Daimler (Mercedes-Benz) advierte que se convertirá en una empresa más pequeña y con menos empleados durante la transición al coche eléctrico y autónomo

De acuerdo con el máximo responsable de Daimler, Ola Källenius, en los próximos cinco años el grupo alemán reducirá su envergadura a raíz del cambio a los vehículos eléctricos y autónomos. Esta transición también conllevará una pérdida de empleos, algo que ha sido muy criticado por algunos sindicatos alemanes en los últimos días.

«Los próximos cinco años nos convertiremos en una empresa más pequeña. Tendremos un cambio fundamental en nuestra huella industrial en el ámbito de los trenes motrices». Esto se deberá principalmente a la mayor sencillez de un motor eléctrico frente a un propulsor gasolina o diésel, lo que simplifica tanto el desarrollo como la producción de los automóviles de la compañía.

El motor y las baterías de un vehículo eléctrico están formados por unos 200 componentes, frente a las más de 1.400 piezas que forman un motor de combustión interna y una transmisión convencional. Por otro lado, para poder liberar recursos y destinarlos al desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos, Daimler deberá reducir sus inversiones en modelos térmicos.

«Estamos contratando a muchos ingenieros de software nuevos, [así como a] expertos en química de baterías y en electrificación». Daimler redefinirá el automóvil de lujo en los próximos años, que además de opulento también será sostenible y eficiente. «No tenemos ninguna duda de que la huella que este producto deja en la Tierra debe ser menor. Eso es parte de la promesa del lujo moderno».

Actualmente Daimler se encuentra desarrollando un prototipo eléctrico que será capaz de cubrir la distancia entre Stuttgart (Alemania) y Marsella (Francia) con una sola carga (ambas ciudades están separadas por 940 km). Denominado EQXX, este vehículo experimental debería ser capaz de lograr una autonomía homologada de 1.200 km bajo el ciclo europeo WLTP.

«Es un proyecto de predesarrollo para introducir nuevas tecnologías». Por otro lado, Daimler también está trabajando en la creación de nuevos servicios digitales, gracias a los cuales logrará ingresos adicionales. Su llegada se producirá en 2024, año en el que la firma presentará su nuevo sistema operativo para automóviles.

Relacionadas | Tesla contrata al antiguo director de una fábrica de Mercedes-Benz para Giga Berlín… provocando el enfado de los sindicatos alemanes

Compártelo: