¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Se aprueba la producción del primer barco de investigación híbrido hidrógeno/diésel

El sector marítimo es uno de los más complejos para la electrificación. Un mercado que poco a poco está comenzando a contar con propuestas dentro de un ecosistema enormemente variado. Las operaciones de corta y media distancia es uno de los objetivos, y como ejemplo la aprobación del diseño y construcción de un buque de observación oceanográfica, que contará con un avanzado sistema híbrido con hidrógeno y diésel como únicos combustibles.

Este ha sido aprobado por la Oficina Estadounidense de Transporte Marítimo (ABS) que ha dado luz verde al diseño preliminar de un buque de investigación híbrido de hidrógeno, el primero de su tipo.

El diseño del buque fue desarrollado por la firma de arquitectura e ingeniería marina Glosten. La aprobación del diseño preliminar demuestra que cumple con los requisitos técnicos y los estándares de seguridad, y sienta las bases para el uso ampliado de los sistemas a hidrógeno.

El barco contará con un sistema de propulsión dotado de un sistema de hidrógeno líquido que le permitirá funcionar sin emisiones durante el 75% de sus operaciones, principalmente cuando trabaje en aguas estatales. Para misiones más largas en alta mar, echará mano de un generador diésel de última generación que hará las veces de extensor de autonomía.

Este se dedicará a misiones de investigación en California para observar y medir procesos biológicos, químicos, geológicos y físicos, incluida la investigación para comprender mejor aspectos como los bancos de peces, la proliferación de algas nocivas, los efectos de «El Niño», aumento del nivel del mar, acidificación de los océanos y zonas de agotamiento de oxígeno.

El nuevo buque contará con una eslora de 38 metros, y sustituirá al barco de investigación Robert Gordon Sproul, que ha estado durante 43 años de servicio, y que está a punto de completar su vida útil.

Como primer barco propulsado por hidrógeno líquido en los Estados Unidos, el California Coastal Research Vessel requirió el desarrollo de un marco regulatorio completamente nuevo, sentando precedentes para las normas técnicas que rigen la construcción y operación de barcos propulsados ​​por hidrógeno.

En 2018, Glosten, Sandia National Laboratories y DNV completaron un estudio de viabilidad financiado por la Administración Marítima del Departamento de Transporte de EE. UU. que se convirtió en la génesis de CCRV. El estudio evaluó la viabilidad técnica, regulatoria y económica del concepto Zero-V, una embarcación propulsada por celdas de combustible e hidrógeno líquido diseñada para cumplir con los criterios ambientales y de rendimiento establecidos por Scripps.

El estudio confirmó que era posible un buque de investigación propulsado por hidrógeno, y en 2022 la Oficina de Investigación Naval apoyó el esfuerzo de diseño preliminar bajo el Premio N00014-22-1-2765 (cualquier opinión, hallazgo y conclusión o recomendación aquí son las del autores y no reflejan necesariamente las opiniones de la Oficina de Investigación Naval).

El equipo de Glosten actualmente está llevando el buque de investigación costera de California a la siguiente fase de su proceso de diseño y ayudará a Scripps a medida que comienza su búsqueda de un contratista para completar la construcción que debería comenzar en 2025.

Fuente

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame