California quiere erradicar los coches de combustión. ¿Lo logrará?

Hace algunas semanas compartíamos un resumen de las principales ciudades europeas que han puesto, o están poniendo, en marcha planes para “expulsar” a los coches de combustión de los centros urbanos. Del otro lado del Atlántico, California lo está valorando seriamente, pero… ¿lo lograrán? Veamos más detalles de este plan.

Ya de entrada, hay una cifra escalofriante, más de 25 millones de vehículos recorren las calles, carreteras y autovías del estado de California, sin duda una región que ama conducir. Además, solo una pequeña porción de ese parque está compuesta por coches eléctricos, híbridos enchufables y puros.

¿Estamos realmente ante el fin de los coches convencionales?

Es obvio que el reto es enorme, sobre todo para los líderes estatales que quieren seguir luchando contra los efectos del cambio climático. En este sentido, algunos gobernantes locales han pensado en una medida radical para revertir la situación y pasa por prohibir directamente la venta de coches diésel y gasolina.

El Gobernador, Jerry Brown, se ha puesto manos a la obra a partir del anuncio de China de restringir el uso de coches con motor de combustión. Afirma que han pensado en muchas opciones, incluida la de la prohibición de las ventas, pero son conscientes que para poner en marcha una medida así, se requieren otras acciones.

Brown confirma que un paso previo es dar mayor impulso al coche eléctrico, recordemos que California es uno de los estados que brinda más apoyo a la movilidad eléctrica, con ayudas directas a la compra. Quieren reducir la dependencia de combustibles fósiles lo que a su vez contribuirá a tener una mejor calidad del aire.

Pero hacer este cambio requerirá un esfuerzo mucho mayor, teniendo en cuenta que las ventas de coches eléctricos durante la primera mitad del 2017 representó un 5%, esto a pesar de ayudas. Las principales “barreras” para los usuarios son más que conocidas, autonomía de los modelos ofertados y disponibilidad de red de recarga.

Otros legisladores ponen plazo a este tipo de medidas, el 2040 es el año propuesto por un congresista para dar inicio a la prohibición de venta de coches de combustión. La intención es que vaya de la mano con un incremento en las ventas de coches cero emisiones. Esta medida se considera necesaria para cumplir objetivo de emisiones.

El estado de California debe reducir en un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, el transporte representa un 37% de las emisiones totales. La situación es crítica y por ello los gobernantes coinciden en que las medidas deben ser agresivas para que los 334.000 vehículos cero emisiones se multipliquen en los próximos años.

Ahora bien, hemos visto la situación y las iniciativas para revertirlas, pero, ¿realmente lo lograrán? Según los expertos en la materia es algo que depende de muchos factores, lo primero, la evolución de la tecnología en términos de reducción de costes de baterías y cómo el mercado responderá ante vehículos cero emisiones cada vez más ‘baratos’.

El otro aspecto clave es el de los puntos de recarga, actualmente hay 14.000, y es el principal obstáculo para muchos conductores que deben recorrer distancias medias y largas en sus trayectos casa-trabajo-casa, de allí que muchos opten por motores de combustión. Y esto se limita a los eléctricos puros, las estaciones de hidrógeno, por ejemplo, son una mera anécdota.

En este sentido, “erradicar” los coches más contaminantes requerirá dinero, y mucho, las ayudas a la compra y ciertas exenciones deben mantenerse e incluso ampliarse para atraer a los clientes potenciales, esto deberá ir de la mano de una gran ampliación de la red de recarga para facilitar el uso tras la compra. Algunos lo cifran en 3 billones de dólares de aquí a 2030.

Los expertos también coinciden en que, para facilitar la transición, los coches eléctricos deben ser más variados y baratos, es decir, la oferta debe ser tan diversa como las tipologías de clientes. Lo ideal es contar con compactos, monovolúmenes, furgonetas, motocicletas e incluso camiones, algunos fabricantes ya están en ello.

Ya se están produciendo cambios en este sentido, con una gama de precios más amplia y con un precio de entrada más bajo. Pero los expertos sentencian que los coches eléctricos deben competir con los de combustión en términos de precio, aunque admiten que esto puede producirse -sobre todo- en el segmento de los compactos.

Pero mientras llega ese momento, las autoridades seguramente pongan en marcha medidas para ir generando conciencia sobre la necesidad de cambiar a una movilidad más eficiente, prohibición de circulación de vehículos más contaminantes (o cobro de impuestos adicionales). Zonas de la ciudad con acceso exclusivo a cero emisiones, etc.

Y aunque suene a cliché, el hecho de que las principales ciudades del mundo cumplan con objetivos de este tipo depende de todas las partes, las autoridades deben favorecer la adquisición mediante ayudas y poniendo a disposición redes de recarga, los fabricantes deben ofrecer productos cada vez más asequibles y con mayor autonomía y los usuarios deberán dar el paso hacia una movilidad más eficientes.

¿Qué pensáis? ¿Lo lograrán las grandes ciudades?

Relacionados

Vía | Scientific American



Energias renovables

11 Comment responses

  1. Avatar
    November 19, 2017

    Con lo fácil que es copiar un modelo YA exitoso:

    NORUEGA

    Reply

  2. Avatar
    November 19, 2017

    O china ,que obliga a un cupo de electricos

    Reply

  3. Avatar
    November 19, 2017

    +1000000

    Reply

  4. Avatar
    November 19, 2017

    Y China va camino también de ser un modelo, para que no digan que es que Noruega es muy pequeña y por eso es más fácil.

    Reply

  5. Avatar
    November 19, 2017

    Es pronto aún, pero ya se va vislumbrando el finsl. Hay q reducir precio, aumentar autonomía (y variedad) y desplegar cargadores. Cuando las 3 se equilibren será momento de prohibir combustión de una vez por todas.

    Reply

  6. Avatar
    November 19, 2017

    También creo que las medidas a nivel municipal son tan importantes o más que a nivel estatal. Las grandes ciudades pueden tomar muchísimas medidaa, y muchas ya lo están haciendo.El día que en todas las grandes ciudades haya bastantes cargadores y se prohiba circular con coche de combustión…vualá, problema resuelto. Habrá que hacerlo poco pero se hará en muchas ciudades, seguro.

    Reply

  7. Avatar
    November 19, 2017

    Quería decir “hacerlo poco a poco”

    Reply

  8. Avatar
    November 19, 2017

    Claro, qué fácil, sólo tienes que aumentar la renta per capita al doble.

    Reply

  9. Avatar
    November 19, 2017

    En París ya lo han hecho. Para 2024 el diesel y 2030 gasolina. Los que somos pobres iremos en bus o metro, o usaremos el car sharing, no se acaba el mundo, y habrá un aire limpio en plena ciudad que no me lo podré ni creer.

    Reply

  10. Avatar
  11. Avatar
    November 20, 2017

    ¿Qué está pasando ahora mismo en Valencia? Niveles alarmantes de polución. El índice de calidad del aire está en un valor de 152 muy superior a los 104 de Madrid.

    Reply

Leave a comment