La catástrofe de Mercedes y su iniciativa para fabricar baterías con Farasis Energy | forococheselectricos

La catástrofe de Mercedes y su iniciativa para fabricar baterías con Farasis Energy


El asegurarse un suministro estable de baterías es una de las piedras angulares de cualquier proyecto relacionado con los coches eléctricos. Además de esto, también es fundamental que las baterías sean de calidad y den buenos resultados. Pues parece que Mercedes no está logrando ninguna de las dos cosas, y así lo indican las informaciones publicadas por la prensa alemana donde catalogan como catástrofe la estrategia de los alemanes en su búsqueda por fabricar sus propias baterías.

Como recordamos, el pasado año Mercedes-Benz anunció la adquisición de una participación en el fabricante de baterías chino Farasis Energy. Un movimiento que buscaba diversificar las fuentes de suministro de celdas y baterías para sus próximos coches eléctricos, y que ahora parece se ha convertido en un nuevo dolor de cabeza para los de Stuttgart.

Así lo indica el influyente diario Manager Magazin que detalla varios de los imprevistos que están sacudiendo esta importante inversión.

Por un lado está la cuestión de la fábrica que Farasis quiere levantar en Alemania, para de esa forma estar más cerca de los centro de producción de la propia Mercedes. Un proyecto que se ha topado con problemas burocráticos y que han dado como resultado que a estas alturas los chinos todavía no dispongan de los permisos necesarios para su planta situada en la localidad de Bitterfeld-Wolfen, en el estado de Sajonia-Anhalt. Una instalación que debería dar empleo a 2.000 trabajadores y que según el acuerdo firmado se ocupará del 50% de las baterías que necesitará Mercedes en Europa.

Unos retrasos que supondrán irremediablemente una dilatación de los plazos de puesta en marcha, que podría afectar a los planes de electrificación de una Mercedes que ya el pasado año ha tenido que parar temporalmente algunas de sus líneas de producción de modelos híbridos enchufables por la falta de baterías.

Pero lo peor sin duda es que las primeras pruebas realizadas con las celdas de Farasis parece que han sido un fracaso absoluto. Unas baterías que podrían necesitar más tiempo para mejorar sus capacidades lo que choca con los habituales plazos de prueba que suelen hacer los fabricantes que necesitan al menos tres años antes de dar luz verde a una producción masiva.

Una situación que para algunos medios alemanes, podría suponer el fracaso de la colaboración entre Mercedes y Farasis, lo que pondrá en grave peligro el programa de coches eléctricos de los alemanes que están en plena expansión de su gama y que supondrá que después del EQC y el EQV, deberíamos ver la llegada del EQA, recientemente presentado, al que seguirá la berlina EQS y el SUV compacto EQB.

De momento parece que los modelos más cercanos en el tiempo no corren peligro, mientras que el resto dependerán de si logran solucionar sus problemas, ante lo que incluso tienen la posibilidad de cerrar acuerdos de emergencia con fabricantes como CATL, que está en pleno proceso de levantar una gran fábrica de baterías en Alemania, y que podría ser un salvavidas para el proyecto eléctrico de Mercedes.

Un ejemplo que nos indica que la producción propia de batería puede ser una buena idea, pero también cuenta con sus riesgos. Y es que la propia Mercedes ha tenido que cerrar en 2015 su iniciativa de ensamblar packs con Li-Tec debido a los costes elevados fruto de una producción muy pequeña incapaz de acceder a una mínima economía de escala.

Relacionadas | Mercedes-Benz no terminará «prematuramente» con sus motores de gasolina y diésel, que financiarán el desarrollo de sus próximos coches eléctricos

Fuente | MM

Compártelo:

13 comentarios en «La catástrofe de Mercedes y su iniciativa para fabricar baterías con Farasis Energy»

  1. Con todos los proveedores de baterías que hay en el mercado no es creíble esta noticia. Es una excusa de Mercedes para retrasar la llegada de coches EQ. De hecho, puede que hasta tengan tal demanda de los nuevos modelos que se vean atropellados.

    Responder
  2. Se van a arrepentir toda la vida de haber vendido su parte de Tesla, ahora podrían disponer de baterías y acceso a información y software de autoconducción.

    Responder
  3. @Kike, no creo que haga falta buscar siempre el mismo denominador común para este tipo de noticias…
    Me puedo imaginar que el mercado de las baterías está muy revolucionado, asegurar un contrato de suministro, no debe ser tan fácil como parece, a pesar de las «numerosas» empresas (la mitad de ellas en china son fachadas para cobrar subvenciones, de ahí que el gobierno las quite ahora), más sabiendo que se suelen planificar con años de antelación.
    Si por encima, las primeras muestras suministradas sólo sirven para tirar a la basura, pues ya tenemos el lío montado.

    Por otra parte, es lógico que se quieran asegurar el suministro al lado de fabrica, pero no contaron con el tiempo que lleva ése proceso…

    Esto no quita que el origen de todos estos problemas sea obviamente el retraso de Mercedes en tomar la decisión de electrificarse, y ahora lo están pagando…, no quiero ser agorero pero conociendo a los alemanes, rodará alguna que otra cabeza…

    Responder
  4. Bueno, Mercedes puede seguir ensamblando motores de combustión si no les queda otra… luego las autoridades ya les dirá que los deberes hay que hacerlos bien.

    Responder
  5. Y ahora se empiezan a atar cabos.

    Ya dijeron que iban a proseguir por
    » mucho tiempo » con las ventas de chatarra. Lo mismo se están dando cuenta ya que por mucha fanfarria y adornos, si no tienes baterías te puedes ir olvidando de tu estatus.

    Entre esto y que los térmicos tienen los días contados …
    Pero bueno , siempre quedará la baza de los trabajadores para sacar pasta.

    Responder
    • Tesla lleva muchos años de ventaja al resto de constructores, que deben afrontar reconvertirse a «eléctricos», sin dejar de lado los motores térmicos. Doble gasto puesto que deben invertir en I+D de ambas líneas. Si encima deben sumar el coste de construir una fábrica de baterías, quizá no tenían claro si podían asumir el riesgo por sí mismos. Ahí entran las subvenciones y las alianzas. Procesos largos y complicados, que Musk no sufre.

      Responder

Deja un comentario