¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

A la venta un sistema de paneles solares plegables para cargar tu coche eléctrico

Hace años que varias iniciativas han perseguido el sueño de fabricar coches eléctricos con paneles solares integrados. Una tecnología que algún día llegará, pero que de momento no ha logrado implantarse. Pero en el mercado ya hay alternativas algo menos estéticas, pero funcionales, para poder cargar nuestro coche eléctrico con energía solar cuando está aparcado, y en cualquier lugar.

Y es que poder cargar tu coche eléctrico con la ayuda del sol es muy tentador. Energía gratis y además aumentando la autonomía mientras estamos aparcados. Ejemplos como el fallido proyecto de Sono Motors, que canceló su proyecto cuando este estaba ya muy avanzado. También cerca de llegar a su objetivo estaba el holandés Lightyear, que incluso llegó a comenzar las entregas de su primer modelo. Pero finalmente se declaró en quiebra.

Todo esto nos indica que fabricar un coche eléctrico solar para el mercado masivo no algo fácil. Existen razones de ingeniería, económicas y de otro tipo por las que los paneles solares no forman parte de la oferta de prácticamente ningún fabricante. Pero la empresa estadounidense GoSun se está preparando para fabricar una alternativa.

Paneles solares plegables

El cargador solar de GoSun se guarda en un cofre situado en el techo del coche. Cuando está cerrado, la placa que cubre el propio cofre ofrece una potencia pico de 200 vatios. Algo suficiente para alimentar los equipos auxiliares y reducir el consumo de la batería de 12V.

Pero, por supuesto, no podremos cargar la batería de tracción, ya que para ello el panel debe estar enchufado al puerto de carga.

Lo mejor llega cuando abrimos este cofre y sacamos los 9 paneles solares que dan forma al sistema, 10 contando el que hemos dicho antes sobre el propio cofre, y que le permiten lograr una potencia pico de 1.2 kW.

La empresa afirma que, en buenas condiciones de sol, el sistema desplegado puede proporcionar una autonomía de hasta unos 45 kilómetros después de 7 horas bajo el sol. Una cifra en condiciones ideales que el propio fabricante indica no se cumple siempre, que según sus pruebas reales puede estar entre los 16 y los 32 km diarios.

GoSun afirma que la unidad tiene un peso total de 32 kg, y se puede instalar en el portaequipajes del techo en 20 minutos. Cerrada, mide 119 x 122 x 13 cm, completamente abierta, 622 cm de largo, y según sus diseñadores, resiste velocidades de hasta 160 km/h cuando esté cerrado y vientos de hasta alrededor de 48 km/h cuando esté completamente extendido (y el coche parado claro).

El cargador también incorpora una pequeña batería de respaldo. Un pack formado por celdas LFP que permite almacenar los excesos cuando no se utilizan, para luego inyectarla a la batería cuando conectamos el sistema.

Cuánto cuesta el cargador solar de GoSun

Llegados a este punto, muchos pensarán que es un conjunto interesante para extender la autonomía con energía limpia y gratuita. Pero para ello hay que hacer un esfuerzo económico, y según la web de GoSun, en la actualidad los interesados pueden realizar una reserva con un coste de 100 dólares, reembolsables, lo que les permitirá colocarse en la lista de espera.

El precio para los primeros compradores es de 2.999 dólares, a lo que habrá que sumar impuestos y gastos de envío para un producto que comenzará su producción en 2025.

Una solución sencilla e ingeniosa, pero que tiene un coste bastante elevado y que además supone comprometer algo la aerodinámica del vehículo, lo que aumenta el consumo del mismo.

Más info | GoSun

Alternativas

En caso de buscar una solución para cargar tu coche eléctrico, tenemos otras opciones más sencillas, y ya disponibles en el mercado. Baterías portátiles a las que podremos añadir paneles solares y que nos ofrecen también respaldo para cargar o alimentar otros vehículos, herramientas o elementos que podamos llevar a nuestras aventuras, como cafeteras, placas de inducción…etc.

Por ejemplo, una batería portátil como la Fossibot F2400, que cuenta con una capacidad de 2 kWh, con 2.400 W de potencia de salida, más dos paneles solares de 200W cada uno, que suman 400W, nos puede salir por menos de 1.500 euros.

Si queremos añadir dos paneles de 400W, para una potencia pico de 800W, entonces el presupuesto sube hasta los 2.000 euros. Una cifra que supone menos potencia respecto al sistema de GoSun, pero con una solución que no compromete la aerodinámica, que podremos usar sin instalación, pero que por lo contrario ocupa espacio en nuestro maletero.

También existe una opción con mayor capacidad, el modelo F3600, que cuenta con una potencia de salida máxima de 3.6 kW y una capacidad de 3.8 kWh. Este modelo cuesta 1.789 euros, solo la batería, y también podemos asociarla a paneles solares de 400W con un coste de 599 euros cada uno. Por lo que una batería, más dos paneles nos saldrá más barato que el sistema de GoSun con un coste de 2.987 euros con impuestos y envío.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame