Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
El nuevo coche de James Bond será un coche eléctrico | forococheselectricos

El nuevo coche de James Bond será un coche eléctrico


Uno de los principales retos a superar del coche eléctrico además de su precio, autonomía o tiempos de recarga, es la imagen que muchos usuarios tienen de estos vehículos a los que todavía asocian con vehículos lentos y aburridos. Algo que la nueva película de James Bond tratará de ayudar a resolver en una parte.

Y es que la productora del nuevo episodio del detective británico tendrá como uno de sus protagonistas a un Aston Martin eléctrico. Un modelo que será conducido por el actor Daniel Craig y que se convertirá en uno de los primeros coches eléctricos que aparecen en una película de Bond, después del pequeño paso del prototipo del Jaguar C-X75 que apareció en 2015 en Spectre.

Ahora el Aston Martin Rapid-e será el primer eléctrico en convertirse el coche oficial del espía británico. Algo que sin duda le dará una buena cuota de publicidad tanto a este, como al resto del sector. Un modelo que llegará al mercado el próximo año y que tendrá un precio de 280.000 euros.

A cambio James Bond y los interesados en comprar una de las pocas unidades que se fabricarán (155 unidades) tendrán a su disposición además de unos acabados de lujo y máxima calidad, un coche muy rápido gracias a sus 610 CV de potencia y 950 Nm de par, que le propulsan hasta los 100 km/h en menos de 4 segundos. La velocidad punta por su parte será de 250 km/h. Un modelo que cuenta con una batería que en el primer prototipo llegaba a apenas 65 kWh, que le proporcionan 320 km de autonomía WLTP, aunque los rumores indican que en su versión final contará con un pack de mayor capacidad.

Por suerte el Rapid-e contará con un sistema de 800V, que le permitirá acceder a recargas ultra rápidas de hasta 350 kW, que sobre el papel le permitirán recuperar su carga en menos de 15 minutos.

Un movimiento que llega más de 50 años después de que el primer James Bond seleccionase un Aston Martin para sus persecuciones, y que según la productora ha sido una decisión impuesta por el director, Joji Fukunaga, que se ha declarado un defensor del medio ambiente y que es un gran fan de los coches eléctricos. Algo que nos indica que muy posiblemente veamos otros eléctricos en la película.

Una nueva versión que llegará en un momento clave para el sector, 2020, cuando coincidirán múltiples lanzamientos de diferentes fabricantes, y que como vemos se verán respaldados por el empujón mediático de esta película.

Relacionadas | Primer vídeo del Aston Martin RapideE. La berlina eléctrica de 610 CV que llegará en 2020

Compártelo:

9 comentarios en “El nuevo coche de James Bond será un coche eléctrico”

  1. Esto si va ha hacer que el coche eléctrico, sea quitado de la cabeza como carrito de golf y pasar a ser un objeto de deseo por muchos, visto como algo exclusivo y único.
    Lo que me pregunto es, si la gente compradora de este tipo de coches deportivos, generaran el efecto ola, y pedirán a las otras marcar como Ferrari, Lamborghini, etc que hagan sus eléctricos… Porque si no se lo piden sus clientes no lo van a hacer nunca…

    Animo para Aston Martin y espero que en la película no lo saquen como algo de mala calidad y peor que uno de combustión, sino todo lo contrario

    Responder
    • Hombre, si el director es fan del medio ambiente y de los coches eléctricos, dudo que lo saquen como algo «malo», más bien será todo lo contrario. Igual lo usa para entrar o escapar sigilosamente de algún sitio 🙂

      Lo de que otras marcas como Ferrari y Lamborghini fabriquen eléctricos, la verdad que no me preocupa tanto, son coches de nicho, con ventas muy reducidas, y que en definitva tampoco tienen mucha repercusión sobre el medio ambiente. Soy más de la opinión que estos fabricantes pasarán a eléctricos por si mismos, cuando otros deportivos como Nio, Roadster, Rimac, etc. les hagan quedar en ridículo en pruebas de aceleración y tiempos en circuitos como Nurburgring, perderán ese Halo de coches tecnológicos, deportivos y rápidos, y no les quedará mas remedio que pasarse a lo eléctrico si quieren mantener su estatus.

      Responder
  2. Considerando que las películas de James Bond a través de los patrocinios ya no solo cubren sino que superan el propio presupuesto del film, pongo muy en tela de juicio que el director sea quien para imponer nada, salvo que expresamente el patrocinador esté por la labor.
    No obstante en las películas modernas del 007 el último coche protagonista por si mismo fue el BMW 750, y no recuerdo que desde entonces hayan sido los vehículos más que mero acto de presencia. ¿Os imaginais el juego que le daría al agente británico un Tesla con capacidad de conducción autónoma total ayudándole en sus encontronazos? En este sentido pena que Tesla no gaste publicidad, aunque desde luego me parece que mejor dedicar el dinero a investigación.

    Responder

Deja un comentario