¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El desplome de ventas en Alemania acelera la llegada de los coches eléctricos de bajo coste

El pasado mes de mayo las ventas de coches eléctricos en Alemania se han desplomado un 30%, lo que confirma una tendencia a la baja del principal mercado automovilístico de Europa. Una dinámica que choca con los incrementos de otros países, como Francia, y que junto con la amenaza china, está logrando acelerar los proyectos de coches eléctricos de precio razonable en Europa.

La propia Alemania se había propuesto que para 2030 habría por sus carreteras unos 15 millones de coches eléctricos. Sin embargo, la cancelación anticipada de las ayudas públicas, y la campaña a favor del motor de combustión de los grandes grupos europeos, ha provocado un efecto contrario con la pérdida de velocidad en cuanto a implantación.

Algunos fabricantes han intentado llenar el vacío con descuentos. Pero el principal problema es que los coches eléctricos siguen siendo demasiado caros. Sólo tres modelos cuestan menos de 30.000 euros. Pero esto está cerca de cambiar.

El Citroën ë-C3 es un buen ejemplo. Está previsto que el pequeño SUV eléctrico llegará a los concesionarios en las próximas semanas con un precio desde 22.590 euros. A cambio, el ë-C3 nos ofrece un sistema de propulsión de 113 CV y una autonomía de 320 km WLTP.

Opel también está trabajando en un coche eléctrico por menos de 25.000 euros antes de ayudas, o unos 18.000 euros en España después de aplicarlas. Hablamos del Opel Frontera, que usará la plataforma STLA Smart sobre la que se asienta también el ë-C3. Una propuesta familiar pero de precio razonable, que abrirá sus pedidos este próximo mes de julio.

En 2025-2026, Stellantis lanzará un modelo por debajo de los anteriores en cuanto a precio. De momento son todo especulaciones, pero el diario alemán Bild indica que podría ser una variante low cost del Opel Corsa eléctrico, que tiene previsto recibir un cambio generacional para esas fechas, y que Opel aprovechará para lanzar una versión por debajo de los 20.000 euros.

Volkswagen también está siguiendo un camino similar. Con el concepto ID.2all, la empresa de Wolfsburgo ya ha mostrado cómo podría ser el modelo eléctrico de bajo coste. Este se basa en la nueva plataforma MEB Entry. Un compacto de 4 metros de largo, pero que gracias a su generosa distancia entre ejes de 2.60 metros, ofrecerá un habitáculo muy espacioso y un generoso maletero de 440 litros; es decir, más grande que el de un Golf. Además, también dispondrá de un cofre de 50 litros bajo la segunda fila de asientos.

Si no hay cambios, se ofrecerá con dos packs de baterías: uno de 38 kWh con celdas LFP (litio-ferrofosfato) y otro de 56 kWh con celdas NCM (níquel, cobalto, manganeso) procedentes de la nueva gigafábrica que PowerCo está construyendo en Sagunto (Valencia) y que le proporcionarán una autonomía de unos 450 km WLTP. Un modelo que contará con un precio de unos 25.000 euros, y que debería llegar al mercado en 2025.

Las filiales del grupo, Škoda y Cupra, también se benefician de la plataforma MEB Entry. Los checos están planeando un SUV pequeño, cuyo nombre de proyecto es “Small”, mientras que en Cupra ya han avanzado que trabajan en el Raval. Está previsto que la producción comience en 2025. Al igual que el VW ID.2all, ambos modelos deberían costar menos de 25.000 euros. También es posible que Seat, matriz de Cupra, lance un modelo en la plataforma de acceso MEB en un futuro próximo. Sin embargo, no se espera ningún coche eléctrico por parte de la marca española antes de 2026, tal como explicó el propio presidente de la marca, Wayne Griffiths.

Renault 5 V2G

Renault también tiene dos propuestas en el horno. El primero es el R5 E-Tech Electric. Este modelo llegará a finales de año con una versión algo más cara, desde 31.500 euros, que nos permiten acceder a un modelo atractivo en lo visual, con un cuerpo de casi cuatro metros, un motor de 150 CV, batería de 52 kWh, y una autonomía de 410 km WLTP.

Pero en 2025 veremos la llegada de versiones más económicas, que le permitirán arrancar por debajo de los 25.000 euros en su versión más accesible.

Ese mismo año veremos el desembarco del Renault Twingo. El más pequeño de la gama se colocará en el arco de los 20.000 euros, y supondrá un nuevo paso adelante con una propuesta que espera destacar en cuanto a diseño, tal como lo hizo en su momento el modelo lanzado a principios de los años 90.

Luego queda por ver como evoluciona el Dacia Spring, que es el modelo más económico actualmente, además de conocer las propuestas de bajo coste de los fabricantes chinos, comenzando por la colaboración entre Stellantis y Leapmotor, que como recordamos ya comenzará sus ventas este mismo año con un T03 del que nos falta conocer sus tarifas.

Pero el gran golpe lo puede dar una BYD que cuenta con todos los ingredientes para lanzar un eléctrico de precio asequible, pero bien terminado tanto en el aspecto del diseño, calidad y equipamiento. Un modelo que todo apunta será el Seagull, o Dolphin Mini, que sin duda será una verdadera punta de lanza para los modelos de volumen chinos en Europa.

https://www.tiktok.com/@fce_noticias/video/7339832046476381472

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame