Superdeportivos eléctricos con ADN español gracias a los trabajos de QEV Technologies | forococheselectricos

Superdeportivos eléctricos con ADN español gracias a los trabajos de QEV Technologies


Con sectores como el turismo en pleno derrumbe por culpa del coronavirus, países como España se están dando cuenta por las malas de la necesidad de diversificar su apuesta industrial en sectores de mayor valor añadido. Es el caso de la I+D de sistemas de propulsión eléctrico, que cuenta en Barcelona con una empresa puntera que ha trabajado entre otros muchos proyectos con la fórmula E así como en el desarrollo del superdeportivo eléctrico Hispano Suiza Carmen.

Advertisement Advertisement

Con sede en Montmeló, QEV Technologies da forma al futuro del automóvil, tanto de competición como de calle. Siguiendo la máxima de la empresa, “Race to Road (de las carreras a la carretera)”, en los últimos años se han diseñado, desarrollado y construido algunos de los superdeportivos más exclusivos del mundo. Entre ellos destacan el Hispano Suiza Carmen, los Arcfox GT y Arcfox GT Race Edition o el Zedriv GT3, todos ellos modelos 100 % eléctricos de altas prestaciones que llevan impreso el sello “Made in Spain”.

Gracias a la participación en más de sesenta carreras de Fórmula E como socios técnicos de los equipos China Racing, Mahindra Racing o NIO 333, QEV Technologies ha acumulado una importante experiencia sobre la tecnología eléctrica aplicada al automóvil. En base a ese conocimiento, ha podido maximizar el rendimiento de los vehículos que ha desarrollado sin comprometer su autonomía ni las sensaciones al volante.

La ingeniería española ha logrado crear verdaderas obras de arte de la industria del automóvil, que combinan el diseño y la exclusividad con unas prestaciones de ensueño. Todos los proyectos de QEV Technologies involucran tanto a un equipo de profesionales que trabajaban a tiempo completo en la empresa, como a un selecto equipo de alumnos del Máster y Curso de Especialización en Motorsport y e-Racing que se imparte cada año en las instalaciones de Montmeló. Los alumnos, además de realizar sus prácticas aprendiendo junto a los mejores profesionales del mundo y dando forma al futuro del automóvil, tienen la oportunidad de demostrar su talento para quedarse en la empresa.

Hispano Suiza Carmen

El Hispano Suiza Carmen es el primer modelo del resurgir de esta legendaria marca española, fundada en Barcelona en 1904. Su característico diseño exterior está inspirado en el histórico Hispano Suiza Dobonnet Xenia de 1938, y a pesar de que su aspecto nos recuerda inevitablemente a este modelo de leyenda, en su interior hay un auténtico superdeportivo desarrollado en circuito con la experiencia acumulada en la Fórmula E, pero manteniendo el ADN Hispano Suiza.

A nivel de prestaciones, el Hispano Suiza Carmen es capaz de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima, limitada por el fabricante, y acelerar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos. En su interior equipa dos motores eléctricos, que en total producen 1.020 CV de potencia, y una batería de 80 kWh. El monocasco de fibra de carbono y su ligera carrocería mantienen el peso en solo 1.690 kg, lo que unido a la tecnología Torque Vectoring, que adapta el par de las ruedas traseras de acuerdo con las acciones del conductor y los niveles de agarre disponibles, y a una suspensión de doble trapecio con control adaptativo, ofrece al conductor unas sensaciones superlativas. Y todo eso sin comprometer una autonomía estimada de 400 kilómetros.

Además de haber sido diseñado, desarrollado y construido por los profesionales de QEV Technologies, las 19 unidades a las que está limitada la producción saldrán también de la empresa barcelonesa. La relación con Hispano Suiza va más allá, puesto que la siguiente versión del modelo, Carmen Boulogne, que gana 95 CV con respecto a su predecesor y mejora sus prestaciones, también ha sido creada por los profesionales de QEV.

Arcfox GT y Arcfox GT Race Edition: 1.600 CV de potencia para ‘volar bajo’

A través de la marca Arcfox, el Grupo BAIC (Beijing Automotive Group), ha mostrado el potencial del vehículo eléctrico con dos automóviles de poderosas prestaciones, como son el Arcfox GT y el Arcfox GT Race Edition, ambos desarrollados por QEV Technologies. El primero de ellos debutó en 2019 en el Salón de Ginebra y atrajo un sinfín de miradas, tanto por su atractivo diseño como por el rendimiento que es capaz de ofrecer al conductor.

Este superdeportivo eléctrico cuenta con cuatro motores eléctricos en su interior, que en total suman una espectacular cifra de 1.600 CV de potencia y 800 Nm de par motor. Con un peso de 1.840 kilogramos, es capaz de alcanzar los 255 km/h a los que está limitado por electrónica y de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,59 segundos. Cuenta con 400 kilómetros de autonomía y con un sistema de carga rápida de 85 kW que garantiza la recarga del 20 al 80 % en solo 30 minutos.

Su versión más extrema es la de circuito, el Arcfox Race Edition, que mantiene el atractivo diseño de su ‘hermano’ de calle e incorpora un gigantesco alerón trasero que deja claras sus intenciones. Cuenta con seis motores en su interior (cuatro en el eje trasero y dos en el delantero), lo que le permite ofrecer 1.320 Nm de par motor y hasta 1.000 CV de potencia. Estos datos se complementan con tracción independiente a las cuatro ruedas y, cómo no, la más alta tecnología de la Fórmula E.

Zedriv GT3: Sensaciones y prestaciones al volante

Con un diseño cautivador, este coupé eléctrico diseñado, desarrollado y construido en Barcelona para la empresa china Zedriv (Guoji Zhijun Automotive) y presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái en 2019, ofrece unas prestaciones enfocadas en el disfrute de la conducción. El primer modelo eléctrico GT3 de Zedriv tiene una potencia de 130 CV, y acelera de 0 a 100 km/h en 7,39 segundos, ofreciendo una autonomía de más de 150 kilómetros.

Ambiciosos proyectos de futuro

QEV Technologies no descansa y actualmente está involucrado en diferentes proyectos de futuro relacionados con el desarrollo de vehículos eléctricos de calle y de competición. Uno de los más ambiciosos es el FIA eRX2 Championship, del que la ingeniería española es el promotor. La empresa se encargará de fabricar todos los vehículos totalmente eléctricos, construidos sobre un chasis tubular, de tracción a las cuatro ruedas, con una batería de 32 KWh y una potencia de 330 CV.

Además de todos estos proyectos, QEV Technologies también está involucrado en la formación de mecánicos e ingenieros a través de su división QEV Academy y su Máster y Curso de Especialización en Motorsport y e-Racing, en colaboración con Universidad de Vic, en el que una veintena de alumnos se forman cada año como mecánicos o ingenieros de competición y automovilismo eléctrico.

Los profesionales de la propia empresa se convierten durante unos meses en profesores de los alumnos, que acabarán el curso haciendo sus prácticas en un equipo de carreras o en el proyecto de desarrollo de un coche eléctrico como los citados anteriormente. El plazo de inscripción para la edición 2020/2021 está abierto actualmente y se puede obtener más información en https://www.qevtech.com/es/academy o a través del correo academy@qevtech.com.



Compártelo:

8 comentarios en «Superdeportivos eléctricos con ADN español gracias a los trabajos de QEV Technologies»

  1. Viendo los trabajos de QEV podemos pensar que tenemos una industria y seguramente que si miramos mas seguro que hay muchísimas mas empresas elaborando trabajos para empresas algunas desconocidas.

    Esto quiere decir que si se hace bien la cosa, se podría crear una marca propia , como siempre he dicho, la fábrica de Nissan como aceleradora de empresas pequeñas para que puedan lanzar sus productos a una escala mas grande y no empezar de 0 una fábrica.

    Responder
    • Factoría de Nissan + QEV + 400 millones que tiene devolver Nissan + Alguna ayuda o capital como accionista del estado y tendríamos una marca propia que sería capaz de sacar al mercado EVs de mucha calidad.

      Responder
    • A ver, entiendo que los coches de competición el tema de seguridad es algo habitual aunque entiendo que un ABS no lo incluyen, en los conceptos como bien dicen tienen vía libre, luego no se si el cliente final lo evoluciona para hacerlo comercialmente pasando los test.

      Pero creo que con 400 millones, teniendo la experiencia que tienen algo decente pueden sacarlo, eso si, si se atreven a lanzarlo comercialmente, claro el suministro, xxx

      Responder
  2. Por cierto, respecto a la noticia de que el Carmen ha recibido un pedido.
    Yo creo que el comprador ha tenido que ser Batman. XD

    Responder
  3. Como ésta sea toda la apuesta española, lo llevamos clarinete.

    Me temo que formaremos estupendos ingenieros… que se irán a hacer coches a Alemania, USA o China.

    Ojalá me equivoque

    Responder

Deja un comentario