Para el Tesla más económico, el de 25.000 dólares, habrá que esperar a 2023, por lo menos

En su conferencia de resultados del tercer trimestre, Tesla ha dado muy buenas cifras y que respaldan la consolidación de su negocio. La prioridad del fabricante ahora mismo se encuentra en que las fábricas de Austin y Berlín empiecen a producir, primero a un ritmo bajo (ramp up), y sucesivamente vayan creciendo hasta grandes ritmos. El Tesla Model Y será el modelo más producido.

Anteriormente os contamos que tanto el nuevo Roadster como el Cybertruck se retrasarán a 2023, debido a problemas para abastecerse de componentes, no solo los «famosos» microchips. La capacidad de producción pasará en poco tiempo del millón de unidades -todo lo producido en 17 años- a los dos millones, según vayan cogiendo Austin y Berlín velocidad de crucero.

¿Y qué hay del modelo más económico, con un precio objetivo de 25.000 dólares -seguramente para la versión Standard o equivalente-? Seguimos sin saber su nombre, se especula que puede ser Model 2, Model C o Model Q. Actualmente se encuentra en fase de desarrollo, y este avanza bien. Tanto por el desarrollo como por cuestiones de industrialización, 2023 sería la fecha más optimista para verlo por las calles, puede que 2024 incluso. Nos conformaremos mientras tanto con recreaciones.

Producción del Tesla Model Y en Giga Austin

Pero lo más importante ahora mismo es vender Model Y masivamente, y poner en las calles de Estados Unidos el pick-up Cybertruck. Para cuando este último salga al mercado ya tendrá una competencia respetable, tanto del Rivian R1T, que se produce desde el pasado verano, como de pesos pesados de Detroit como GMC, Chevrolet o Ford con sus pick-up eléctricas.

Ya con estos modelos produciéndose, que tienen un elevado margen comercial, la compañía ya se puede concentrar en el Roadster, que se producirá poco, aunque será un coche de precio elevado, y en el modelo de 25.000 dólares, de mucha producción pero precio más ajustado. Este último, destinado a venderse en grandes números -incluso por encima de Model 3/Y, de precio superior-, plantea un reto industrial superior al necesitar un suministro fiable de piezas, muchas piezas.

Para entonces, el Tesla más económico también tendrá una competencia reseñable de compactos eléctricos, siendo el Volkswagen ID.3 uno de los que llevarán mejores números en 2023. En su primer año natural a la venta, Volkswagen ha puesto en las calles 144.000 unidades de su compacto, de las cuales en torno a la mitad han sido nuevos clientes para la marca. Y la gama ID va a seguir creciendo, tanto por arriba como por abajo.

Compártelo: