Volkswagen se queda a un peldaño de cumplir los límites de emisiones, y tendrá que pagar 275 millones de multa

El grupo Volkswagen había confiado en el lanzamiento del ID.3 para poder cumplir con los límites de emisiones contaminantes en Europa. Un objetivo que finalmente no ha logrado por muy poco, y que supondrá una importante multa.

Según los datos disponibles, Volkswagen se ha quedado por debajo de 1gr/km. Una cifra que podemos comparar con los 5 gr/por que marcaba en septiembre coincidiendo con el inicio de las entregas del UD.3. Algo que les ha ayudado en gran manera a acercarse a los objetivos.

También lo ha hecho el acuerdo para la compra de emisiones al fabricante chino MG. Una alianza que le habría permitido reducir unas décimas sus cifras y minimizar algo las multas.

Y es que finalmente Volkswagen tendrá que abonar un total de 275 millones de euros. Una cifra que no es muy elevada para los números que maneja el fabricante alemán, pero que llega en un momento donde los ingresos han caído de forma importante por el impacto de la pandemia. Como ejemplo, los 1.498 millones de euros de cash flow entre enero y septiembre de 2020, que supone un 83.5% menos que en el mismo periodo del 2019.

Una situación que desde la marca han indicado será puntual, ya que esperan que a partir de 2021 la ampliación de su familia de coches eléctricos les permitirá cumplir con los objetivos de emisiones marcados por Europa.

Pero la gran pregunta ahora es qué sucederá con los fabricantes que están peor que Volkswagen. Y es que si echamos un vistazo a la clasificación publicada al finalizar el tercer trimestre, vemos que el grupo Volkswagen es el cuarto empezando por la cola. Por lo que hay otros tres que lo tendrán más difícil.

Entre ellos está el grupo Hyundai, que a pesar de su fuerte apuesta por la movilidad eléctrica, parece que también se situará en la zona de los que tendrán que pagar. Algo que podría minimizar el fuerte impulso que están logrando propuestas como el Kona, que a pesar de ser ya uno de los veteranos, está logrando un sprint final de año muy interesante colocándose entre los tres primeros clasificados.

Más preocupante es la cuestión para el grupo Daimler. Situados antepenúltimos, los alemanes no cuentan con una oferta como para lograr un volumen importante al estar su de momento único modelo eléctrico situado en un segmento bastante alto. Podrían los híbridos enchufables ser una alternativa, sobre todo con el elevado nivel mostrado por sus últimos lanzamientos que se colocan entre los enchufables con más autonomía del mercado. Pero la baja capacidad de producción ha llegado a provocar la paralización temporal de los pedidos de modelos como el Clase A por no poder cumplir con el ritmo de ventas.

Pero sin duda el más perjudicado de todos será el grupo Jaguar-Land Rover. Estos se colocaban en septiembre a 13 g/km (10%) de los objetivos. Y eso justo cuando han tenido que parar temporalmente la producción del Range Rover Evoque y Land Rover Discovery PHEV por un problema con las homologaciones. Algo que sin duda no ha ayudado en nada a un grupo que se enfrenta a una importante sanción por parte de Bruselas.

Tampoco ha aportado demasiado un i-Pace, de momento el único coche eléctrico del grupo, que en 2020 apenas ha logrado entregar en Europa 7.106 unidades entre enero y octubre.

Una situación que debería ser un aviso a navegantes, sobre todo si tenemos en cuenta que la presión para la reducción de emisiones no solo no se rebajará, sino que irá en aumento en los próximos años.

Relacionadas | Los coches eléctricos alcanzarán una cuota de ventas en Europa del 10% en 2020, y del 15% en 2021

Fuente | Twitter

Compártelo: