BMW amplía una tercera fábrica en China centrada en los nuevos coches eléctricos

Después del anuncio de BMW del inicio de la construcción de una nueva planta en Hungría, centrada en los nuevos modelos de coches eléctricos que usarán la plataforma Neue Klasse, nos llega la confirmación de un movimiento similar dirigido al mercado chino.

La marca alemana acaba de anunciar la puesta en funcionamiento de una nueva planta en China, una importante ampliación de la situada en Shenyang, provincia de Liaoning, en el noreste del país, muy cerca de las dos Coreas. Con una inversión de 2.100 millones de euros, esta nueva factoría se centrará en la producción de coches eléctricos.

Actualmente, los coches eléctricos representan un 25% de las ventas en China, sobre todo debido al éxito de Tesla y las marcas autóctonas como BYD. Para BMW, gracias a unas ventas en el último cuarto de 208.507 vehículos, China es actualmente su mercado más importante.

Con la puesta en marcha de esta nueva planta, BMW aumentará su producción para el mercado chino, desde las 700.000 unidades del año pasado hasta las 830.000.

Toda la gama futura eléctrica de BMW se beneficiará de las novedades y ventajas de la plataforma Neue Klasse

La plataforma Neue Klasse se estrenará con el nuevo BMW i3

El primer modelo que saldrá de la fábrica será la nueva variante eléctrica del BMW serie 3, la nueva generación del BMW i3 que se espera para el 2025. El BMW i3 estrenará la nueva plataforma «Neue Klasse», sobre la que se montarán los nuevos modelos puramente eléctricos de la marca alemana.

Esta nueva plataforma está optimizada para modelos 100% eléctricos y comenzará con la producción de modelos del segmento medio para acabar siendo usada en los modelos de alto volumen y los de alto rendimiento, gracias a su enorme flexibilidad.

Entre las novedades que aportará la plataforma será la posibilidad de poder albergar baterías de electrolito sólido y un sistema eléctrico de 800 voltios, con lo que será compatible con las cargas ultrarápidas de alta potencia.

Fuente Reuters

Compártelo: