¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla vuelve a subir los precios de los Supercargadores en Europa

Todavía no ha empezado el otoño-invierno que promete ser de lo más duro en cuanto a costes energéticos, y algunas redes están empezado a subir sus tarifas de carga. Si hace unos días veíamos como Allego se acercaba al euro el kWh, ahora es Tesla la que ha vuelto a subir sus tarifas en Europa.

En la jornada de hoy están comenzando a llegar emails avisando de una subida de las tarifas debido según el correo, al incremento de los precios de la energía. Un cambio que en el caso de España ha supuesto un incremento de casi el 20% respecto a los precios vigentes hasta hoy.

De esa forma, esta misma mañana ante los rumores de subidas hemos mirado los precios de los Supercargadores en España, que estaban en 46 céntimos de euro el kWh antes de impuestos. Son 56 céntimos de euro el kWh. Ahora, si echamos un vistazo al mapa de Tesla vemos que las estaciones en España tienen un coste de entre 53 y 55 céntimos el kWh según localización.

Esto en España. En otros lugares la cosa está peor y por ejemplo en Alemania vemos que el coste es ya de 0.70 euros el kWh. En Francia también están bastante por encima de España, con un coste de 67 céntimos de euro el kWh. Casi la misma cifra que Italia, donde se colocan en los 66 céntimos de euro.

 

Precios para otras marcas en los Supercargadores de Tesla

Tarifas para clientes no de Tesla en estaciones abiertas a otras marcas

Y esto, cifras para los clientes de Tesla. En caso de no ser cliente de uno de los modelos del fabricante americano, o no tener un plan de suscripción, las cifras son incluso más elevadas.

Esto quiere decir que un cliente que pare a recargar su batería en una de las estaciones de Tesla abierta a otras marcas, y no tenga un Tesla, tendrá que enfrentarse en España a un coste de 71 céntimos el kWh.

Una situación que posiblemente empeore con la llegada del invierno y el mayor uso del gas en la producción eléctrica, que hará que los precios sigan subiendo. Un duro recordatorio de la urgentísima necesidad de invertir en energías renovables y almacenamiento que el pasado sábado nos mostraron en España como el coste mayorista puede derrumbarse si no entra el gas en el mix.

Eso, o afrontar de una vez el cambio en el modelo de fijación de precios que supone una estafa constante y un quebranto al bolsillo y competitividad de los europeos.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame