La invasión de los coches eléctricos chinos, cómo frenarla y cómo sacarle partido | forococheselectricos

La invasión de los coches eléctricos chinos, cómo frenarla y cómo sacarle partido


Hace 10 año los fabricantes chinos intentaron su desembarco en Europa de la mano de sus nuevos coches eléctricos. Un intento fallido por culpa de la nefasta calidad de unos vehículos que no lograron convencer al exigente cliente europeo. Pero una década después las marcas del gigante asiático han logrado una evolución sin precedentes, y se preparan para una segunda intentona esta vez si con un producto mucho más interesante. La pregunta es si esto es bueno, malo, y si podremos hacer algo para evitarlo.

Advertisement Advertisement

Uno de los ejemplos de la evolución de los coches eléctricos chinos es la propia BYD, que en 2010 llegaba a nuestro mercado de la mano del E6 y el F3DM. Dos propuestas que no lograron hacerse un hueco por culpa de factores como su baja calidad, elevado precio y falta de una red de distribución y reparaciones sólida. Ahora los chinos cuentan entre sus propuestas con modelos como el Han o el Tang, que a primera vista parecen modelos a la altura de los requisitos en calidad, seguridad y prestaciones de nuestro mercado gracias a autonomías por encima de los 500 km WLTP y precios entre los 40 y 50 mil euros en Europa.

Pero además de por la parte de arriba de la oferta, los chinos ya están comenzando a desplegar su oferta en la zona media, y ultimando la llegada de la baja. Como ejemplo la otrora marca británica MG, con el SUV ZS, que está disponible con un precio ligeramente por encima de los pequeños SEAT eMii y compañía.

El propietario de MG es el grupo SAIC, propiedad del gobierno chino, que este año lanzará otra propuesta en Europa, el E5 EV, que será el primer coche eléctrico familiar que cuenta con una batería 52,5 kWh de capacidad, gracias a la cual es capaz de alcanzar una autonomía de unos 420 km bajo el ciclo de homologación NEDC. El vehículo puede hacer el 0 a 50 km/h en unos 4,8 segundos, alcanzando una velocidad punta de 150 km/h gracias a su motor eléctrico de 114 cv (85 kW) y 255 Nm de par, y se espera que su precio se coloque por debajo de los 30.000 euros.

Comparativa KIA Soul 64 contra MG ZS. ¿Han logrado los chinos alcanzar a los coreanos?

No nos olvidamos de tal vez los modelos más importantes como son los urbanos. Un nicho de mercado donde los fabricantes del gigante asiático han logrado mejorar con más intensidad, y como ejemplo la marca ORA, que ha puesto en marcha dos ofertas, R1 y R2, que se caracterizan por un diseño moderno, un interior más que competente, una batería de 33 kW y unos precios que arrancan por debajo de los 10.000 euros antes de las ayudas públicas.

Incluso añadiendo costes arancelarios y logísticos, el precio se situará muy por debajo de las propuestas de los grupos europeos, como los 23.495 euros del Volkswagen e-Up antes de promociones y ayudas, o los 24.165 euros del Renault Twingo ZE.

La parte positiva

Pero esta inevitable invasión tiene su parte positiva. Y es que los resultados de esconder la cabeza bajo tierra la hemos visto ya en los propios fabricantes chinos que durante décadas han contado con férreos controles de protección para su industria, con el resultado de unos fabricantes económicamente fuertes, pero tecnológicamente muy por detrás de sus rivales occidentales que han entrado en su mercado con mucha fuerza, convirtiéndose en una opción preferida por un tipo de cliente que valoraba lo extranjero como mejor. Unas marcas chinas que no han logrado expandirse fuera de sus fronteras en grandes números si los comparamos con los japoneses o coreanos lastrados precisamente por su baja competitividad.

Uno de los problemas de los fabricantes europeos es precisamente su poco espíritu competitivo, escudado en su dependencia de los motores de combustión interna que todavía son el grueso de sus ingresos. Algo que tiene como consecuencia una inversión en sus programas de coches eléctricos muy bajas, o tardías y con objetivos a medio y largo plazo, con ofertas mejorables y sobre todo extremadamente infladas de precios al calor de las ayudas públicas.

Y no hay nada como una buena competencia para hacer despertar a una industria europea que corre el riesgo no sólo de perder su mercado local de mano de los fabricantes asiáticos, sino también sufrir el mismo destino en China y en Estados Unidos. Una verdadera catástrofe para el potente sector del automóvil que irremediablemente se traduciría en la pérdida de millones de puestos de trabajo.

Una invasión que puede frenarse con una oferta más competitiva, pero también con medidas de reciprocidad con China como el hacer que para acceder a las ayudas estatales el coche deba estar fabricado en Europa. Algo que sin duda sería una herramienta muy potente para reducir el potencial de los coches eléctricos, chinos, pero que de nuevo nos llevaría a un escenario de auto complacencia para los europeos que a la larga podría ser perjudicial.

Relacionadas | Primeras pruebas del ORA R1. Un coche eléctrico de bajo coste que prepara su llegada a Europa


puntos de carga

Compártelo:

23 comentarios en “La invasión de los coches eléctricos chinos, cómo frenarla y cómo sacarle partido”

  1. La libre competencia siempre ha sido sana y además necesaria.

    Que lleguen un buen puñado de eléctricos chinos de todos los segmentos y veremos como «mágicamente» los fabricantes europeos lanzaran electricos Buenos – Bonitos y Baratos en todos los segmentos para competir con los chinos.

    Responder
    • Sí, la teoría es esa, luego en realidad entre las características que no lleguen a los estándares habituales europeos y el marketing, se venderán muy pocos y por lo tanto no serán una competencia real, solo recordar los modelos chinos de combustión que eran anecdóticos cuando lograban pasar las pruebas de colisiones.

      Responder
      • Bueno, vendrán próximamente vehículos europeos fabricados en China como el BMW iX3 entre otros y creo que nadie ponga objeción alguna a ello, más bien muchos creerán que por ser una marca alemana se han llevado toda su maquinaria y alemanes con sueldo alemán a trabajar a China.

        Pues no, serán vehículos chinos fabricados en China con piezas y maquinaria chinas, por mucho logo alemán que lleve en su calandra.

        Así que los vehículos chinos de marca china llegarán y se venderán en Europa como ya lo hacen y como ya ocurrió con los japoneses y posteriormente con los coreanos, siempre y cuando el mundo siga evolucionando como hasta ahora y no nos cambien las reglas de juego…

        Responder
  2. El problema de los chinos es que para vender en Europa tienen que cargar el coche de sistemas para poder homologar. Y por lo tanto ya no se quedan en unos buenos precios.

    Responder
  3. Si Mercedes no hubiera matado al propio hijo SMART y lo hubiera abaratado y mejorado, el R1 y R2 no tendrían ninguna oportunidad.
    Ahora el ORA 2 podría ser el coche del pueblo.
    Salu2

    Responder
    • Correcto, justamente las marcas tienen o han tenido modelos eficientes y baratos pero no han querido seguir con esa filosofía sino modelos deficientes y caros para sacarle mas beneficio. Yo puedo llegar a entender que tiene que sacar beneficio pero no un beneficio de un 200%

      Responder
    • El Smart nunca hubiera competido contra el ORA R1.
      El Smart siempre fue un coche caro, y lo seguirá siendo.
      Como todo producto Mercedes.

      Responder
      • Yo lo único que sé es que Daimler tuvo en sus manos un producto extremadamente eficiente que no le interesaba a sus accionistas por la relación potencia y consumo. Si era un modelo caro, y claramente Daimler no iba a buscar a ser coche del pueblo por eso chocaba un poco la marca Smart con la filosofía de Daimler pero al menos si era caro por lo menos lo ahorras en consumos.

        La comparación con el ORA R1, lo hace mas bien, si Daimler se hubiera puesto las pilas en sacarlo eléctrico mirando la eficiencia como filosofía de la marca Smart (la de sus inicios), hubiera sacado algo alto de precio pero compensado.

        Pero las marcas han tenido un Smart, como GM tuvo a EV1 o el Volt o el Bolt, coches con tecnologías muy buenas pero por presiones de sus accionistas se han desecho de ello. Bueno GM ha aprendido cosas de la tecnología de LG para mejorar los productos que van a llegar, mas bien están colaborando GM y LG para hacer un buen producto.

        Lo que nunca entendí de las marcas, es el consumo, si los consumos que se dicen en el NEDC o WLTP fueran reales, fenomenal, pero al final consumían mas , pero las reservas del petróleo llegan a un tiempo que podrían haber estirado pero justamente por esa campaña y sacar motores con consumos altos pues…. algo no han realizado. Con el tema eléctrico se les pilla como marca europea.

        Responder
        • El SMART noooo era Mercedes . . .el Smart era relojes SWATCH y por su alta calidad nooo era caro . . . .9998 euros el TDI !!! 80 grs.Co2 !!!
          Salu2

          Responder
          • €10.000 el TDI hace 20 años…..
            ¿Cuánto costaba un Ibiza hace 20 años…?
            Que el precio fuera acorde a su calidad, es una discusión distinta.
            El Smart siempre fue un coche caro.
            Y sí, fue el sueño del creador de los SWATCH, pero terminó siendo del grupo Daimel, para bien y para mal….

            Responder
      • Pues ya me dirás la diferencia entre el Smart Forfour y el Renault Twingo??
        Lo vergonzoso es q las marcas aprovechen las ayudas estatales q salen d los impuestos de todos para inflar precios de vehículos más que amortizados como el caso del Twingo, un auténtico despropósito su relación precio/autonomía.
        Deberían requerirse unos mínimos para q un vehículo eléctrico pueda optar a las ayudas y un segmento A a 24.000€ con autonomía ridícula pero amplio margen de beneficio quedar exento de ellas.

        Responder
  4. No hace falta poner medidas tan burdas como el origen de su fabricación , hay formas sibilinas como poner requisitos técnicos a modo de muros tecnológicos

    Responder
    • Todo lo contrario, poner trabas por requisitos técnicos es la forma burda.
      El origen de fabricación es una pauta clara.
      ¿Quieres ayudas de un país Europeo?, que el coche sea fabricado en Europa, y eso va también para las marcas Europeas como BMW.

      Responder
  5. Lo de que las ayudas sean solo para coches producidos en Europa, me parece de cajón.
    No solo por los Chinos, si no también para los fabricantes Europeos tentados en traer sus coches de China, como BMW….
    Porque las ayudas deben ser para la mejora del medio ambiente y la industrialización de Europa.
    No para que una marca pueda repartir dividendos…

    Responder
    • Totalmente correcto.

      Ahora bien, no se bien la leyes si China da una ayuda si el modelo no puede ser mandado a Europa, lo digo porque Tesla podría haber estado enviando lo que produce en China a Europa pero no se ha realizado. Ahora bien, al ser las estatales puede que tengan un reducto a esa importación y no las marcas extranjeras.

      Responder
  6. La estrategia de ORA y de MG me parece mas factible, lo que hace es que conozca el producto por su base y luego ir subiendo peldaños.

    La apuesta de BYD es arriesgada a un segmento alto que incluso es mas exigente, esperemos que le salga bien.

    En tecnología, no dudo de que este mal, mientras BYD le monta el sistema Huawei, en otras marcas si deben evolucionar algo mas eficiente y veremos en poco tiempo como esto lo supera, incluso Huawei podría ser un proveedor de sistemas para Europa.

    Para frenarlo, básicamente los servidores en Europa para el tratamiento de datos y transparencia, pero podemos encontrarnos alguna sorpresa con alguna marca europea

    Responder
    • Se me olvidaba añadir, que los marcas chinas igual que las europeas no miran la eficiencia que si es verdad que algunas marcas han evolucionado , este punto puede ser determinante en la elección de la marca, porque no es lo mismo consumos de 12 que 18 de un modelo del mismo segmento

      Responder
  7. Los chinos han sido ultra-proteccionistas y al no competir con productos extranjeros han vivido en un oasis incomunicado. Ahora el Model 3 de Shanghái es todo un éxito en China barriendo a su competencia y sin embargo si los chinos intentan salir se encuentran que sus productos no están a la altura y si «se acercan» se ponen en precios demasiado parecidos a la competencia.
    Creo que los chinos tienen que tirar hacia los componentes y productos «resultones» de bajo precio montados en fábricas cercanas al punto de venta y con su asistencia.
    Pero en el momento que la industria europea «engrane», los coches de mas precio y tecnología serán mercado de las marcas que sobrevivan a la conversión.

    Responder
  8. Y por que razón se tienen que frenar?. Si llegan coches americanos (Tesla), Corenos (Kia, Hyundai), japoneses (Toyota, Honda…) no veo motivo para que no puedan llegar coches chinos.
    Libertad de mercado, ya.

    Responder
  9. Teniendo en cuenta las cantidades de dinero publico que se gasta en las automovilísticas europeas , ya podian haber invertido algo en desarrollar el coche eléctrico mucho antes y no esperar el 2021 , y aún así están haciendo cuentas para vender la cantidad justa para librarse de las multas. A cambio los chinos van por acapar la mayor cuota de mercado .

    Responder

Deja un comentario