¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Un Xiaomi SU7 muere después de solo 38 kilómetros y el concesionario no puede repararlo

El Xiaomi SU7 se vende como churros en China, de momento su único mercado. Pero numerosos propietarios han experimentado problemas poco después de recibir sus unidades. Algo habitual en un nuevo fabricante con su primer modelo. Pero no tan habitual es que una unidad recién salida de la tienda se haya parado totalmente después de pocos kilómetros, y que el fallo no pueda ser solucionado en el taller.

El protagonista es una unidad del Xiaomi SU7, cuyo propietario se llevó la desagradable sorpresa del «fallecimiento» de su vehículo después de recorrer apenas 39 kilómetros.

El problema ha sido notificado por el sistema del vehículo mediante un mensaje la pantalla avisando de que el coche estaba a punto de detenerse, indicando al conductor que se detuviera y se comunicara con el centro de servicio en línea de la empresa. Luego apareció un segundo mensaje que indicaba que el sistema de conducción estaba defectuoso y que el automóvil no podía cambiar entre marcha y marcha atrás.

Una vez estacionado en un lado de la carretera, el propietario tuvo que llamar a una grúa para devolver el coche al centro de entrega. 

Después de llevar el coche al concesionario para ser revisarlo, su sorpresa ha sido notable al indicarle los técnicos que no eran capaces de identificar el problema, y que el coche tendría que ser enviado a la fábrica para su análisis y que le devolverían el dinero pagado por el vehículo más los gastos ocasionados.

A pesar de esto, el propietario no quiere ni esta unidad reparada, ni que le devuelvan el dinero, sino que quiere una unidad nueva.

El problema es que el éxito del coche de Xiaomi ha sido enorme, y toda la producción está asignada para los próximos meses, por lo que el cliente si desea volver a tener una unidad, tendrá que realizar un nuevo pedido y ponerse a la cola.

Una historia que ha aflorado algunos problemas del SU7, como mala calidad en algunas zonas de la pintura, dudas sobre la eficacia del sistema de control de tracción, hasta la desactivación del sistema de frenado automático al superar los 135 km/h. Esto último admitido por la marca que ha indicado que lo solucionará con una actualización.

Pero también es una historia positiva para Xiaomi, que ve como un cliente que ha sufrido un problema bastante grave y extremadamente molesto, está dispuesto a repetir y llevarse de nuevo una unidad a casa.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame