¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Porsche no se echa atrás en sus planes eléctricos y apunta a eliminar más modelos con motor de combustión

Los últimos meses han sido un vaivén de noticias respecto al coche eléctrico a raíz del enfriamiento reciente de la demanda de este tipo de vehículos. Algunos fabricantes como Mercedes, Volkswagen o, a mayor escala, Aston Martin, anunciaron sus planes de frenar su expansión acelerada de los eléctricos en sus respectivas gamas y, a cambio, apostar más en el corto plazo por los híbridos enchufables.

Otras marcas como Opel, que está decidida a lanzar solo coches eléctricos a partir del año que viene, siguen adelante. Y lo mismo sucede con Porsche: uno de los miembros de su consejo ejecutivo, Albrecht Reimold, acaba de confirmar que los bávaros siguen adelante con sus planes, tal y como los tenían previstos.

El futuro Porsche Cayenne también se electrificará.

Bien es cierto que los de Stuttgart van a ir a su propio ritmo y que no cesarán en el desarrollo de motores de combustión, todavía, pero todo se andará. Lo que es una realidad ya que tanto Macan como los deportivos 718 (Boxster y Cayman) ya no se producen con motores de combustión en Europa. ¿El motivo? El principal, por incumplir con las normas de ciberseguridad de la UE.

Si bien podían haber continuado la saga con nuevos modelos de combustión, este factor ha hecho que Porsche apueste por el camino eléctrico: el Macan EV ya es una realidad y los futuros 718 eléctricos lo harán el año que viene. Y aun así, la marca germana ha confirmado que el Macan de gasolina dejará de producirse a nivel global a partir del 2016 y que los deportivos 718 harán lo propio a partir del año próximo.

Toda una declaración de intenciones de Porsche respecto a su calendario de transición de algunos de sus modelos a la tecnología puramente eléctrica. Taycan aparte y con Cayenne también apuntando a su electrificación, los esfuerzos de Porsche se centrarán, como reconoce Reimold para el medio alemán Automobilwoche, en las versiones eléctricas de Macan, cuyas entregas arrancarán durante este segundo semestre del 2024, y la nueva saga 718.

Pero hay más: Porsche ya está trabajando en un nuevo SUV eléctrico de siete plazas que se coloque por encima del Cayenne en la gama. Bajo denominación interna K1, usará la plataforma SSP Sport del Grupo Volkswagen y se fabricará en Leipzig durante la segunda mitad de esta década.

El Porsche Macan eléctrico ya es un éxito: acumula una «abrumadora» cantidad de pedidos

Porsche no varía ni un ápice su estrategia global, y eso quiere decir también que no habrá cambios en los planes previstos tampoco con su modelo estrella, el 911. El deportivo alemán seguirá abanderando el desarrollo de los motores de combustión de los germanos, si bien detrás hay un importante trabajo para desarrollar los combustibles sintéticos o e-fuels para que el nueveonce pueda seguir usando mecánicas térmicas más allá de la prohibición europea del año 2035.

Fuente | Automobilwoche

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame