¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Asistimos a la presentación del Alpine A290, el hermano deportivo del Renault 5 eléctrico

Alpine, la marca deportiva del Grupo Renault, entra en un nuevo capítulo de su historia. Hasta ahora, su gama estaba formada por un único vehículo, el biplaza A110; sin embargo, en los próximos años conformará una alineación de siete modelos 100% eléctricos en la que tendrán cabida deportivos, hatchbacks y, como no podía ser de otra forma, crossovers.

La firma normanda aspira a convertirse en un fabricante premium con presencia mundial; de hecho, actualmente se encuentra ultimando los detalles para su desembarco en Estados Unidos. Alpine competirá indistintamente con MINI, CUPRA y Porsche con una oferta compuesta exclusivamente por automóviles eléctricos de corte prestacional.

El encargado de inaugurar esta nueva era ha sido el A290, un pequeño hot hatch derivado del Renault 5 E-TECH. Se trata del heredero espiritual de los R5 Copa y Copa Turbo (conocidos en Francia como R5 Alpine y Alpine Turbo), así como del Supercinco GT Turbo, tres de los utilitarios «picantes» más legendarios de los años 70 y 80 del siglo pasado.

FCE ha tenido la oportunidad de asistir a la presentación estática del recién nacido, que promete ponerle las cosas muy difíciles a los Lancia Ypsilon HF y MINI Cooper SE, que están llamados a convertirse en sus principales rivales en el segmento B. Por planteamiento también competirá contra el más pequeño Abarth 500e, que se encuadra en el segmento A.

Alpine A290

El Alpine A290 rinde homenaje al mítico Renault 5 Turbo

El Alpine A290 se asienta sobre la plataforma AmpR Small. Es 6 cm más ancho que el R5, llegando a los 1.82 metros; además, también aumentan su longitud (3.99 metros) y altura (1.52 metros) debido al uso de unos paragolpes más voluminosos y de unas llantas de 19 pulgadas en lugar de las de 18 pulgadas utilizadas por su hermano.

Lo primero que llama la atención del A290 son sus faros suplementarios cuadrados con una firma lumínica en forma de X, los cuales homenajean al R5 Turbo de rallies. La doble óptica también le aporta la mirada típica de Alpine. La toma de aire delantera se inspira en la forma de un copo de nieve; por otro lado, en los extremos del paragolpes se sitúan unas air curtains que mejoran el flujo aerodinámico.

Alpine A290

La puerta trasera imita las tomas de aire del antes mencionado R5 Turbo, conocido entre los aficionados como «culo gordo» por su anchura de vías trasera. En lugar de montar un alerón trasero sobredimensionado, Alpine ha integrado una discreta «cola de pato» en el portón para complementar al difusor. Hay dos diseños de llanta inspirados respectivamente en el clásico A310 y, de nuevo, en un copo de nieve.

El salpicadero es el mismo que podemos encontrar en el R5, pero se han introducido numerosos cambios para diferenciarlos entre sí. El volante deportivo de tres radios revestido en tejido Nappa integra varios botones específicos: RCH (Recharge, para regular el nivel de retención de la frenada regenerativa), OV (Overtake, para extraer las máximas prestaciones durante 10 segundos; eso sí, después debe recargar 30 segundos) y el selector de modos de conducción.

Alpine A290

Alpine A290: hasta 380 km de autonomía

La consola central sobreelevada recuerda a la del A110. En consecuencia, la palanca selectora de marchas desaparece de la columna de dirección, siendo sustituida por tres botones (R-N-D). Los asientos disponen de refuerzos laterales para ofrecer una mayor sujeción. El habitáculo está homologado para cinco pasajeros, mientras que el maletero cubica 326 litros.

El sistema de infoentretenimiento Alpine Portal se basa en Android Automotive y está asociado a dos pantallas (instrumentación digital de 10.25 pulgadas y panel táctil de 10.1 pulgadas). El asistente vocal no incluye ChatGPT, una tecnología que sí está presente en el R5. De acuerdo con los técnicos de Alpine, no se trata de algo que sus clientes vayan a demandar.

Alpine A290

Por supuesto, es compatible con actualizaciones OTA (Over-the-air) e incluye servicios como Google Maps con planificador inteligente de rutas o Google Assistant, además de muchas otras apps disponibles en la Play Store. La función Alpine Telemetrics da acceso a tres servicios: Live Data (datos de conducción), Coaching (recomendaciones para mejorar nuestro pilotaje) y Challenges (una serie de desafíos de enfoque similar a un videojuego basados en tres temas: agilidad, potencia y resistencia).

El vehículo estará disponible con dos niveles de potencia: 180 CV (130 kW) y 220 CV (160 kW). Dependiendo de la mecánica elegida, completará el 0-100 km/h en 7.4 o 6.4 segundos, con una velocidad punta de 160 y 170 km/h respectivamente. Alpine señala que la entrega de potencia será progresiva y dosificable, en contraste con la brusquedad de otros coches eléctricos, para mejorar la experiencia de conducción.

Alpine A290

La gama del Alpine A290 estará formada por cuatro versiones

En todos los casos montará una batería de 52 kWh de capacidad, lo que debería proporcionarle una autonomía de unos 380 km WLTP. En cuanto a la carga, se anuncia un pico de 11 kW en corriente alterna y de 100 kW en corriente continua, pudiendo pasar del 15 al 80% en aproximadamente 30 minutos. Los frenos delanteros serán unos Brembo monobloque de 4 pistones tomados del A110; además, también habría que destacar la suspensión con topes hidráulicos, el eje trasero multibrazo y las barras estabilizadoras específicas.

El A290 pesará 1.479 kg, una cifra relativamente contenida para un coche eléctrico. Habrá cuatro modos de conducción (Save, Normal, Sport y Perso). Dado que el par del motor eléctrico será bastante elevado (285 y 300 Nm según versión), el A290 equipará un sistema denominado Alpine Torque Technology capaz de optimizar la entrega de par y el funcionamiento de los frenos para maximizar la motricidad. Tampoco faltará una función Launch Control.

Alpine A290

Entre el equipamiento de serie en toda la gama se encuentran la bomba de calor, los faros full LED, el control de crucero adaptativo con Stop & Go, los asientos calefactables, los sensores de aparcamiento (delanteros y traseros) y la cámara de marcha atrás. Tampoco podemos dejar de mencionar la carga bidireccional V2L (Vehicle to Load) y V2G (Vehicle to Grid).

La oferta estará formada por cuatro niveles de acabado: GT, GT Premium, GT Performance y GTS. El primero contará con el motor de 180 CV, mientras que los dos siguientes serán complementarios: el Premium añadirá un toque más lujoso y refinado (techo negro, sistema de audio Devialet, volante calefactable, cargador inalámbrico para smartphones…) y el Performance será más deportivo (incluirá el propulsor de 220 CV, neumáticos Michelin Pilot Sport 5, pinzas de freno rojas…).

Alpine A290

El buque insignia GTS será una combinación de los dos anteriores. Inicialmente también se comercializará una edición especial de lanzamiento Première Édition limitada a 1.955 unidades, año de nacimiento de la marca. Podrá configurarse con tres decoraciones: Beta (inspirada en el prototipo A290_β de 2023), La Bleue y La Grise. Aunque todavía no se han anunciado precios, Alpine nos ha confirmado que sus tarifas arrancarán de unos 38.000 euros antes de ayudas.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame