¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Por primera vez, un gobierno local chino permite a sus funcionarios comprar coches Tesla. ¿Un mensaje por la paz comercial?

Lejos de responder con represalias o con aranceles de vuelta a los vehículos procedentes desde Europa hacia China (de momento), el gobierno asiático parece seguir con su mensaje de conciliación y de mostrar que son un país más abierto y receptivo a la inversión extranjera.

Solo así se entiende que, en pleno barullo por la implantación de aranceles provisionales contra la importación de coches eléctricos chinos a la Unión Europea, hayamos visto una noticia de este tipo. Y es que por primera vez, se han incluido los coches eléctricos de la marca norteamericana Tesla en la lista de adquisiciones de un gobierno provincial en China.

Concretamente, ha sido el gobierno provincial de Jiangsu, en el este del país, en una noticia que ha sido también confirmada también por la propia marca. Como decíamos, por primera vez un vehículo de Tesla aparece en los listados de un directorio de adquisiciones de estas características.

Solo los Tesla Model Y fabricados en China serán elegibles por los funcionarios de Jiangsu.

Eso sí, hay un ‘pero’, o más bien un condicionante: los vehículos disponibles para su compra por parte de los funcionarios de dicha provincia (para su uso laboral, claro) deben estar fabricados en suelo chino. Es decir, que el Tesla Model Y protagonista y que sale de la Gigafábrica de Tesla en Pekín es el único que se puede adquirir, y no las unidades importadas desde fuera.

Cui Dongshu, secretario general de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China, lanzó un mensaje alto y claro sobre lo que busca el país con iniciativas de este tipo: «Esta medida demuestra que estamos haciendo una elección justa y diversa en lugar de incluir solo marcas chinas de coches eléctricos». Por su parte, el analista Wu Shuocheng afirmó que «hay muchos vehículos eléctricos de nueva energía incluidos en la lista, lo que refleja la ambición del gobierno chino de desarrollar la industria de los vehículos eléctricos de nueva energía.

Aparte del Tesla Model Y, también están en la lista de la provincia de Jiangsu otros modelos puramente eléctricos como el Aito M7 de Huawei, el Galaxi L6 de Geely, el Avatr 11 de Changan/Huawei… así como otros modelos híbridos enchufables.

«Tratamos a los vehículos y a las empresas de todos los países por igual, sin ninguna discriminación, en contraste con algunos países occidentales que han colocado altas barreras para bloquear los productos de otros para proteger sus propias industrias». Un ‘zasca’ de Cui Dongshu en toda regla a Europa y Estados Unidos, protagonistas recientemente al imponer aranceles a la entrada de coches eléctricos procedentes del gigante asiático.

Entran en vigor los aranceles a los coches eléctricos chinos, MG y otras marcas advierten de subidas de precios

En la actualidad, se han vendido más de 1,7 coches Tesla en China desde que la primera unidad llegase hace ya 10 años. La marca norteamericana, que inicialmente recibió fuertes reparos al pensar que sus coches podrían ser utilizados como método de espionaje por parte del gobierno estadounidense, cuenta ya con más de 520 concesionarios en 83 ciudades del país.

Fuente | Global Times

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame