¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Un estudio desvela que los coches eléctricos chinos están a la altura de los europeos en calidad y software

La evolución de los grupos automovilísticos chinos está siendo impresionante, y así lo atestigua tanto su crecimiento en ventas, como también diferentes estudios que lo ponen sobre la mesa. Es el caso de un informe realizado por la consultoría MHP, los coches eléctricos chinos han mejorado significativamente a nivel de calidad y software en los últimos años, hasta el punto de que ya apenas hay diferencias respecto a los modelos comercializados por los fabricantes occidentales «de toda la vida».

Además, la firma también considera que los fabricantes estadounidenses Lucid, Rivian y Tesla se encuentran por delante de las marcas europeas en lo que respecta al nivel de desarrollo de su tecnología eléctrica. El informe dibuja un panorama de alto riesgo para la industria del viejo continente, que se está quedando rezagada frente a sus competidores.

Según el Director General de MHP, Augustin Friedel.«La calidad de los coches importados de China ya no es comparable a la de hace 10 o 15 años. Los nuevos modelos que ahora se importan a Europa ya no se diferencian de lo que estamos acostumbrados de Volkswagen o Stellantis en términos de calidad de producción y apariencia de materiales. No creo que haya mucho que ganar a largo plazo»

«La diferenciación se producirá definitivamente a través del software. Y no se limita al software del vehículo. Después, también será una cuestión de qué tan bien se integra el automóvil en otros ecosistemas; por ejemplo, ¿qué tan bien funciona la integración del ecosistema digital de un smartphone, existen servicios de streaming o el automóvil ofrece carga inteligente?»

Lucid, NIO, Rivian o XPeng aventajan a los grupos tradicionales en términos de software

MHP estima que los grupos chinos líderes le sacan una ventaja de 2-3 años a sus rivales europeos en términos de software. Sin embargo, como ocurre con las firmas estadounidenses, el nivel no es homogéneo, pues las startups más jóvenes cuentan con cierta ventaja en este apartado frente a los fabricantes de mayor envergadura, que al igual que los de Europa y Norteamérica, no se caracterizan por su agilidad.

«Los nuevos participantes como NIO y XPeng, que se definen a sí mismos a través del software, siguen siendo una pequeña parte del mercado chino. Por lo tanto, en China hay muchas marcas que aún no están muy avanzadas en términos de software. Hoy en día sigue siendo un grupo pequeño, no todos están por delante de nosotros, pero existe el riesgo de que sean precisamente estos los que crezcan más rápidamente y ganen cuota de mercado».

La ventaja en costes

XPeng G6

Si bien los coches eléctricos chinos todavía son minoría en las carreteras europeas o estadounidenses, están cada vez más presentes. Más de la mitad de los encuestados en EE. UU., Alemania, Reino Unido y Francia conocen al menos una marca china, incluidas BYD, Leapmotor y NIO. En general, los encuestados dicen que considerarían un eléctrico chino si tuviera un precio un 20% más bajo que un modelo similar occidental.

Los coches eléctricos se venden en China con un precio medio de 34.400 dólares, lo que es considerablemente menos que el precio medio en Estados Unidos, 55.242 dólares. Muchos factores impulsan esta disparidad. Los fabricantes chinos tienen una notable ventaja en costes debido a cargas laborales más bajas, mayor escala de producción, producción más vertical, así como los subsidios gubernamentales.

Cuando se trata de mantener esta ventaja, existen algunos factores que escapan al control de China. Por ejemplo, hoy los vehículos fabricados en el gigante asiático se enfrentan unos aranceles cada vez más elevados, tanto en Europa como en Estados Unidos.

Sin embargo, China ha demostrado tener un músculo financiero y tecnológico enorme capaz de enfrentarse a las barreras comerciales, siendo ya el mayor exportador de coches del mundo en 2023. Un triunfo que ahora quieren replicar con los coches eléctricos y van camino de lograrlo.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame