con coches motos bicicletas para poder desplazarnos por la ciudad. Es realmente una ventaja y yo seguiré usando los 3 en función de la disponibilidad de los coches. Ciertamente el Zoe es más coche y más cuando acaban de renovar el modelo aunque con un defecto de no poder regular la altura del asiento delantero. A mi me gusta más la posición de conducir del citroën pero es un modelo ya obsoleto. Car2go ha anunciado para el 2018 de los nuevos smatrs. Por otro lado el hecho de ampliar las localidades el radio de acción supone que han de poner más vehículos en circulación para que la ciudad de Madrid no quede desabasteda. No es fácil ampliarlo y más al principio. Por otro lado dicen que quitan plazas a los usuarios que pagan. No estoy de acuerdo yo en vez de moverme con mi coche me muevo con estos coches. Lo ideal que cuanta más gente use estos servicios las plazas azules estarían más libres y la circulación mejoraría pues si en vez de mover 10 coches movemos 10 veces un coche hay menos tráfico y más sitios libres. Lo que hay que mejorar de este servicio es que los usuarios debemos de cuidar los coches como si fueran nuestros

      Responder
      • Totalmente de acuerdo con la última frase: «Lo que hay que mejorar de este servicio es que los usuarios debemos de cuidar los coches como si fueran nuestros». Me da mucha pena el maltrato que sufren. Veo ahora los Zoe tan nuevos y con tan buen acabado que me da verdadero miedo cómo los tratará la gente. Han invertido un motón de pasta en unos coches impresionantes. Espero que los cuidemos mejor que hasta ahora.

        Responder
      • genial por ZITY, mal por renault en estos puntos
        – Como punto negativo, habría que destacar los reflejos que provoca su salpicadero en el parabrisas con el sol de cara. POR DIOS! que tengoun zoe del 2013 y siguen son eso? quien ha diseñado tan mal esto?
        – El asiento del conductor no se eleva. Mi mujer no le gusta. PArece de los baratos y vale 32.000 con bateria! venga.. 🙁

        Responder
  8. Por otro lado apuntarse ahora en zity no cobra cuota de alta con lo que aunque vivas fuera puede ser útil darse de alta. Por otro lado un usuario de Car2go en Madrid puede usarlo en Italia por ejemplo.

    Responder
  9. No se si sorprenderme de que no lleguen al aeropuerto. Seguro que la mafia del taxi pondria el grito en el cielo.
    Por cierto, ¿Cuanto sale ya el Metro desde Barajas?

    Responder
    • Que eres el típico que insulta a un taxista?, te mueves en sclavify aun a sabiendas que sus conductores estan explotados y estas empresas no tributan en España?. Te pides una pizza y te lo trae tu esclavo deliveroo. Te vas de vacaciones por airnb y jodes a los hoteles. Compras en Amazon aun sabiendo que no declaran lo que deben en tu pais? Entonces. A quien llamas mafioso. Español de bandera en el balcon pero que no cunde con el ejemplo.

      Responder
    • El precio en metro creo que es de 5 euros, hay que pagar un extra sobre un billete normal pero es un regalo comparado con otros países y va de maravilla. El taxi tiene tarifa fija al centro, 30 euros.

      Responder
      • No creo que 30€ sea caro. Un chofer te lleva a ti y tus maletas de puerta a puerta. Un metro pagado por todos te cobra 5€ y lo tienes que compartir. Aparte me crea inseguridad montarme con cosas de valor o dinero en el metro por no decir el tener que llevar los maletones por la calle y escaleras.

        Responder
  10. La zona azul y verde se creo para hacer más dinámica la movilidad. No para que tres empresas con la excusa de que aparcas gratis se forren con los alquileres de sus coches.entonces me alquilo un zity 24h por 55€ no pongo ticket y un currito con su furgoneta se jode y tiene que pagar? Venga coño. Aquí o follamos todos o la puta al río.

    Responder
    • No te hagas bolas. Los eléctricos no pagan. Sean privado, públicos o mediopensionistas. No contamino, no pago. Se trata de favorecer al coche limpio.

      No es tan difícil de entender.

      Responder
      • Si lo entiendo perfectamente pero no veo justo que por que lleves un coche eléctrico tengas derecho a ocupar un aparcamiento todo el día gratis.y sobre todo me refería no a tu vehículo particular sino al de estas empresas que se aprovechan de esta norma para lucrarse.

        Responder
  11. Importante mencionar que el seguro de car2go no cubre los daños personales que sufra el conductor en caso de accidente. Es un verdadero punto negro frente a resto de opciones (tanto de coches como motos).

    Responder

Deja un comentario