¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Estados Unidos ha descubierto una fuente de litio sorprendente. Y no es pequeña, puede cubrir el 40 % de sus necesidades

El laboratorio NETL, dependiente del Departamento de Energía de Estados Unidos, ha descubierto una importante fuente de litio en la Formación Marcellus de los Apalaches, en el estado de Pensilvania. Esta alberga plantas de producción de gas y petróleo mediante fracturación hidráulica.

El National Energy Technology Laboratory (NETL) estadounidense ha confirmado oficialmente el hallazgo de una importante, y nada despreciable, fuente de litio.

Este metal es altamente apreciado por su relevancia en los mercados de productos de consumo dependientes de baterías. Es el caso de los teléfonos móviles, los ordenadores portátiles, las cámaras digitales y, como no, los coches eléctricos.

Litio en las aguas residuales de Pensilvania

En concreto, el NETL ha encontrado importantes reservas de litio en el agua producida durante los procesos de fracturación hidráulica de petróleo y gas en los Apalaches, una formación montañosa situada en Pensilvania.

Según el estudio, las aguas residuales generadas durante el proceso en la formación Marcellus, más conocida como Marcellus Shale, contienen elevadas cantidades de litio. Tanto, que podrían incluso cubrir hasta el 40 % del consumo de este metal en Estados Unidos, que actualmente se estima en unas 3.000 toneladas métricas anuales.

Litio geotérmico renovable
Contar con fuentes propias de suministro de litio es una gran ventaja para aquellos países que las disfrutan.

Justin Mackey, el investigador principal del proyecto, ha declarado que «el auge de la perforación en los Apalaches creó grandes volúmenes de agua producida que se considera un desperdicio. Descubrimos que este fluido está significativamente enriquecido con litio en comparación con el agua producida a partir de otras formaciones de esquisto».

El Marcellus Shale presenta estratos de cenizas volcánicas donde el litio se ha separado de los fluidos volcánicos. Y los estudios del NETL indican que los posibles rendimientos de litio y las tasas de recuperación varían entre las áreas del noreste y suroeste de Pensilvania.

Litio suficiente para compensar los costes y generar beneficios

El informe de NETL ha sido coescrito por Justin Mackey, Daniel J. Bain, Greg Lackey, James Gardiner, Djuna Gulliver y Barbara Kutchko. Y este indica que, actualmente, el 95 % del agua producida que se genera se reinyecta durante las operaciones de fracturación hidráulica en curso.

«Por lo general, el agua producida se transporta a través de una red de tuberías a una instalación central donde se trata mínimamente para eliminar los sólidos antes de volver a inyectarla en otros pozos», explica Kutchko, del equipo de bioquímica y agua de NETL.

«En última instancia, nuestros resultados muestran que los rendimientos masivos de litio del agua producida por Marcellus son sustanciales y podrían compensar los costes asociados de infraestructura y eliminación, al tiempo que proporcionan una fuente nacional significativa de litio».

El Servicio Geológico de Estados Unidos estima que hay una gran reserva de gas en el Marcellus Shale, concretamente unos 2,8 billones de metros cúbicos con una vida útil potencial de varias décadas.

Por su parte, el NETL analizó datos de pozos (un total de 515) para prever la producción de litio en una región centro-norte de Pensilvania, poco desarrollada, que destaca por sus concentraciones de litio.

Fuente | NETL

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame