¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Alemania confirma el fracaso del sistema de catenarias para camiones eléctricos en autopistas

La búsqueda de alternativas para el transporte pesado con camiones eléctricos llevó a diferentes empresas e instituciones a desarrollar sistemas como los pantógrafos sobre las autopistas para camiones eléctricos. Con esto en la mente en 2019 se ponía en marcha en Alemania la primera ruta. Una solución diferente que permite cargar los camiones mientras circulan por una autovía, y de esa forma pueden ampliar su autonomía. Ahora casi cinco años después los responsables del proyecto han hecho un primer balance.

Denominado proyecto eHighway, este ha sido uno de los más ambiciosos que existen en Europa centrado en la movilidad eléctrica de los camiones de transporte. Pero sus resultados no han sido los esperados, y la retirada de las financiación pública a finales de este año supondrá su finalización.

Está previsto que las pruebas den por finalizadas el próximo 31 de diciembre. A continuación, los camiones se devolverán al fabricante, Scania, y se desmontarán los pantógrafos situados a lo largo de la carretera.

Varias son las voces que han pedido su mantenimiento. Por ejemplo, el Secretario de Transporte de Schleswig-Holstein, Tobias von der Heide (CDU), pidió que se continuara con el proyecto que sirve como ejemplo de un modelo de descarbonización del transporte pesado. «El desmantelamiento de la infraestructura sería objetivamente injustificable y supondría un riesgo para la gestión tecnológica desarrollada hasta ahora«.

Sin embargo, existen muchas dudas sobre la viabilidad económica, afirmó el director general de la asociación de contribuyentes de Schleswig-Holstein, Rainer Kersten. «De lo contrario, en vista de los flujos de transporte en toda Europa, gran parte de la red de autopistas europeas tendría que estar dotada de líneas aéreas«.

La ruta de prueba de cinco kilómetros de longitud entre Reinfeld, en el distrito de Stormarn, y Lübeck existe desde hace aproximadamente cuatro años y medio. Actualmente lo utilizan cinco vehículos de la compañía naviera Bode en Reinfeld, así como un camión totalmente eléctrico de 29 toneladas, y ha tenido un coste para las arcas del estado de 14,6 millones de euros.

El proyecto en Schleswig-Holstein es una de las tres rutas de prueba para camiones híbridos. Durante la marcha, el motor eléctrico recibe electricidad y las baterías se cargan a través de tomas aéreas. Esto significa que los camiones también pueden funcionar con batería fuera de la red, al mismo tiempo que cuentan con un sistema de combustión de respaldo.

«El objetivo de la prueba era, entre otras cosas, comprobar si la carga dinámica de camiones pesados ​​funciona en condiciones reales de funcionamiento y si la tecnología cumple con los requisitos de las operaciones logísticas modernas«, afirmó el portavoz del ministerio. Una vez que esto haya sucedido, la prueba de campo finalizará.

Una idea sobre el papel buena, pero que se convierte en casi imposible de escalar por los elevados costes económicos, y el impacto visual, de extender una red de catenarias por toda Europa. Algo que se suma al incremento de las autonomías de los camiones 100% eléctricos, con modelos con 500 km de autonomía real a plena carga, y potencias de carga ultrarrápida que ya superan el MW.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame