¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

BYD y CATL compiten por ser los primeros en lanzar la nueva batería que se carga en apenas 10 minutos

La tecnología de electrificación avanza a pasos agigantados. En China, sobre todo, donde el ritmo de crecimiento es imparable desde hace unos años. Más allá de los coches eléctricos en sí, el trabajo que están haciendo las firmas chinas en el apartado de las baterías es igual o más importante si cabe.

CATL y BYD ya son dos fabricantes que te deberían de sonar de sobra. Este último es, además del mayor fabricante de vehículos electrificados enchufables del mundo, el segundo mayor productor de baterías para coches eléctricos, solo por detrás de, precisamente, CATL. Aunque hemos visto que estos dos colosos tienen entre manos alguna colaboración, domo la de las baterías de estado sólido, su rivalidad está empujando al mercado y a la investigación a nuevas cotas.

Ahora, un informe publicado en China por 36kr, plantea un nuevo escenario: tanto BYD como CATL podrían presentar ya este mismo año una batería con tasa de carga 6C. ¿Qué quiere decir? Significa que son baterías que, en la práctica, podrían cumplir seis ciclos de carga completos en una hora, por lo que su recarga completa debería durar apenas 10 minutos, gracias a las mejoras en las químicas de las celdas y el diseño de los sistemas de refrigeración internos de las baterías.

Baterías «Qilin» de CATL

CATL ya ha sorprendido con sus últimas baterías Qilin y Shenxing, con tasas 5C ya reales y existentes en modelos como el Li Mega o el Zeekr 001, que puede pasar del 10 al 80% de su carga en 11 minutos y medio, y recuperar en este tipo 472 kilómetros de autonomía. BYD, por su parte, no cuenta con baterías de tasa 5C y sí 4C, pero está dispuesta a lanzar próximamente su batería Blade 2.0 con una tasa ya incrementada hasta el 6C.

Durante esta segunda mitad de año 2024 deberíamos conocer más detalles (y oficiales) de estas baterías. Tanto en el caso de las baterías Blade de BYD como en la Shenxing de CATL, estamos hablando de una química de litio ferrofosfato (LFP). En el caso de BYD, que se ha mantenido al margen de nuevos lanzamientos de baterías en el último trienio, ya ha colaborado con los fabricantes Li Auto y Zeekr para probar esta nueva Blade de segunda generación, pero aún no hay confirmado ningún lanzamiento concretado.

Cargar un coche eléctrico en el tiempo de repostaje de un coche gasolina. Los chinos se acercan más que nunca

Un problema importante, ¿dónde cargar a tales velocidades?

Para que estas baterías con tasa de carga 6C pueden exprimir todas sus posibilidades, primero se necesita una infraestructura de recarga que lo permita. Y dejando apartado a un lado Europa, que va muy a la zaga en este aspecto, en China también tienen mucho camino por delante. Y es que se estima que, ya solo para conseguir cargar a tasas 4C o 5C, se necesitan potencias de por lo menos 360 kW, cuando los cargadores actuales más habituales en China son los de 120 kW. La potencia de carga máxima de una batería 4C es, por ejemplo, de 480 kW.

Es cierto que Huawei ya ha lanzado su cargador ultrarrápido de 600 kW, mientras que Li Auto quiere instalar para el 2025 hasta 5.000 estaciones de carga compatibles con la carga 5C. Pero la realidad actual es que encontrar cargadores compatibles para poder usar plenamente las capacidades ya no solo de las baterías 6C, sino las anteriores 4C y 5C siguen planteando un reto importante.

Fuente | 36kr

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame