Goldman Sachs estima que Tesla puede ingresar hasta 25.000 millones abriendo su red de Supercargadores a otras marcas

Esta semana hemos visto como el propio Elon Musk anticipaba la apertura de su red de Supercargadores a otras marcas. Una posibilidad largamente esperada que ahora el banco de inversiones Goldman Sachs ha puesto cifras del impacto económico que tendrá para la marca americana.

El informe profundiza en los diferentes escenarios que podrían permitir a Tesla rentabilizar su enorme inversión, y lograr fondos para continuar y acelerar su implantación.

Estos escenarios van desde la posible explotación de la actual red, formara por 2.500 estaciones y 25.000 puntos de carga repartidos por todo el mundo.

Esta red le permitiría ingresar desde 479 millones de dólares al año en un escenario de solo 5 sesiones por día y punto, hasta los 1.437 millones si las sesiones diarias llegan a las 15. Por lo tanto serían una media de unos 1.000 millones anualmente tal como está la red.

Pero esta seguirá creciendo de forma imparable. Según las estimaciones de Goldman Sachs, de llegar a los 500.000 puntos de recarga en todo el mundo, Tesla podría añadir a sus ingresos entre 9.581 millones al año en el escenario más modesto, hasta los 28.744 millones de dólares en el más optimista. 

ingresos estimados tesla supercargadores otras marcas

Una cifra que podemos contextualizar si la comparamos con los 31.500 millones de dólares que facturó Tesla el pasado año, donde logró unos beneficios netos de 721 millones de dólares.

Por supuesto, unas cifras de ingresos totalmente teóricas, ya que es imposible saber a ciencia cierta los números ya que estos dependerán de la expansión de ventas de coches eléctricos a nivel mundial, pero también de factores como las condiciones que tendrán los modelos no Tesla para acceder a esta red. Y es que no será lo mismo ofrecer cargas a los actuales competitivos 0.31 euros el kWh, que hacerlo a 0.5 euros o más el kWh. Momento en el que los conductores podrán tomar otras alternativas.

Lo importante es que estos números ponen sobre la mesa no sólo la importancia de la red de cargadores rápidos de Tesla para el presente de la marca, sino también para un futuro donde los ingresos se diversificarán más allá de la venta de vehículos, abarcando las energías renovables, las baterías, pero también el software y la recarga pública.

Una estrategia que explica movimientos como la actualización de la red de Supercargadores a potencias de 300 kW, que permitirán mejorar la rotación de vehículos y lograr atender a una mayor cantidad de estos por jornada. Algo que como vemos será clave para lograr unos importantes ingresos de su red.

Relacionadas

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame