¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El plan de ahorro de Volkswagen conlleva la cancelación del ID. Buggy

Volkswagen se encuentra ultimando su ambiciosa estrategia de electrificación, a raíz de la cual el fabricante alemán quiere convertirse en uno de los mayores productores de coches eléctricos del mundo. Sin embargo, en paralelo la firma está tratando de acometer un estricto plan de ahorro de costes, cuya importancia se ha incrementado todavía más si cabe durante la crisis económica actual.

Una de sus primeras víctimas será el ID. Buggy, un coche eléctrico de enfoque playero que Volkswagen presentó como prototipo en 2019 con el objetivo de mostrar la enorme flexibilidad de su plataforma modular MEB, la cual permitirá tanto al grupo alemán como a sus socios crear toda clase de coches eléctricos con un gasto de desarrollo reducido.

El ID. Buggy pretendía además servir como homenaje a los buggies de los años 70 que numerosos pequeños fabricantes artesanales crearon a partir del chasis del famoso Volkswagen Escarabajo. A pesar de que durante un tiempo la compañía ha estudiado su posible llegada a producción, finalmente la ha desestimado por ser un vehículo de nicho.

El principal problema es que al no ser un modelo con un gran volumen de ventas, incluso aunque tuviera un margen de beneficio elevado su comercialización sería un lastre para Volkswagen. Considerado como un gasto innecesario, finalmente el desenfadado automóvil quedará en el baúl de los proyectos olvidados junto con su antecesor, el prototipo Buggy Up! Concept.

Con todo, este es el único modelo eléctrico que Volkswagen ha cancelado como parte de su plan de reducción de costes. Por contra, han sido tres los vehículos de combustión que finalmente no se renovarán: los Golf Sportsvan, Touran y Sharan, pues el sector de los monovolúmenes se encuentra actualmente en caída libre debido al auge de los SUV.

La cúpula de Volkswagen también se planteó en su momento cancelar la próxima generación del Passat, su icónica berlina del segmento D. Aunque inicialmente el objetivo era sustituir el modelo por un sedán eléctrico basado en la plataforma MEB, finalmente se ha decidido que ambos automóviles convivan durante un tiempo por ser el Passat uno de los principales pilares de ventas de la empresa.

Relacionadas | El Volkswagen ID.3 1st ya tiene precio en Alemania: desde 39.995 euros

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame