¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Nuevas fotos espía del Volkswagen ID.7, una berlina eléctrica con 700 kilómetros de autonomía que llegará en 2023

Uno de los últimos coches eléctricos del Grupo Volkswagen asentados sobre la plataforma modular MEB (que será sustituida en 2025 por la nueva SSP) será el Volkswagen ID.7, una berlina media (segmento D) que se presentará en 2022 y llegará a los concesionarios europeos en 2023 con un objetivo muy claro: sustituir a los Passat y Arteon.

Aunque el Passat en realidad se mantendrá a la venta con su exitosa carrocería familiar Variant, la versión sedán se despedirá tras casi cinco décadas de vida comercial, cediendo su puesto a un modelo eléctrico que tendrá ente sus máximos rivales al Hyundai IONIQ 6 y al Tesla Model 3. ¿Qué podemos esperar del nuevo y ambicioso ID.7?

Conocido internamente por el código «VW413/1», este vehículo se basará en el diseño de los prototipos ID. Vizzion (2018) e ID. Space Vizzion (2019) y estará disponible con carrocerías berlina y familiar (esta última estará especialmente diseñada para el mercado europeo, siendo muy posible que en China solo se ofrezca el modelo de cuatro puertas).

Inicialmente el ID.7 se producirá conjuntamente con FAW en Foshan (China), aunque en 2023 también pasará a fabricarse en Emden (Alemania), planta en la que actualmente se ensambla el Passat, el cual se verá desplazado a Bratislava, donde acompañará a su hermano, el Skoda Superb. Habría que señalar que el ID.7 también tendrá derivados de Skoda y SEAT (CUPRA), los cuales llegarán en 2025.

Ralf Brandstätter, director ejecutivo de la marca Volkswagen, anunció hace unos meses que gracias a su cuidada aerodinámica el ID.7 (bautizado por el directivo como «Aero B») será capaz de superar los 700 km WLTP de autonomía. En un principio estará disponible con dos baterías: una de 77 kWh (590 km WLTP) y otra de más de 100 kWh.

Aparentemente, el ID.7 también estrenará un sistema de carga de 200 kW de potencia en corriente continua que le permitirá recuperar 230 km WLTP en solo 10 minutos. Además, Brandstätter confirmó que gracias al empleo de la plataforma MEB ofrecerá un espacio interior equivalente al del antiguo Phaeton (segmento F) a pesar de contar con unas dimensiones exteriores similares a las del Passat (segmento D).

Aunque todavía faltan meses para su puesta de largo, las primeras imágenes del modelo nos han llegado desde China, donde ya está circulando fuertemente camuflado. Entre otras cosas, se puede apreciar que apostará por un perfil fastback en lugar de por la típica silueta de tres volúmenes de la que suelen hacer gala los sedán, lo que le dará un aspecto más deportivo. Faros y paragolpes serán similares a los del ID.4, mientras que la línea del techo (que probablemente sea flotante) recordará al ID.6.

Fuente | Yiche vía Motor.es

Relacionadas | Volkswagen ID.X Concept: un hot hatch eléctrico de 333 CV que dará lugar al ID.3 GTX de producción

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame