Top Gear prueba el nuevo NIO ES6 | forococheselectricos

Top Gear prueba el nuevo NIO ES6


NIO no es una marca poco conocida en Europa, gracias a que por el momento, solo vende en territorio chino. El fabricante nació como startup hace cinco años en China y cuenta con presencia en la Fórmula E con su propio equipo. El NIO EP9, además, mantuvo el récord absoluto en el circuito de Nurburgring durante 2 años hasta que llegó el Volkswagen I.D. R.

Advertisement Advertisement

La marca emplea a 9.000 personas en oficinas de Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido, además de China, pero no vende fuera del país asiático. El NIO ES6 de cinco asientos es el segundo modelo de la marca después del ES8 de siete asientos, modelo del cual han vendido más de 15.000 unidades desde que sus ventas comenzaran a principios de este año.

El NIO ES6 llegó al mercado en el pasado mes de junio y es un coche muy importante para la marca. Está disponible con dos baterías de 70 kWh o 84 kWh, consiguiendo una autonomía de hasta 510 km homologados según el antiguo ciclo NEDC. La versión de 70 kWh se conforma con 418 km.

Pese al extenso uso del aluminio en su construcción, el NIO ES6 es pesado, rozando los 2.500 kg de peso. Este alto peso se debe principalmente a su batería como en muchos otros coches eléctricos. Cuenta con la ventaja de tener un centro de gravedad bajo, debido al posicionamiento de las baterías bajo el piso del habitáculo.

Sin embargo, el coche podría mejorar en cuanto a comportamiento, especialmente en cuanto a suspensión si la marca pretende en algún momento traerlo a Europa. En ciudad, se comporta de forma blanda y amortiguada, pero una vez entras en autopista con él, los rebotes son constantes. Un tarado más duro de las suspensión le vendría muy bien al NIO ES6, aunque también es cierto que seguramente cuente con una suspensión más blanda para adaptarse al mercado chino.

Los motores eléctricos son excelentes y su entrega de potencia impresiona. El NIO ES6 cuenta con tracción total, y, en su versión más cara, con motor de inducción magnética en el eje trasero, algo que mejora el rendimiento y la eficiencia. En la unidad probada, que cuenta con este tipo de motor, cuentas con 536 CV de potencia y serás capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, llegando hasta los 201 km/h si sigues pisando el pedal del acelerador.

En cuanto al interior, lo cierto es que cuenta con ciertas semejanzas con respecto a los modelos de Tesla. Antes de entrar al coche, los tiradores de las puertas salen hacia fuera como en los coches eléctricos de la marca californiana. Tampoco existe un botón de «arranque», solo hay que poner el pie en el pedal del freno y seleccionar una marcha en el selector. Una llamativa pantalla central en posición vertical, protagoniza el salpicadero.

Este sistema de infoentretenimiento utiliza un software propio de NIO, sistema que funciona de forma rápida y cuenta con una interfaz bonita y agradable. Sin embargo, por el momento solo está disponible en chino mandarín, como es lógico.

Pero lo que más llama la atención del interior del NIO ES6 es el asistente virtual Nomi, una especie de cámara con dos ojos que se mueven que está situada en el centro del salpicadero, por encima de la pantalla, y que responde a los comandos del conductor, por el momento, únicamente en chino. La principal novedad de este sistema es que el asistente tiene apariencia física en el propio coche, y se mueve para contestar y hablar con las personas en el interior del coche. Una de las funciones que tiene, es la de recordar al conductor y a los pasajeros que se pongan el cinturón de seguridad en el caso de que no lo hayan hecho.

El interior del habitáculo es muy espacioso y cuenta con muchos huecos para dejar objetos, además de un cargador inalámbrico para cargar el móvil.

Tal vez lo peor del coche sea que si no vives en China, no puedes comprar uno. Sin embargo, aunque vivas en China, la experiencia de compra no es del todo normal. Las tiendas físicas de NIO en China se encuentran en centros comerciales y recuerdan a las tiendas de Apple o Tesla. Cuentan con una sección exclusiva para propietarios actuales de un coche de la marca, donde se encuentra una cafetería o una zona de juegos para niños.

La compra de un vehículo eléctrico de NIO también permite utilizar su red de intercambio de baterías de 123 estaciones en China. El proceso se realiza de forma totalmente automática, aunque cada estación dispone de empleados durante las 24 horas del día por si algo no funciona como debe. El coche entra de forma automática en una pequeña sala donde una máquina eleva el vehículo, quita los tornillos que sujeta la batería la chasis, y realiza el cambio por otra totalmente cargada.

Este proceso lleva aproximadamente 10 minutos y cuesta unos 22 euros al cambio. Cada estación cuenta con 5 baterías en stock de forma permanente y es capaz de dar servicio a 70 coches cada día.

Pero si no quieres hacer uso de este servicio, también puedes cargar el NIO ES6 de forma normal, como es lógico. Cargar el coche de 0 al 80% tarda poco más de una hora en un punto de carga rápida de corriente continua. NIO ofrece un servicio de furgonetas que cargan el coche en caso de emergencia, pudiendo suministrar 96 km de autonomía en solo 10 minutos.

Si NIO consigue resolver algunos defectos como el de la suspensión blanda y mejorar el comportamiento en carretera, podríamos estar ante un muy buen producto en caso de llegar en algún momento a Europa. No deja de llamar la atención como una marca tan joven puede haber lanzado al mercado un coche tan completo y bien construido.

El NIO ES6 parte de 46.710 euros en China, teniendo la unidad probada un coste de 64.700 euros.

Fuente | Top Gear

Relacionadas | NIO llama a revisión a 5.000 unidades del SUV ES8 por riesgo de incendio en sus baterías


puntos de carga

Compártelo:

5 comentarios en “Top Gear prueba el nuevo NIO ES6”

  1. Peso (que influye en la autonomia), precio, autonomia. En fin no es que sea una buena oferta, fuera de China si se llega a vender tendría precios de verdaderamente altos. La versión de 84kWh fácilmente estaría por precio arriba del IPace, y a la altura del Etron.

    Responder
  2. En Nio se venden como la Tesla de China, y dejando al margen las comparaciones su coche no deja de ser una inspiracion de Tesla visto desde China, la autonomia no es todo lo buena que podria esperarse para su capacidad, y si los precios rivalizan con los de Tesla no van a vender mucho, ahora si consiguen un imitador por menos dinero tendran su cuota, lo que siguen sin tener es la capacidad de produccion necesaria.

    Responder
  3. Pinta muy bien pero con esos precios encarecidos por los exclusivos servicios que ofrece, en Europa lo van a tener jodido. Aquí la gente es más pragmática, quiere un buen coche y punto, no le importa tanto esos centros exclusivos para sus clientes, ni tener intercambiadores exclusivos las 24h donde te limpian el coche…. Por qué acaba que lo que es exclusivo es el precio y el coche muy normalito.

    Responder

Deja un comentario