¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Toyota continúa desarrollando su pick-up de hidrógeno: la mítica Hilux recibe una pila de combustible

Toyota lleva trabajando en la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno desde 1992. Actualmente, el fabricante japonés es uno de los pocos en contar con un automóvil FCEV (Fuell Cell Electric Vehicles) en su oferta: la berlina Mirai. Por el momento sólo hay otras dos propuestas semejantes en el mercado: el Hyundai Nexo y el recién presentado Honda CR-V e:FCEV.

A pesar de que la industria parece haber llegado al consenso de que los BEV (Battery Electric Vehicles) son la solución ideal para descarbonizar la categoría de los turismos, Toyota se muestra confiada en que el hidrógeno jugará un papel relevante en otros sectores. Uno de sus proyectos más ambiciosos es el de la Hilux con pila de combustible, que acaba de llegar a una nueva fase.

Desde la presentación del prototipo en septiembre de 2023, Toyota ha liderado un consorcio integrado por Ricardo, ETL, D2H Advanced Technologies y Thatcham Research para desarrollar el vehículo con el apoyo financiero del gobierno británico. Toyota Motor Manufacturing UK ya ha fabricado diez unidades de la pick-up con las que está realizando pruebas y demostraciones.

Cinco prototipos se están testando sobre el terreno para evaluar su seguridad, rendimiento, funcionalidad y durabilidad, así como para generar datos de conducción en situaciones reales. Los otros cinco se dedican a demostraciones a clientes y prensa, también de cara a los inminentes Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024.

Toyota Hilux

Toyota desplegará una flota de vehículos con pila de combustible de hidrógeno durante los Juegos Olímpicos de París 2024

La empresa señala que los conocimientos derivados de este proyecto ayudarán a crear una nueva generación de pilas de combustible con ciclos de vida más largos, autonomías superiores y un menor coste. Toyota estima que, para finales de la década, Europa será uno de los principales mercados mundiales para vehículos de hidrógeno.

La Hilux en cuestión dispone de tres depósitos de alta presión de 2.6 kg de capacidad (7.8 kg en total). La pila de combustible de electrolito polímero contiene 330 celdas y se ubica en el vano delantero, mientras que el motor eléctrico de 182 CV (134 kW) y 300 Nm actúa sobre el eje posterior (la camioneta es de tracción trasera). Su autonomía máxima ronda los 600 km.

«En París 2024, Toyota se prepara para demostrar su capacidad de innovación en el desarrollo de soluciones de movilidad propulsadas por hidrógeno […]. Compartimos una aspiración con el Comité organizador de París 2024: reducir el impacto medioambiental de los Juegos en la medida de los posible, mediante una flota de turismos electrificados al 100%», declaraba hace unas semanas Cédric Borremans, responsable de la División Olímpica y Paralímpica de Toyota Motor Europe.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame