Las ventas de Tesla en China siguen aumentando a pesar de las quejas de algunos usuarios

Tesla sigue mejorando sus registros en China: a pesar de las críticas recibidas durante los últimos meses por parte de una serie de clientes que se quejaban de los problemas de calidad exhibidos por sus vehículos, el fabricante californiano ha conseguido que las ventas de sus modelos fabricados localmente (Model 3 y Model Y) hayan vuelto a aumentar.

Durante el mes de junio Tesla entregó 28.508 unidades de estos dos vehículos, un aumento del 29% en relación al mes de mayo. El Model 3 por sí solo contabilizó 16.995 unidades, mientras que el Model Y se quedó en 11.513 unidades. Esta última cifra supone una caída del 10% respecto al mes anterior, algo llamativo si tenemos en cuenta que el todocamino es un recién llegado al mercado.

La buena marcha del Model 3 se puede explicar por las promociones de final de trimestre llevadas a cabo por la marca, las cuales incluyeron préstamos preferenciales y descuentos para pagos completos por adelantado. Es interesante recordar que recientemente la compañía discontinuó el Model 3 Long Range Dual Motor en China, si bien es de esperar que esta situación sea temporal.

Tesla comenzó a fabricar automóviles en Giga Shanghái, su primera planta en suelo chino, en diciembre de 2019. Gracias a este movimiento, la compañía pudo esquivar los elevados aranceles impuestos a los vehículos producidos en el extranjero, pasando además a beneficiarse de las ayudas estatales a la compra de coches eléctricos.

Tesla sigue arrasando en China

El éxito fue inmediato, pues el Model 3 rápidamente se colocó en los primeros puestos del ranking de ventas de coches eléctricos del país, que es actualmente el principal mercado mundial de vehículos de este tipo. De hecho, actualmente ocupa la segunda posición tras el Wuling Hongguang Mini EV, un diminuto modelo de carácter urbano extremadamente asequible.

Durante la primera mitad del año Tesla entregó un total de 132.228 vehículos en China. Probablemente estos números se incrementen todavía más durante el segundo semestre gracias a la reciente incorporación del Model Y Standard Range RWD, la versión de acceso del exitoso SUV familiar. Su precio de partida es de 276.000 yuanes (36.169 euros al cambio) tras las subvenciones estatales.

Además, entre 2022 y 2023 Tesla comenzará a ensamblar en Giga Shanghái un modelo más compacto que solo costará 25.000 dólares. Aunque estará diseñado especialmente con los gustos de los consumidores chinos en mente, se venderá a nivel mundial. Por el momento no está claro si será un clásico hatchback o un SUV.

Compártelo: